Lista de betabloqueantes de medicamentos para la hipertensión

La hipertensión arterial (AH, hipertensión) es una de las patologías más comunes del sistema cardiovascular, caracterizada por un aumento estable de la presión arterial de hasta 140/90 mm Hg o más. Los principales síntomas de la enfermedad son:

  • Un dolor de cabeza que no tiene una relación clara con la hora del día. Los pacientes lo describen como una pesadez en la parte occipital, una sensación de expansión del cráneo.
  • Dolor cardíaco que ocurre igualmente en reposo y bajo estrés.
  • Deterioro de la visión periférica. Se caracteriza por la aparición de un velo, opacificación ocular, “moscas” frente a los ojos.
  • El tinnitus, la hinchazón de los párpados o la cara son síntomas adicionales de hipertensión.

Detonic - un medicamento único que ayuda a combatir la hipertensión en todas las etapas de su desarrollo.

Detonic para normalización de presión

El complejo efecto de los componentes vegetales de la droga. Detonic en las paredes de los vasos sanguíneos y el sistema nervioso autónomo contribuyen a una disminución rápida de la presión arterial. Además, este medicamento previene el desarrollo de la aterosclerosis, gracias a los componentes únicos que intervienen en la síntesis de lecitina, un aminoácido que regula el metabolismo del colesterol y evita la formación de placas ateroscleróticas.

Detonic Síndrome de abstinencia y no adictivo, ya que todos los componentes del producto son naturales.

Información detallada sobre Detonic se encuentra en la página del fabricante www.detonicnd.com.

Causes

Un aumento en la presión arterial se desarrolla bajo la influencia de factores del entorno externo o interno que provocan un mal funcionamiento de los sistemas vasomotor, cardiovascular y hormonal responsables del control de la presión arterial. Los médicos atribuyen una predisposición hereditaria a factores primarios: si alguien en la familia ha sufrido hipertensión, el riesgo de su desarrollo en los familiares aumenta significativamente.

Otra razón para el desarrollo de la enfermedad es el estrés frecuente, el trabajo nervioso, un estilo de vida sedentario. De los muchos factores provocadores, los expertos de la OMS identificaron aquellos que a menudo contribuyen al desarrollo de la hipertensión:

  • trastornos metabólicos en el cuerpo y, como resultado, la aparición de exceso de peso corporal;
  • depresión prolongada, estrés, tensión nerviosa, tragedia;
  • lesiones cerebrales traumáticas: abrasiones, hematomas, accidentes, hipotermia;
  • enfermedades crónicas en la etapa aguda: aterosclerosis, diabetes mellitus, artritis reumatoide, gota;
  • consecuencias de enfermedades virales e infecciosas: meningitis, sinusitis, faringitis;
  • cambios relacionados con la edad en la estructura de los vasos sanguíneos;
  • la formación de placas de colesterol en las paredes de los vasos sanguíneos;
  • menopausia en mujeres después de 40 años;
  • malos hábitos: fumar, beber alcohol, desnutrición.

Tratamiento

Para una terapia exitosa, es importante diagnosticar la enfermedad a tiempo e identificar la causa de su aparición. Con un régimen de tratamiento debidamente organizado, se pueden evitar complicaciones peligrosas: trombosis, aneurisma, deterioro o pérdida de la visión, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, desarrollo de insuficiencia cardíaca o renal. Si se detecta un ligero aumento de la presión arterial, el médico le recomendará que establezca una nutrición adecuada, haga más ejercicio y abandone los malos hábitos. La hipertensión arterial de segundo y tercer grado se trata con la adición de terapia con medicamentos.

La elección del fármaco se realiza de acuerdo con el historial del paciente. Si tiene inflamación de la próstata, se prefieren los bloqueadores alfa. A las personas con insuficiencia cardíaca o función ventricular izquierda deteriorada a menudo se les recetan inhibidores de la ECA (inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina) y diuréticos. En presencia de dolor en la región del corazón, se puede recetar nitroglicerina o papazol. La elección la hace solo el médico tratante.

