Determinación de venas varicosas de las extremidades inferiores

Todas las venas del cuerpo humano se dividen en profundas, superficiales y perforadas. Los vasos profundos realizan casi todo el trabajo (90%) en el transporte de sangre al corazón, y los vasos perforados son una especie de puente entre lo profundo y lo superficial. La estructura de las venas implica la presencia de válvulas que dirigen y facilitan la salida de sangre solo en la dirección correcta.

Para una percepción completa de la gravedad de la enfermedad, vale la pena señalar que su progresión amenaza con el desarrollo de tromboflebitis, bloqueo de la arteria pulmonar con un trombo (o tromboembolismo), así como úlceras tróficas de la parte inferior de la pierna, linfostasis ( edema de las extremidades inferiores) y muchos otros problemas que pueden conducir a la muerte del paciente.

Las venas varicosas es una condición patológica en la que se observa una expansión anormal de los vasos venosos. Esto se debe a trastornos circulatorios, así como a insuficiencia venosa valvular.

El nombre de la enfermedad en latín significa "hinchazón". En realidad, solo la hinchazón de las venas se puede ver a simple vista en el área afectada del cuerpo. Sin embargo, esto indica el desarrollo dinámico de la enfermedad y no es un síntoma de venas varicosas tempranas.

Las venas de las piernas experimentan los cambios más varicosos, pero la patología también se puede observar en los vasos de las paredes de la pelvis grande y pequeña. Muy raros casos de esta dolencia en los vasos de las extremidades superiores.

Vale la pena señalar que la aparición de los primeros signos de venas varicosas en las piernas, así como su mayor desarrollo (en ausencia de tratamiento) en las mujeres se observa varias veces más a menudo que en los hombres. Además, el indicador de edad no importa.

El daño a las paredes venosas puede tener una naturaleza de origen bacteriana, física, traumática y química.

En base a esto, se pueden distinguir los siguientes factores que provocan la aparición de tal dolencia en las piernas:

  • estilo de vida sedentario;
  • herencia;
  • actividad profesional asociada con esfuerzo físico intenso o estadía prolongada en una posición (sentado o de pie);
  • todos los días con ropa interior ajustada y zapatos de tacón alto;
  • aumento significativo en el peso corporal;
  • período de embarazo, especialmente el segundo y posterior.

Si al menos uno de estos motivos está presente en la vida, entonces vale la pena eliminarlo de inmediato o al menos prestar más atención al estado de las venas de las piernas.

La enfermedad varicosa de las extremidades inferiores es una patología de las venas. Pierden su elasticidad anterior, comienzan a expandirse. Las válvulas, que son necesarias para regular el flujo sanguíneo, fallan gradualmente. Tan pronto como las válvulas dejan de funcionar correctamente, aparecen problemas importantes de flujo sanguíneo. Las venas varicosas de las extremidades inferiores son el problema más común que enfrentan los flebólogos, aunque la enfermedad en sí misma puede afectar otras partes del cuerpo.

Hasta aproximadamente 2000, en Rusia y en los países de la CEI había una gran cantidad de clasificaciones diferentes de venas varicosas de las piernas. Sin embargo, después de una conferencia en Moscú, se adoptó un sistema unificado para designar las venas varicosas de las extremidades inferiores. Se cruzó de muchas maneras con el sistema internacional más desarrollado que estaba vigente en ese momento:

  1. Etapa 1: una forma ligera con cambios mínimos que prácticamente no afectan la funcionalidad de las válvulas.
  2. Etapa 2: forma segmentaria, cuando comienzan los problemas con las válvulas subcutáneas y perforadas.
  3. La etapa 3 es una variedad común cuando la situación con válvulas subcutáneas y perforadas empeora y dejan de funcionar.
  4. Etapa 4: falla de las válvulas, incluidas las venas profundas.

