Obstrucción vascular oclusión vascular

Detonic - un medicamento único que ayuda a combatir la hipertensión en todas las etapas de su desarrollo.

Detonic para normalización de presión

El complejo efecto de los componentes vegetales de la droga. Detonic en las paredes de los vasos sanguíneos y el sistema nervioso autónomo contribuyen a una disminución rápida de la presión arterial. Además, este medicamento previene el desarrollo de la aterosclerosis, gracias a los componentes únicos que intervienen en la síntesis de lecitina, un aminoácido que regula el metabolismo del colesterol y evita la formación de placas ateroscleróticas.

Detonic Síndrome de abstinencia y no adictivo, ya que todos los componentes del producto son naturales.

Información detallada sobre Detonic se encuentra en la página del fabricante www.detonicnd.com.

Miembros inferiores

El tipo más común de patología. Más del 50% de los casos identificados de obstrucción vascular ocurren en las arterias poplítea y femoral.

Es necesario tomar medidas inmediatas para el tratamiento terapéutico si se detecta al menos uno de los 5 signos:

  • Dolor extenso y continuo en la extremidad inferior. Al reorganizar las piernas, las sensaciones dolorosas se intensifican muchas veces.
  • En el área de paso de las arterias, no se siente el pulso. Este es un signo de oclusión.
  • El área afectada se caracteriza por piel fría y sin sangre.
  • Sensación de entumecimiento de la pierna, piel de gallina, hormigueo leve son signos de un comienzo de lesión vascular. Después de algún tiempo, se puede observar entumecimiento de la extremidad.
  • Paresia, incapacidad para quitar o levantar una pierna.

Si aparecen estos síntomas, es urgente contactar con un especialista. Con los procesos de oclusión en curso, puede comenzar la necrosis tisular y, posteriormente, la amputación de la extremidad.

Este tipo de patología ocupa el tercer lugar en distribución. La falta de oxígeno en las células del cerebro y del sistema nervioso central es causada por el bloqueo de la arteria carótida desde el interior.

Estos factores causan:

  • Mareo;
  • Pérdidas de memoria;
  • Conciencia borrosa
  • Entumecimiento de las extremidades y parálisis de los músculos de la cara;
  • Desarrollo de demencia;
  • Carrera.

El estrechamiento de estos grandes vasos provoca daños en el sector occipital del cerebro. Como resultado, el paciente tiene problemas del habla, pérdida del conocimiento, lapsos temporales de memoria y parálisis periódica de las piernas.

etapy razvitiya zakuporki - Obstrucción vascular Oclusión vascular

Este tipo de lesión vascular es la más rara. Es peligroso para un curso asintomático con una pérdida aguda de visión. Por lo general, ocurre entre las edades de 45-50.

Cualquier tipo de oclusión de la arteria izquierda o derecha es peligroso, puede tener consecuencias irreversibles para los humanos.

sintomatologia

En el desarrollo de síntomas de oclusión aguda de arterias y venas, un papel importante es desempeñado por:

  • violación del flujo de sangre arterial como resultado de la embolia de la arteria (se desarrolla isquemia tisular);
  • dificultad en la salida de sangre venosa como resultado de trombosis venosa y senos venosos (se produce estasis venosa);
  • Una combinación de flujo sanguíneo y flujo de salida deteriorados.

El hecho de que la enfermedad se manifestó se evidencia por una serie de signos. Los síntomas de oclusión dependen de la ubicación del bloqueo del vaso.

Vasos del corazón. La oclusión de los vasos coronarios que suministran sangre al músculo cardíaco es la manifestación más peligrosa de la patología que ocurre como resultado de isquemia o aterosclerosis.

El curso crónico de la enfermedad puede causar infarto de miocardio y muerte humana. Los signos de bloqueo de los vasos cardíacos son dolor persistente detrás del esternón (incluso en reposo después de tomar el medicamento).