La participación activa del paciente en el proceso de tratamiento aumenta significativamente las posibilidades de recuperación, especialmente si la persona comprende: qué medicamentos se le recetan, cómo funcionan, por qué es necesario tomar píldoras. El tratamiento adecuado debe realizarse necesariamente bajo la supervisión de un médico, y él también debe ocuparse de la selección del mejor medicamento para la presión de una nueva generación.

No existe una cura para la hipertensión de nueva generación, para la cual la lista de efectos secundarios está completamente ausente en las instrucciones de uso. Debe entenderse que no todos los pacientes pueden experimentar reacciones negativas incluso después de tomar medicamentos potentes. Sin embargo, si decidió proteger el cuerpo lo más posible de la aparición de efectos secundarios, debe prestar atención a los medicamentos a base de hierbas, pero no tiene que esperar resultados inmediatos de ellos.

En la práctica médica, los medicamentos homeopáticos se prescriben solo con un tratamiento complejo como suplementos alimenticios biológicamente activos. Algunos de ellos, además de la capacidad de reducir la presión arterial, tienen otras propiedades útiles: estimulan el sistema inmunitario, limpian el cuerpo de toxinas y toxinas y pueden diluir los coágulos sanguíneos. Los remedios homeopáticos populares incluyen:

  • Hiperestable
  • Hypertostop
  • Golubitoks;
  • Cardimap;
  • Normolife (Normalife).

Con saltos bruscos, la presión arterial aumenta la carga en el corazón y los vasos sanguíneos varias veces, hay un flujo insuficiente de oxígeno y sangre a los tejidos de los órganos internos, lo que empeora la condición del paciente. Los medicamentos simples ayudarán a calmarse: tintura de valeriana, agripalma. Para normalizar la presión, se utilizan los siguientes fármacos de acción rápida de nueva generación:

Pastillas débiles

Este grupo de medicamentos incluye medicamentos que tienen la capacidad de acumularse gradualmente en el cuerpo y comenzar a actuar activamente algún tiempo después del inicio del tratamiento. Veroshpiron está aislado de diuréticos débiles. Ayuda a bajar la presión arterial, pero no elimina el potasio del cuerpo.

  • Felodipina;
  • Lacidipino;
  • Lercanidipina;
  • Nimodipino

Pastillas fuertes

El medicamento más potente para la hipertensión es la clonidina, pero se libera solo con receta médica. Los medicamentos simples pero efectivos no solo deberían normalizar la presión arterial, sino también prevenir la aparición de nuevos aumentos en la presión arterial y prevenir complicaciones. Hay varios medicamentos de este tipo que han funcionado bien, según las revisiones de los pacientes:

Mecanismo de acción betabloqueante

El mecanismo de acción de los medicamentos de este grupo se debe a su capacidad para bloquear los receptores beta-adrenérgicos del músculo cardíaco y otros tejidos, causando una serie de efectos que son componentes del mecanismo del efecto hipotensor de estos medicamentos.

  • Disminución del gasto cardíaco, frecuencia cardíaca y frecuencia cardíaca, lo que resulta en una menor demanda de oxígeno para el miocardio, un mayor número de colaterales y un flujo sanguíneo miocárdico redistribuido.
  • Reducción de la frecuencia cardíaca. En este sentido, las diástoles optimizan el flujo sanguíneo coronario total y apoyan el metabolismo del miocardio dañado. Los betabloqueantes, que “protegen” el miocardio, pueden reducir el área de infarto de miocardio y la frecuencia de complicaciones del infarto de miocardio.
  • Disminución de la resistencia periférica total al reducir la producción de renina por las células del aparato yuxtaglomerular.
  • Disminución de la liberación de noradrenalina de las fibras nerviosas simpáticas posganglionares.
  • Aumento de la producción de factores vasodilatadores (prostaciclina, prostaglandina e2, óxido nítrico (II)).
  • Disminución de la absorción inversa de iones de sodio en los riñones y la sensibilidad de los barorreceptores del arco aórtico y el seno carotídeo (carótida).
  • Efecto estabilizador de membranas: una disminución en la permeabilidad de las membranas para los iones de sodio y potasio.