La clasificación no funciona sola, por lo tanto, además de eso, se indica el grado de insuficiencia venosa crónica. Esto hace que la indicación del diagnóstico sea más precisa, generalmente los puntos del grado de insuficiencia venosa coinciden con la etapa de las venas varicosas:

  • 0 grados: no hay insuficiencia.
  • Grado 1 se caracteriza por pesadez en las piernas.
  • El grado 2 causa edema de la extremidad, que por la mañana desaparece casi por completo.
  • El grado 3 se puede determinar por la hinchazón constante de las piernas, a lo que se agrega el aumento de la temperatura de las áreas afectadas, así como las manchas en la piel.
  • Grado 4 es la etapa en la que se forma una úlcera en la piel.

En 2004, la clasificación unificada de las venas varicosas se amplió y complementó. Hasta la fecha, el número de tipos de venas varicosas de las extremidades inferiores, que se utiliza en el formato de tratamiento internacional, tiene alrededor de 40 puntos. Entre ellos, hay ciertas categorías relacionadas con el rendimiento, la gravedad del curso de la enfermedad, las anomalías anatómicas del desarrollo, etc. El registro final del diagnóstico en el formato internacional consiste en una secuencia de designaciones alfanuméricas que solo un especialista puede entender.

Posibles complicaciones y consecuencias.

Las complicaciones de las venas varicosas se desarrollan principalmente en la etapa de descompensación. Estos incluyen:

  • flebitis (inflamación de la vena dilatada);
  • tromboflebitis (inflamación de una vena con la formación de coágulos de sangre en su luz);
  • sangrado de ganglios varicosos;
  • úlceras tróficas;
  • embolia pulmonar (embolia pulmonar).

Tratamiento de las venas varicosas de las extremidades inferiores.

La medicina no se detiene, pero desarrolla la última tecnología para combatir las enfermedades venosas. El tratamiento de las venas varicosas de las extremidades inferiores se puede realizar mediante métodos conservadores (medicamentos, procedimientos mínimamente invasivos), intervención quirúrgica, remedios caseros en combinación con masajes.

El deterioro del atractivo de la apariencia no es la lista completa de posibles problemas. Las complicaciones y la discapacidad pueden agregarse. La medicina moderna ofrece una amplia gama de efectos no quirúrgicos en las áreas problemáticas y, a menudo, la fisioterapia para las venas varicosas de las extremidades inferiores es la más efectiva en las etapas iniciales de la enfermedad:

  1. El uso de preparaciones cremosas, geles, ungüentos para las venas varicosas de las extremidades inferiores, estos medicamentos brindan un alivio notable. Se aplican fácilmente a la superficie, no causan dolor ni molestias.
  2. El uso de venotónicos: medicamentos que, con las venas varicosas de las extremidades inferiores, normalizan el funcionamiento de las venas.
  3. Exposición al láser: un método de obliteración de venas con láser endovenoso (ELOV) se usa ampliamente en la lucha contra las venas varicosas. El principio del procedimiento es detener el funcionamiento de la vena problemática, debido a la acción de un rayo térmico sobre ella. Las manipulaciones con láser se realizan bajo anestesia local, no se requieren restricciones en las acciones y una estadía adicional en la clínica. Inmediatamente después del procedimiento, el paciente tiene derecho a irse a casa.
  4. La magnetoterapia para las venas varicosas de las extremidades inferiores es un método auxiliar moderno que promueve el adelgazamiento de la sangre, estimula la circulación sanguínea y, como resultado, ayuda a eliminar las toxinas de los tejidos y las satura con oxígeno.
  5. Exposición a radiofrecuencia: las radiofrecuencias funcionan de manera similar a un láser. Excluyen el vaso problemático del torrente sanguíneo, eliminando así el riesgo de posibles complicaciones;
  6. Escleroterapia: implica la introducción de un medicamento especial en la vena enferma, lo que favorece el pegado de las paredes del vaso y su eliminación del torrente sanguíneo después de un tiempo.

Vale la pena señalar que se requiere una consulta preliminar con un médico y un estudio especial.