Vasos periféricos. Los signos de bloqueo de los vasos de las extremidades inferiores se dividen en varias etapas que difieren entre sí.

  • 1ra etapa. La piel es pálida, las extremidades están frías. Con una caminata prolongada, uno se siente muy cansado en los músculos de la pantorrilla.
  • 2 etapas. En el proceso de caminar, hay un dolor creciente que no le permite moverse a distancias más largas. La cojera aparece.
  • 3 etapas. Dolor constante e intenso, incluso en reposo.
  • 4 etapas. Se forman úlceras y cambios similares a gangrena en la piel.

Para sospechar una oclusión, es suficiente tener al menos uno de los síntomas enumerados.

Vasos cerebrales. La nutrición inadecuada de las células cerebrales está plagada de accidentes cerebrovasculares, parálisis, demencia y muerte súbita. Un bloqueo en las arterias carótidas se acompaña de problemas de coordinación, náuseas o vómitos, dificultad para hablar y disminución de la visión. Los ataques isquémicos son signos claros de un derrame cerebral.

La obstrucción en la región cervical está indicada por:

  • Aumento gradual del dolor en el sitio de proliferación de trombos;
  • No hay pulso en el vaso obstruido;
  • La falta de nutrición provoca palidez y descamación de la piel, arrugas;
  • Posteriormente puede desarrollarse una sensación de entumecimiento, piel de gallina, parálisis.

Dependiendo del lado del desarrollo de la oclusión (izquierda o derecha), la visión de uno u otro ojo puede verse afectada.

Formas clínicas

Las lesiones ateroscleróticas de las arterias carótidas a menudo difieren en la localización del proceso principal:

  • Aterosclerosis de las arterias carótidas comunes: rara vez contribuye al accidente cerebrovascular isquémico, incluso con un bloqueo completo de la arteria carótida común, se puede mantener el flujo sanguíneo a través de la carótida interna. Sin embargo, puede haber trastornos cerebrales: mala memoria, debilidad general, dolores de cabeza.
  • Aterosclerosis de la bifurcación de la arteria carótida común: las placas ateroscleróticas estrechan la entrada a la arteria carótida interna y pueden bloquearla por completo. Ésta es la forma más común de lesión. Con esta localización, los ataques isquémicos transitorios y los accidentes cerebrovasculares isquémicos se desarrollan con mayor frecuencia.
  • Aterosclerosis de las arterias carótidas intracerebrales: las placas se encuentran en las arterias carótidas y sus ramas principales. Accidente cerebrovascular isquémico asociado a menudo con trombosis de arterias estrechas.

La ecografía identifica dos tipos principales de placas ateroscleróticas:

  • Placa estable: el estrechamiento de la arteria tiene contornos suaves, sin bordes caídos, con una ligera aceleración del flujo sanguíneo en la placa.
  • Placa inestable: más a menudo se puede observar placa calcificada con contornos desgarrados, elementos en movimiento, turbulencia significativa del flujo sanguíneo durante la Dopplerografía.

Según el grado de estrechamiento de la arteria carótida, hay:

  • Estenosis hemodinámicamente insignificante (estrechamiento de la arteria en menos del 70%, sin aceleración local del flujo sanguíneo)
  • Estenosis hemodinámicamente significativa (estrechamiento de la arteria en más del 70%, con flujo sanguíneo acelerado)
  • Oclusión: bloqueo completo de la arteria carótida

Estudio diagnóstico

La oclusión de cualquier forma y etapa requiere un examen exhaustivo. Se diagnostican los síntomas de la enfermedad, se prescriben estudios específicos. El diagnóstico se lleva a cabo en condiciones estacionarias.