Junto con los betabloqueantes antihipertensivos tienen las siguientes acciones.

  • Actividad antiarrítmica, que se debe a su inhibición de la acción de las catecolaminas, una desaceleración en el ritmo sinusal y una disminución en la velocidad de los impulsos en el tabique auriculoventricular.
  • Actividad antianginosa: bloqueo competitivo de los receptores adrenérgicos beta-1 del miocardio y los vasos sanguíneos, lo que conduce a una disminución de la frecuencia cardíaca, la contractilidad del miocardio, la presión arterial, así como a aumentar la duración de la diástole y mejorar el flujo sanguíneo coronario. En general, para reducir la demanda de oxígeno del músculo cardíaco, como resultado, aumenta la tolerancia a la actividad física, se reducen los períodos de isquemia, se reduce la frecuencia de los ataques de angina en pacientes con angina de esfuerzo y angina postinfarto.
  • Capacidad antiplaquetaria: ralentiza la agregación plaquetaria y estimula la síntesis de prostaciclina en el endotelio de la pared vascular, reduce la viscosidad de la sangre.
  • Antiox>

Efectos de estimulación de los receptores beta adrenérgicos

De la tabla queda claro que los receptores adrenérgicos beta-1 se encuentran principalmente en el corazón, el hígado y el músculo esquelético. Las catecolaminas, que afectan a los receptores adrenérgicos beta-1, tienen un efecto estimulante, lo que resulta en un aumento de la frecuencia cardíaca y la fuerza.

Dependiendo del efecto predominante sobre beta-1 y beta-2, los receptores adrenérgicos se dividen en:

  • cardioselectivo (Metaprolol, Atenolol, Betaxolol, Nebivolol);
  • cardioselectivo (propranolol, nadolol, timolol, metoprolol).

Los betabloqueantes se dividen farmacocinéticamente en tres grupos, dependiendo de su capacidad para disolverse en lípidos o agua.

  1. Betabloqueantes lipofílicos (Oxprenolol, Propranolol, Alprenolol, Carvedilol, Metaprolol, Timolol). Cuando se aplica por vía oral, se absorbe rápida y casi por completo (70-90%) en el estómago y los intestinos. Las preparaciones de este grupo penetran bien en diversos tejidos y órganos, así como a través de la placenta y la barrera hematoencefálica. Como regla general, los betabloqueantes lipofílicos se prescriben en dosis bajas para la insuficiencia cardíaca congestiva y hepática grave.
  2. Betabloqueantes hidrofílicos (Atenolol, Nadolol, Talinolol, Sotalol). A diferencia de los betabloqueantes lipofílicos, cuando se usan internamente, se absorben solo en un 30-50%, se metabolizan en menor medida en el hígado y tienen una vida media larga. Se excretan principalmente a través de los riñones y, por lo tanto, se usan betabloqueantes hidrófilos en dosis bajas con insuficiencia renal.
  3. Los betabloqueantes lipófilos e hidrófilos, o los bloqueadores anfifílicos (acebutolol, bisoprolol, betaxolol, pindolol, celiprolol), son solubles en lípidos y agua, después de la aplicación, el 40-60% del fármaco se absorbe en el interior. Ocupan una posición intermedia entre los betabloqueantes lipófilos e hidrófilos y se excretan igualmente por los riñones y el hígado. Se prescriben medicamentos para pacientes con insuficiencia renal y hepática moderada.
  1. Cardiaco selectivo (Propranolol, Nadolol, Timolol, Oxprenolol, Pindolol, Alprenolol, Penbutolol, Carteolol, Bopindolol).
  2. Cardioselectivo (Atenolol, Metoprolol, Bisoprolol, Betaxolol, Nebivolol, Bevantolol, Esmolol, Acebutolol, Talinol).
  3. Los betabloqueantes con las propiedades de los bloqueadores de los receptores alfaadrenérgicos (Carvedilol, Labetalol, Celiprolol) son medicamentos que tienen mecanismos inherentes al efecto hipotensor de ambos grupos de bloqueadores.