La enfermedad varicosa de las extremidades inferiores es una condición patológica que se caracteriza por el desarrollo de la deformación de las membranas musculares, serosas y mucosas de los vasos sanguíneos del tipo venoso. La enfermedad varicosa de las extremidades inferiores se desarrolla como una enfermedad independiente y se acompaña del desarrollo de una serie de síntomas sintomáticos característicos de esta.

Con la ausencia total de medidas terapéuticas, pueden formarse consecuencias graves para la salud, hasta la pérdida completa de la extremidad afectada. La corrección de síntomas y el tratamiento patogénico se prescriben individualmente para cada paciente, según el grado de daño y la gravedad de los cambios estructurales en las paredes de los vasos sanguíneos.

En la práctica clínica moderna, existen varias opciones para medidas terapéuticas contra las venas varicosas de las extremidades inferiores. Como muestran las estadísticas, esta patología a menudo afecta a la población femenina del planeta que a la masculina.

En el tratamiento de pacientes con venas varicosas, se utilizan tres métodos principales.

La terapia conservadora implica el uso de los siguientes métodos de tratamiento:

  • Normalización de la actividad física a lo largo del día, compensación del trabajo y el descanso y racionamiento de la actividad motora a lo largo del día.
  • Realizar regularmente ejercicios físicos individuales especialmente diseñados.
  • La medicación se lleva a cabo usando drogas. El mecanismo de acción, que tiene como objetivo restaurar el tono muscular normal en las paredes de los vasos venosos.

Para el alivio del dolor, se muestra a los pacientes el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (por ejemplo: ibuprofeno, diclofenaco). El síndrome convulsivo se detiene mediante el uso de medicamentos anticonvulsivos (fenitoína, carbamazepina), y la inflamación del tejido se elimina con medicamentos diuréticos tiazídicos (acripamida, indapres). Los diuréticos ayudarán a acelerar el proceso de excreción de líquido acumulado patológicamente del cuerpo.

La terapia de compresión significa una técnica mínimamente invasiva, durante la cual se realiza la esclerosis de las áreas afectadas de los vasos. Durante esta técnica de tratamiento, el médico inserta una aguja en el vaso dañado, una jeringa unida a la cual se llena con un líquido espumoso. Bajo la supervisión de un médico, se inyecta líquido espumoso en una vena. La espuma llena toda la luz vascular, y esto conduce a una contracción espasmódica de su luz.

Después de esta manipulación, se recomienda al paciente que use medias de compresión especializadas durante 3-4 días. Después de 4 días después de la intervención, los vasos se pegan. Para prevenir la recurrencia de la enfermedad, se recomienda a los pacientes usar apósitos de compresión, esto no solo aliviará los principales signos sintomáticos de la enfermedad, sino que también contribuirá a la formación de cicatrices densas en los vasos dañados.

La cirugía para las venas varicosas en las extremidades inferiores se produce en caso de lesiones vasculares masivas y sus cambios estructurales irreversibles. Hasta la fecha, el progreso en la cirugía vascular en la cara, hay muchos métodos de intervención quirúrgica en dicha patología vascular, incluida la cirugía plástica para restaurar la apariencia estética de la piel en el área afectada.

Las operaciones en vasos deformados se realizan utilizando equipos microquirúrgicos especializados, equipos radiológicos y láser.

En las primeras etapas de la patología, es posible realizar operaciones utilizando métodos de fototerapia y láser para eliminar defectos en las estructuras valvulares de las venas, pero una mayor progresión de la enfermedad puede conducir a una cirugía radical. La cirugía radical implica realizar una incisión en el área de un vaso dañado, suturarlo y extraerlo.

Se recomienda que algunos pacientes con cambios tróficos en la piel y los tejidos profundos de las extremidades inferiores realicen un trasplante de piel en el complejo; si esto no se hace, pueden ocurrir complicaciones infecciosas e inflamatorias después de la cirugía.

Después de cualquier intervención quirúrgica y mínimamente invasiva, se muestra a los pacientes el uso profiláctico de medicamentos antibacterianos. Se prescriben antibióticos para prevenir la infección o la propagación de la infección en todo el cuerpo humano.

vari - Determinación de las venas varicosas de las extremidades inferiores

Algunos pacientes adoran el uso de remedios caseros como una corrección de la patología vascular, pero la mayoría de las veces estos métodos se llevan a cabo además de monitorear al médico tratante y esto puede tener graves consecuencias para la salud del paciente.