  • Un cirujano vascular examina un sitio de sospecha de bloqueo de los vasos sanguíneos. Visualmente, se puede distinguir hinchazón, sequedad, descamación y adelgazamiento de la piel.
  • Una exploración exhaustiva de las arterias revela lugares específicos de localización de coágulos sanguíneos.
  • Se examina el flujo sanguíneo en todos los vasos.
  • Con antecedentes insuficientes, se utilizan métodos de rayos X y la administración de un agente de contraste.

Además de los diagnósticos de hardware, es obligatorio estudiar los análisis de sangre del paciente, incluido el colesterol.

El diagnóstico le permite identificar los lugares y el grado de obstrucción, para proporcionar complicaciones.

Síntomas de bloqueo de los vasos sanguíneos.

La aterosclerosis de las arterias carótidas puede ser asintomática o causar molestias asociadas con el flujo sanguíneo cerebral alterado. Con mayor frecuencia, los pacientes pueden quejarse de un deterioro temporal de la función cerebral (ataque isquémico transitorio) o prolapso persistente (accidente cerebrovascular isquémico).

El AIT ocurre cuando el flujo sanguíneo cerebral se ve afectado brevemente. Esta es la fase inicial del accidente cerebrovascular agudo, que es reversible. Tiene los mismos síntomas que un derrame cerebral, pero estos síntomas desaparecen en unos minutos u horas.

Con TIA, se necesita atención médica de emergencia porque es imposible predecir si progresará a un derrame cerebral. El tratamiento inmediato puede salvar vidas y aumentar las posibilidades de una recuperación completa.

Los estudios modernos han demostrado que los pacientes que tuvieron TIA tienen 10 veces más probabilidades de sufrir un derrame cerebral extenso que una persona que no tuvo TIA.

  • Pérdida repentina de la visión, visión borrosa, dificultad para tener uno o ambos ojos.
  • Debilidad, hormigueo o entumecimiento en una s>cs - Obstrucción vascular Oclusión vascular

El accidente cerebrovascular isquémico y el ataque isquémico transitorio comienzan de la misma manera, por lo que cualquier accidente cerebrovascular isquémico se puede llamar ataque isquémico, si los síntomas regresan por completo dentro de las 24 horas posteriores al inicio de la enfermedad. La presencia de un intervalo de tiempo entre el inicio de los síntomas del accidente cerebrovascular y la muerte de las regiones cerebrales permite una operación de emergencia para restaurar el flujo sanguíneo cerebral.

Como tratar

Es posible tratar la oclusión de las extremidades solo después de establecer un diagnóstico preciso y el estadio de la enfermedad.

Etapa 1: tratamiento conservador con el uso de medicamentos: medicamentos fibrinolíticos, antiespasmódicos y trombolíticos.

También se prescriben procedimientos físicos (magnetoterapia, baroterapia), lo que conlleva una tendencia positiva.

La etapa 2 se basa en la cirugía. El paciente se somete a tromboembolismo, cirugía de derivación, que permite restaurar el flujo sanguíneo correcto en las arterias venosas.

Etapa 3: tratamiento quirúrgico inmediato: escisión de un trombo con cirugía de derivación, prótesis de una parte del vaso afectado, a veces amputación parcial.

Etapa 4: la muerte inicial de los tejidos requiere la amputación inmediata de la extremidad, ya que una operación suave puede provocar el desenlace fatal del paciente.

Después de las operaciones, la terapia posterior juega un papel importante en el efecto positivo, lo que evita la re-embolia.

Es importante comenzar el tratamiento en las primeras horas del desarrollo de la oclusión, de lo contrario comenzará el proceso de desarrollo de gangrena, lo que conducirá a una mayor discapacidad con la pérdida de una extremidad.

Curso de la enfermedad

Al aparecer, las placas ateroscleróticas ya no pueden resolverse, sino que progresan gradualmente. La tasa de crecimiento de la placa aterosclerótica depende de muchos factores de riesgo, del colesterol. Se recomienda que todas las personas mayores de 50 años realicen una ecografía de las arterias carótidas anualmente para excluir el desarrollo de placas ateroscleróticas y el riesgo de accidente cerebrovascular isquémico.