Los betabloqueantes cardioselectivos y no cardioselectivos, a su vez, se dividen en fármacos con y sin actividad simpaticomimética interna.

  1. Los betabloqueantes cardioselectivos sin actividad simpaticomimética interna (atenolol, metoprolol, betaxolol, bisoprolol, nebivolol) junto con el efecto antihipertensivo reducen la frecuencia cardíaca, dan efecto antiarrítmico, no causan broncoespasmo.
  2. Los betabloqueantes cardioselectivos con actividad simpaticomimética interna (acebutolol, talinolol, celiprolol) reducen la frecuencia cardíaca en menor medida, inhiben el automatismo del nodo sinusal y la conducción auriculoventricular, dan un efecto antianginoso y antiarrítmico significativo en caso de taquicardia sinusal, pequeña y supraventricular , supraventricular y supraventricular -2 receptores adrenérgicos de los bronquios de los vasos pulmonares.
  3. Los betabloqueantes no cardioselectivos sin actividad simpaticomimética interna (Propranolol, Nadolol, Timolol) tienen el mayor efecto antianginoso, por lo que a menudo se prescriben para pacientes con angina de pecho concomitante.
  4. Los betabloqueantes no cardioselectivos con actividad simpaticomimética interna (Oxprenolol, Trazicor, Pindolol, Wisken) no solo bloquean, sino que también estimulan parcialmente los receptores beta-adrenérgicos. Los medicamentos de este grupo en menor medida reducen la frecuencia cardíaca, disminuyen la conducción auricular-ventricular y reducen la contractilidad miocárdica. Se pueden recetar a pacientes con hipertensión arterial con un leve grado de alteración de la conducción, insuficiencia cardíaca y un pulso más raro.

Los betabloqueantes cardioselectivos bloquean los receptores adrenérgicos beta-1 ubicados en las células del músculo cardíaco, el aparato yuxtaglomerular de los riñones, el tejido adiposo, el sistema de conducción cardíaca y los intestinos. Sin embargo, la selectividad de los betabloqueantes depende de la dosis y desaparece con grandes dosis de betabloqueantes beta-1 selectivos.

Los betabloqueantes no selectivos actúan sobre ambos tipos de receptores, receptores adrenérgicos beta-1 y beta-2. Los receptores adrenérgicos beta-2 se encuentran en los músculos lisos de los vasos sanguíneos, bronquios, útero, páncreas, hígado y tejido adiposo. Estos medicamentos aumentan la actividad contráctil del útero embarazado, lo que puede provocar un parto prematuro.

Los betabloqueantes cardioselectivos tienen una ventaja sobre los no cardioselectivos en el tratamiento de pacientes con hipertensión arterial, asma bronquial y otras enfermedades del sistema broncopulmonar, acompañados de broncoespasmo, diabetes mellitus, claudicación intermitente.

Hablando de los betabloqueantes como una clase de fármacos antihipertensivos, se refieren a fármacos con selectividad beta-1 (tienen menos efectos secundarios), sin actividad simpaticomimética interna (más efectiva) y propiedades vasodilatadoras.

La acción de los betabloqueantes es bloquear la acción en el corazón de la adrenalina y otras catecolaminas. Como resultado, se vuelve más fácil para el corazón trabajar, las contracciones musculares ocurren con menos frecuencia y menos intensidad, lo que ayuda a prevenir alteraciones del ritmo cardíaco. Además, los betabloqueantes reducen la producción y liberación de sustancias que aumentan la presión arterial.

El mecanismo de acción de los betabloqueantes es el siguiente:

  • 41 15155132742 - Lista de betabloqueantes de medicamentos para la hipertensiónse libera noradrenalina;
  • el número disminuye, la intensidad de las contracciones del músculo cardíaco;
  • tono vascular disminuido;
  • se inhibe el sistema nervioso central;
  • Las influencias simpáticas se reducen.