El tratamiento conservador de las venas varicosas se prescribe principalmente a aquellas personas que tienen claras contraindicaciones para la intervención quirúrgica.

Además, dicho tratamiento está indicado si el paciente tiene una ligera dilatación de las venas, que es un defecto exclusivamente cosmético. El objetivo de la terapia conservadora también es prevenir la progresión de esta dolencia. Para este propósito, se recomienda a los pacientes que apliquen vendajes de las piernas afectadas por venas varicosas, venda elástica.

Además, se indican medias de compresión para venas varicosas. Las personas que son propensas a las venas varicosas o que ya padecen esta dolencia deben poner los pies regularmente en una elevación durante todo el día, descansando así durante varios minutos. También hay ejercicios especiales para la parte inferior de la pierna y el pie, destinados a activar la bomba venosa muscular. Esta es una extensión y flexión periódicas en las articulaciones del tobillo y la rodilla.

El paciente debe tener cuidado de no apretar la parte inferior de la pierna y los muslos con diferentes objetos del inodoro, ya que esto puede dificultar significativamente el flujo de sangre venosa.

varikoznaya bolezn nizhnih konechnostej 1 - Determinación de las venas varicosas de las extremidades inferiores

Con la ayuda de la compresión elástica, puede activar el flujo sanguíneo en las venas profundas, prevenir el edema, reducir la cantidad de sangre en las venas safenas, promover los procesos metabólicos del cuerpo y la microcirculación sanguínea.

Pero para lograr resultados positivos, es importante vendar la pierna correctamente. Este proceso debe hacerse por la mañana, sin levantarse aún de la cama. El vendaje comienza desde los dedos de los pies hasta el muslo, con una ligera tensión en el vendaje. En el proceso de vendaje, debes agarrar el talón y la articulación del tobillo.

El tratamiento de las venas varicosas también implica el uso de zapatos cómodos, que deben tener un tacón bajo y una suela rígida. No debe permanecer de pie por mucho tiempo, permitir el estrés físico o permanecer en habitaciones con alta temperatura y humedad durante mucho tiempo. En un sueño, es aconsejable mantener las piernas elevadas.

Los pacientes deben limitar el uso de líquidos y sal, tratar de deshacerse del exceso de peso. Para el tratamiento de las venas varicosas, periódicamente es necesario tomar diuréticos, medicamentos que mejoran el tono de las venas. Además, si hay evidencia, al paciente se le pueden recetar medicamentos que estimulan la microcirculación en los tejidos. La terapia para las venas varicosas también puede incluir medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

Si el paciente tiene una forma no complicada de la enfermedad, se le muestran ejercicios de fisioterapia. Es muy útil para nadar, otros procedimientos de agua, baños de pies con agua tibia, a los que se agrega una solución de cloruro de sodio al 5-10%.

Muy a menudo, las terapias locales se utilizan en el tratamiento de las venas varicosas. Pero dicho tratamiento debe usarse en combinación con otros métodos farmacológicos. Los remedios locales para las venas varicosas se liberan en forma de geles, pomadas y cremas. La mayoría de estos medicamentos contienen heparina o componentes venoactivos.

Características patogenéticas del desarrollo de la enfermedad.

Como indican las características anatómicas de las venas de las extremidades inferiores, hay dos de sus variedades principales, los plexos vasculares periféricos y profundos. Dependiendo de la localización de las venas de las extremidades inferiores, hay una salida de sangre del tejido muscular a diferentes niveles de profundidad.

Una característica distintiva de los vasos venosos de los vasos arteriales es la intensidad débil del desarrollo de la capa muscular y la presencia de estructuras valvulares en su luz. La baja fuerza de las contracciones musculares no permite el bombeo espontáneo de sangre desde las extremidades inferiores en la dirección opuesta. La salida de sangre se produce como resultado de las contracciones de los músculos, la sangre se empuja hacia la parte superior y las estructuras de las válvulas evitan la regurgitación inversa de la sangre.