Con el desarrollo de complicaciones de la aterosclerosis de las arterias carótidas, la encefalopatía discirculatoria progresa rápidamente. El TIA frecuente, y especialmente el accidente cerebrovascular isquémico, contribuyen a la muerte de parte del tejido cerebral y al deterioro de la función cerebral. Los pacientes con aterosclerosis de las arterias carótidas a menudo desarrollan demencia vascular (demencia).

Después de la restauración de la permeabilidad de la arteria carótida, los fenómenos de insuficiencia cerebrovascular se detienen, la probabilidad de alteraciones repetidas de la circulación cerebral se reduce significativamente.

Miembros inferiores

Prevención

Se utilizan varias medidas para prevenir el bloqueo de los vasos sanguíneos:

  • Nutrición adecuada, enriquecida con vitaminas y fibra, con la excepción de los alimentos grasos y fritos;
  • Pérdida de peso
  • Monitoreo constante de la presión arterial;
  • Tratamiento de la hipertensión arterial;
  • Evitar el estrés;
  • Consumo mínimo de alcohol y tabaco;
  • Ejercicio ligero

En presencia de trombosis, no descuide las recomendaciones del médico. No evite las intervenciones quirúrgicas.

El inicio oportuno de la terapia con el desarrollo de oclusión de cualquier tipo es la clave para la recuperación. En casi el 90% de los casos, el tratamiento y la cirugía más tempranos restauran el flujo sanguíneo correcto en las arterias.

El tratamiento posterior comienza con la amputación de la extremidad o la muerte súbita. La muerte de una persona puede provocar la aparición de sepsis o insuficiencia renal.

Para evitar el desarrollo de la oclusión de las extremidades inferiores, debe seguir las reglas que evitan el desarrollo de la obstrucción vascular, tener un efecto positivo en todo el cuerpo. Es necesario:

  • renunciar al alcohol y fumar;
  • deshacerse del exceso de peso;
  • seguir una dieta;
  • realizar ejercicios físicos;
  • hacer carreras matutinas;
  • Normalizar la presión arterial.

Los pacientes mayores de 45 años deben llevar un estilo de vida saludable, diagnosticar y tratar oportunamente la aterosclerosis, el tratamiento regular en un sanatorio es útil.

Pronóstico

La arteriosclerosis carotídea tiene un riesgo significativo de accidente cerebrovascular isquémico. Con un estrechamiento asintomático de la arteria carótida interna de más del 70%, el riesgo de accidente cerebrovascular isquémico supera el 5% por año. Si el paciente ha tenido episodios de accidente cerebrovascular, este riesgo ya es del 25% anual.

El riesgo de accidente cerebrovascular isquémico en placas ateroscleróticas asintomáticas con un estrechamiento de menos del 70% no excede el de los pacientes sin aterosclerosis.

Después de una restauración adecuada de la circulación sanguínea en las arterias carótidas, el riesgo de accidente cerebrovascular isquémico disminuye en más de 3 veces.

Svetlana Borszavich

Médico general cardiologista, con trabajo activo en terapia, gastroenterología, cardiolgología, reumatología, inmunología con alergología.
Domina los métodos clínicos generales para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades del corazón, así como electrocardiografía, ecocardiografía, monitoreo del cólera en un ECG y monitoreo diario de la presión arterial.
El complejo de tratamiento desarrollado por el autor ayuda significativamente con las lesiones cerebrovasculares y los trastornos metabólicos en el cerebro y las enfermedades vasculares: hipertensión y complicaciones causadas por la diabetes.
El autor es miembro de la Sociedad Europea de Terapeutas, participante habitual en conferencias y congresos científicos en el ámbito de la cardiolgía y medicina general. Ha participado repetidamente en un programa de investigación en una universidad privada de Japón en el campo de la medicina reconstructiva.

Detonic