Debido a dicha exposición a los principios activos de los betabloqueantes, hay una disminución de la presión arterial y la arritmia cardíaca, lo que ayuda a reducir la probabilidad de desarrollar infarto de miocardio, isquemia. Los betabloqueantes ayudan a reducir el riesgo de muerte por un ataque cardíaco o insuficiencia cardíaca.

Medicamentos a presión de última generación.

Tratamiento

Varios mecanismos son responsables de aumentar la presión arterial, por lo que algunos pacientes requieren dos o más medicamentos al mismo tiempo para lograr un control estable de la presión arterial. Para reducir la cantidad de píldoras tomadas y reducir el riesgo de efectos secundarios, se han creado los medicamentos para la última generación de hipertensión. Solo hay cinco grupos de medicamentos antihipertensivos. La clasificación se lleva a cabo de acuerdo con la composición y el principio de acción de las tabletas en el cuerpo:

  • antagonistas de los receptores de angiotensina 2;
  • fármacos diuréticos (diuréticos);
  • antagonistas del calcio;
  • bloqueadores beta;
  • inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina.

Bloqueadores beta

Este es un grupo popular de medicamentos para la hipertensión de nueva generación, que son muy eficaces y versátiles. La hipertensión puede ocurrir por los efectos de las catecolaminas (norepinefrina y adrenalina) en receptores específicos ubicados en el corazón: receptores beta-adrenérgicos. Este efecto hace que el músculo cardíaco se contraiga más rápido y que el corazón lata más rápido, aumentando la presión arterial. Los betabloqueantes detienen este mecanismo, proporcionando un efecto hipertensivo persistente.

El primer betabloqueador se introdujo en el mundo en 1964, y muchos médicos calificaron el desarrollo como uno de los eventos más importantes en medicina. Con el tiempo, comenzaron a producirse otras drogas con un principio de acción similar. Algunos de ellos afectan el funcionamiento de todos los tipos de receptores beta-adrenérgicos, mientras que otros afectan a uno de ellos. Dependiendo de esto, los betabloqueantes generalmente se dividen en tres grupos:

  • Medicamentos de primera generación o no selectivos: bloquean los receptores beta-1 y beta-2. Estos incluyen: propranolol, sotalol, timolol, anaprilin.
  • Agentes selectivos o de segunda generación: bloquean solo la actividad del receptor beta-1. Este grupo está representado por: Oxprenolol, Metoprolol, Bisoprolol, Esmolol, Atenolol, Betaxolol, Doxazosin, Candesartan, Concor.
  • Medicamentos de tercera generación con efecto neurogénico: afectan la regulación del tono vascular. Estos incluyen: clonidina, carvedilol, labetalol, nebivolol,

Los diuréticos

Los diuréticos son uno de los grupos más antiguos de antihipertensivos. Se utilizó por primera vez a principios de los años 50 del siglo pasado, pero los diuréticos no han perdido popularidad en nuestros días. Hoy en día, los diuréticos se usan para reducir la presión arterial en combinación con otras drogas (inhibidores de la ECA o sartanes).

Los diuréticos ayudan a disminuir la presión arterial al aumentar la excreción renal de sal y líquidos. Tal efecto en el cuerpo conduce a una disminución de la carga en los vasos, contribuye a su relajación. Los diuréticos modernos se usan en dosis muy bajas, lo que no causa un efecto diurético significativo, ya que lixivia una gran cantidad de nutrientes del cuerpo. El efecto antihipertensivo ocurre de 4 a 6 semanas después del inicio del tratamiento.

En farmacología, hay hasta cuatro tipos de medicamentos diuréticos, pero solo tres de ellos se usan para tratar la hipertensión:

  • Tiazida y similar a tiazida: pertenecen a los medios de acción prolongada. Tienen un efecto leve, casi sin contraindicaciones. El inconveniente de las tiazidas es que pueden reducir el nivel de potasio en sangre, por lo que es necesario evaluar el estado del paciente todos los meses después de tomar los comprimidos. Diuréticos tiazídicos: hipotiazida, apo-hidro, diclotiazida, arifon, indapamida,
  • Loopback: se prescriben solo para el diagnóstico de hipertensión de alta resistencia. Bajan rápidamente la presión arterial, pero al mismo tiempo contribuyen a la pérdida de una cantidad significativa de iones de magnesio y sodio, aumentan la concentración de ácido úrico en la sangre. Diuréticos de asa: Diuver, torasemida, furosemida.
  • Ahorro de potasio: se usan muy raramente, porque aumentan el riesgo de desarrollar hiperpotasemia. Estos incluyen: Veroshpiron, Spironolactone, Aldactone.