La enfermedad de las venas varicosas se desarrolla como resultado de una violación del flujo fisiológico normal de sangre de los músculos de las extremidades inferiores. La violación del aparato valvular de los vasos venosos participa en la patogénesis de esta afección. Con el daño a la estructura de la válvula de las venas de las extremidades inferiores, la sangre venosa se empuja no solo hacia arriba, sino que también se produce una corriente inversa. Este proceso patológico conduce a un aumento de la presión en los vasos sanguíneos y, como resultado, a la expansión y deformación de sus paredes.

Las superficies deformadas de las membranas de los vasos venosos también se desarrollan en el contexto del aumento de la estimulación del centro vasomotor, lo que ejerce una gran presión sobre las venas. Si no se eliminan los mecanismos patogénicos y el tratamiento no se lleva a cabo en una etapa temprana, la extirpación quirúrgica de los vasos dañados puede ser necesaria ya que sus paredes ya no serán capaces de funcionar.

Las venas varicosas de las extremidades inferiores se refieren a enfermedades, cuya etiología puede ser muy diversa, principalmente asociada con el aumento de las cargas en las extremidades inferiores.

Los principales factores predisponentes para el desarrollo de la enfermedad incluyen:

  • la presencia en la historia de la vida de anomalías genéticas en la estructura del lecho vascular, la presencia de una patología similar en los parientes biológicos más cercanos;
  • Durante el embarazo, se produce un aumento de la carga en las extremidades inferiores y la compresión de las ramas principales del lecho vascular se produce con un útero embarazado agrandado. Durante el embarazo, los signos sintomáticos de hinchazón y la aparición de deformidades vasculares se consideran comunes;
  • un aumento brusco o gradual del peso corporal total, obesidad de primer, segundo y tercer grado. Con el aumento del peso corporal, el riesgo de desarrollar aterosclerosis de los vasos de las extremidades inferiores y la deformación grasa de los vasos venosos aumenta bruscamente;
  • incumplimiento de un estilo de vida activo, una estadía prolongada en un estado inmóvil, especialmente en una posición de pie, aumenta la presión sobre las paredes vasculares, se minimiza la contractilidad muscular, la bomba venosa en este caso deja de funcionar;
  • El uso de ropa ajustada conduce a la compresión de los vasos venosos superficiales y, como resultado, a un aumento de la carga en las venas profundas;
  • La desnutrición también juega un papel característico en el desarrollo de esta patología. Debido al modo incorrecto y la calidad de la nutrición, la función de absorción intestinal se ve interrumpida gradualmente. Un trastorno de la digestión intestinal conduce a una absorción deficiente de nutrientes esenciales para el cuerpo, incluidas las vitaminas, que son responsables de la regeneración activa de la pared vascular;
  • medicamentos hormonales utilizados con fines terapéuticos y como método de anticoncepción oral.

La prevención de esta afección patológica es importante no solo para las personas con herencia agobiada, sino también para las personas con condiciones laborales difíciles y con un índice de masa corporal aumentado.

Como profilaxis, los pacientes deben recibir un régimen de descanso intensivo, pero es necesario realizar ejercicios terapéuticos especializados.

Las opiniones de que los pacientes con venas varicosas deben ser engañosas durante el mayor tiempo posible en posición horizontal o sentada deben poder contraer los músculos periódicamente para mejorar el flujo venoso.

Se recomienda practicar deportes como correr, patinar o andar en bicicleta. Con tales ejercicios, los músculos de las extremidades se contraerán regularmente y proporcionarán la contractilidad de la pared muscular de las venas. Con la implementación oportuna de las medidas necesarias para corregir la enfermedad subyacente, el pronóstico para la recuperación será favorable. La prevención y el tratamiento de la enfermedad deben llevarse a cabo de manera oportuna.

En primer lugar, los síntomas visibles de las venas varicosas en las piernas son la aparición de una red de venas delgadas en la superficie de la piel de las piernas. Tales manifestaciones ocurren principalmente en el área de la cadera. Tal red varicosa se ve más fácilmente en personas que sufren de celulitis. A veces es la celulitis la que se convierte en una especie de heraldo de las venas varicosas. A menudo, los depósitos de grasa en la celulitis comprimen los vasos venosos y, como resultado, el flujo sanguíneo se complica y se producen venas varicosas.

- Determinación de varices de las extremidades inferiores

Las redes capilares en las piernas, que aparecen al comienzo de las venas varicosas, se llaman telangiectasias. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que tales manifestaciones externas pueden ser signos de venas varicosas y una manifestación de un proceso inflamatorio temporal.

En algunos casos, la aparición de venas varicosas está indicada por hinchazón en las piernas. Sin embargo, este síntoma puede ser un síntoma de otras enfermedades (insuficiencia cardíaca, cálculos renales, cálculos renales). Por lo tanto, en este caso es imposible hablar claramente sobre el desarrollo de las venas varicosas antes de establecer un diagnóstico.

El síntoma de las venas varicosas es a menudo también la manifestación de dolor en las piernas. El dolor puede ser agudo, así como síntomas de tirón. Con mayor frecuencia con las venas varicosas, se manifiesta dolor en las pantorrillas. Ocurre principalmente en la tarde, después de una cierta carga en las piernas.

Por lo tanto, una persona que observa la aparición de una red capilar, manifestaciones periódicas de dolor e hinchazón, debe consultar a un médico y hacer la investigación necesaria.

A menudo, las venas varicosas le dan al paciente una cierta incomodidad estética. Pero además de esto, puede experimentar una sensación de pesadez severa en las piernas, pueden ocurrir calambres por la noche, y aparecen cambios tróficos gradualmente en sus piernas.

Visualmente, la enfermedad varicosa puede manifestarse tanto en "estrellas" poco visibles de pequeños vasos, como en nódulos y plexos muy grandes, que se distinguen especialmente cuando el paciente está en posición erguida.

Si se realiza la palpación de las venas, entonces se determina su consistencia elástica elástica, se comprimen fácilmente. Cada uno de los nodos de las venas varicosas puede tener una temperatura más alta que el resto de los sitios. Si una persona toma una posición horizontal, la tensión de las venas disminuye y los ganglios se vuelven menos pronunciados.

Si durante el desarrollo de la enfermedad una persona no piensa en cómo tratar las venas varicosas, la enfermedad progresa y gradualmente los síntomas de fatiga, la pesadez constante de las piernas y la sensación de hinchazón en los tejidos se unen a los síntomas descritos. a veces pueden ocurrir convulsiones. Si aparece un edema, desaparecen después de un largo descanso nocturno.

La primera etapa (compensada)

En esta etapa, los síntomas de las venas varicosas son extremadamente leves. Anatómicamente, las manifestaciones de las venas varicosas de las extremidades inferiores en este caso representan una insuficiencia valvular relativamente pequeña en las venas profundas de las piernas. Además, todas las violaciones del flujo sanguíneo venoso se compensan con venas sanas que no se ven afectadas por la enfermedad.

En esta etapa, el paciente puede experimentar molestias en las piernas con un gran esfuerzo físico. Los síntomas de las venas varicosas de las extremidades inferiores se manifiestan por una inflamación extremadamente rara. Muy a menudo, el paciente simplemente nota el hecho de que las piernas se cansan más por la noche. No hay síntomas visibles de venas varicosas de las extremidades inferiores.

Clínicamente, esta etapa de la enfermedad varicosa de las extremidades inferiores corresponde a la clase 0: no hay síntomas de la enfermedad durante la palpación y el examen, el paciente no se queja. Las venas varicosas en las piernas se pueden reconocer en esta etapa si se realiza una ecografía con Dopplerografía, pero como no hay quejas, rara vez se prescribe.

Esta etapa de la enfermedad se caracteriza por síntomas más severos. Los cambios en la estructura de las válvulas venosas ocurren más profundamente, por lo tanto, se desarrollan síntomas externos de las venas varicosas, pero no conducen a complicaciones. El dolor en las piernas con venas varicosas aparece en esta etapa. El edema aparece casi todas las noches, especialmente después de estar de pie durante mucho tiempo con zapatos incómodos.

Por la noche, el paciente nota entumecimiento y calambres; a menudo se toman por los primeros signos de venas varicosas en las piernas. Hormigueo matutino, alteración de la sensibilidad, la aparición de pigmentación patológica son signos de venas varicosas de venas profundas de las extremidades inferiores.

Externamente, las venas varicosas en las piernas, cuyos síntomas se describen anteriormente, se manifiestan por la aparición de un patrón vascular ("estrellas") en la piel, una violación de la pigmentación. Las venas varicosas en las piernas a menudo van acompañadas de una violación de la regeneración de las lesiones cutáneas: los cortes, los rasguños y los moretones sanan mucho más tiempo de lo habitual.

Clínicamente, cuatro clases corresponden a estos signos de venas varicosas en las piernas:

  • C1 - la aparición de los primeros síntomas de las venas varicosas - telangiectasias y vasos venosos reticulares ("asteriscos" y "retículos");
  • C2: un patrón venoso distinto en la piel, que le permite ver cómo aparecen las venas expandidas;
  • C3 - edema, a menudo es este síntoma el que le permite identificar las venas varicosas de las venas profundas;
  • C4a es una subclase de venas varicosas de las extremidades inferiores, cuyos síntomas afectan el curso de varios procesos en la piel: pigmentación, desarrollo de eccema (C4b se refiere a venas varicosas descompensadas).

Como se puede ver en lo anterior, los signos de venas varicosas en las piernas en esta etapa son muy diversos. El examen implica examen y palpación, ultrasonido de los vasos de las extremidades inferiores, un análisis de sangre bioquímico para identificar indicadores de coagulación y el riesgo de trombosis.

Las complicaciones de esta etapa son la hinchazón de la parte inferior de la pierna y el pie, así como el desarrollo de complicaciones inflamatorias: flebitis y tromboflebitis. Los síntomas de estas afecciones, además de los signos notables de venas varicosas, se manifiestan por signos de mala circulación en las piernas.

Los métodos para tratar las venas varicosas en esta etapa son el uso de medicamentos que previenen la trombosis, aumentan el flujo sanguíneo y fortalecen la pared vascular. Pero estos métodos reducen los síntomas de las venas varicosas de las piernas, pero no provocan una regresión de la enfermedad. Si los métodos terapéuticos son ineficaces, se utilizan métodos quirúrgicos; las descripciones y fotos de cómo prepararse para la operación se pueden encontrar en Internet.

Los síntomas y el tratamiento de las varices en esta etapa son de gran dificultad. Si el paciente no prestó atención a los primeros signos de venas varicosas en las piernas, no inició el tratamiento, entonces aparecen complicaciones de la enfermedad. Los síntomas de las venas varicosas en las piernas en esta etapa son especialmente pronunciados: el dolor en las piernas es casi constante, a veces tan intenso que hace que sea imposible moverse de forma independiente. El edema progresa, a veces tanto que se manifiestan venas varicosas linfáticas, la salida de linfa en la superficie de la piel.

nogi2 - Determinación de varices de las extremidades inferiores

Los signos externos de las venas varicosas en las piernas son notables, a veces de naturaleza fea: venas que sobresalen, una dispersión de manchas pigmentadas de color marrón oscuro, úlceras tróficas, que a menudo están inflamadas y se producen procesos purulentos en ellas. Uno de los signos característicos es el eccema varicoso. Sus primeras manifestaciones aparecen incluso en la etapa anterior, pero con la descompensación alcanza su máxima manifestación.

En esta etapa, las venas varicosas en las piernas, cuyos síntomas se manifiestan de la manera más brillante posible, representan una seria amenaza para la capacidad de trabajo del paciente y, a veces, para la vida. El dolor en las piernas, el edema, la parestesia, la alteración de la sensibilidad de las piernas hacen que el paciente no pueda realizar el trabajo que estaba haciendo antes.

Clínicamente, las venas varicosas en la etapa descompensada corresponden a tres clases funcionales: C4b, que se caracteriza por cambios distróficos en el tejido subcutáneo, C6 - úlcera trófica activa y C5 - úlcera trófica curada. Las complicaciones de las venas varicosas descompensadas son úlceras tróficas, tromboflebitis, sangrado e inflamación de las úlceras, en casos graves, gangrena.

El tratamiento de la enfermedad solo es operativo. Una vena en la que se altera el flujo sanguíneo se elimina bajo la supervisión de un ultrasonido, pero incluso en este caso, los síntomas de las venas varicosas de las piernas no desaparecen por completo. La operación requiere preparación, pero se lleva a cabo con bastante rapidez, después de lo cual el paciente puede activarse temprano. En el período postoperatorio, es necesario usar ropa interior de compresión anti-embólica, un cambio radical en el estilo de vida y la nutrición.

Las complicaciones que se desarrollaron como síntomas de las venas varicosas de las extremidades inferiores se tratan según la gravedad. Las úlceras tróficas sin inflamación se tratan de forma conservadora con el uso de antibióticos, medicamentos que aceleran la cicatrización de heridas y otros. Si la efectividad de las medidas terapéuticas es baja, se usa tratamiento quirúrgico: la úlcera se extirpa dentro de los límites de los tejidos sanos y luego el área de la piel se plastifica.

Si hay un proceso inflamatorio o sangrado, entonces la cirugía es el único tratamiento efectivo. Luego de un largo período postoperatorio, que necesariamente requiere un cambio radical en el estilo de vida del paciente para prevenir la recurrencia de la enfermedad.

A pesar de la gravedad de la afección, no se debe olvidar la importancia de las medidas preventivas y conservadoras. Incluso en una etapa tan severa, las venas varicosas deben tratarse tomando medicamentos para fortalecer la pared vascular, facilitar el flujo sanguíneo y diluir la sangre. El médico debe recetar terapia.

Los geles, ungüentos y cremas para uso externo, que eliminan eficazmente los síntomas de las venas varicosas de las piernas en etapas más tempranas, no se pueden usar si hay defectos cutáneos no curados, especialmente úlceras tróficas inflamadas. Incluso la presencia de pequeños rasguños o abrasiones es una contraindicación para su uso.

Detonic - un medicamento único que ayuda a combatir la hipertensión en todas las etapas de su desarrollo.

Detonic para normalización de presión

El complejo efecto de los componentes vegetales de la droga. Detonic en las paredes de los vasos sanguíneos y el sistema nervioso autónomo contribuyen a una disminución rápida de la presión arterial. Además, este medicamento previene el desarrollo de la aterosclerosis, gracias a los componentes únicos que intervienen en la síntesis de lecitina, un aminoácido que regula el metabolismo del colesterol y evita la formación de placas ateroscleróticas.

Detonic Síndrome de abstinencia y no adictivo, ya que todos los componentes del producto son naturales.

Información detallada sobre Detonic se encuentra en la página del fabricante www.detonicnd.com.

Svetlana Borszavich

Médico general cardiologista, con trabajo activo en terapia, gastroenterología, cardiolgología, reumatología, inmunología con alergología.
Domina los métodos clínicos generales para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades del corazón, así como electrocardiografía, ecocardiografía, monitoreo del cólera en un ECG y monitoreo diario de la presión arterial.
El complejo de tratamiento desarrollado por el autor ayuda significativamente con las lesiones cerebrovasculares y los trastornos metabólicos en el cerebro y las enfermedades vasculares: hipertensión y complicaciones causadas por la diabetes.
El autor es miembro de la Sociedad Europea de Terapeutas, participante habitual en conferencias y congresos científicos en el ámbito de la cardiolgía y medicina general. Ha participado repetidamente en un programa de investigación en una universidad privada de Japón en el campo de la medicina reconstructiva.

Detonic