Sartanes

Los bloqueadores de los receptores de angiotensina 2 son uno de los grupos más nuevos de medicamentos antihipertensivos. Según el mecanismo de acción, son similares a los inhibidores de la ECA. Los componentes activos de sartans bloquean el último nivel del sistema renina-angiotensina, evitando la interacción de sus receptores con las células del cuerpo humano.

Todos los sartanes actúan durante mucho tiempo, el efecto hipotensor dura 24 horas. Con el uso regular de bloqueadores de angiotensina 2, la presión arterial no disminuye por debajo de los valores aceptables. Vale la pena saber que no son tabletas para la acción rápida a alta presión. Una disminución constante de la presión arterial comienza a aparecer 2-4 semanas después del inicio del tratamiento y aumenta a las 8 semanas de tratamiento. Lista de sartanes:

  • Losartán (dimeticona);
  • Olmesartán;
  • Esta pelicula
  • Valsartán;
  • Aldosterona;
  • Cardosal

Inhibidores de la ECA

Estos son medicamentos farmacéuticos que se recetan para la presión arterial alta en un contexto de insuficiencia cardíaca, diabetes mellitus y enfermedades renales. Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) cambian el equilibrio de los componentes sanguíneos biológicamente activos en favor de los vasodilatadores, por lo que disminuye la presión.

El efecto antihipertensivo de los inhibidores de la ECA puede disminuir con el uso simultáneo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Según la estructura química, los inhibidores de la ECA se dividen en tres grupos:

  • Sulfhidrilo: un período corto de tiempo. Estos son ACE: Zofenopril, Captopril, Lotensin, Kapoten.
  • Carboxílico: difieren en la duración promedio de acción. Este grupo incluye: Lisinopril, Enalapril, Khortil, Quinapril, Perindopril.
  • Fosfinilo: tiene un efecto prolongado. Este grupo incluye: Fosinopril, Ramipril, Perindopril.

Inhibidores de calcio

image0 - Lista de betabloqueantes de medicamentos para la hipertensión

Otro nombre para estos medicamentos es bloqueadores de los canales de calcio. Este grupo se utiliza principalmente en el tratamiento complejo de la hipertensión. Son adecuados para aquellos pacientes que tienen muchas contraindicaciones para el uso de otras drogas para la hipertensión de nueva generación. Los inhibidores de calcio se pueden recetar a mujeres embarazadas, ancianos, pacientes con insuficiencia cardíaca.

El principio básico de acción de los bloqueadores de los canales de calcio es la vasodilatación al crear obstáculos para la penetración de iones de calcio en las células musculares. Los inhibidores se dividen convencionalmente en tres grupos: nifedipina (dihidropiridinas), diltiazem (benzotiazepinas), verapamilo (fenilaquilaminas). Para reducir la presión arterial, a menudo se prescribe un grupo de nifedipina. Los medicamentos incluidos en él se dividen en subtipos:

  • La primera generación: Calcigard retard, Cordaflex retard, Nifecard, Nifedipine.
  • Medios de la segunda generación: felodipina, nicardipina, plendil.
  • Medicamentos de tercera clase: Amlodipino, Amlovas, Kulchek, Norvask.
  • Cuarta generación: Cilnidipine, Duocard (muy raramente recetado para la hipertensión).

La mayoría de los representantes de la lista anterior están disponibles en tabletas para uso oral. La excepción es solo un betabloqueante: Labetalol, que ingresa a los estantes en forma de polvo o solución para administración intravenosa. Hay otros medicamentos elaborados en forma de inyecciones (por ejemplo, nitroprusiato de sodio, nitratos), pero no pertenecen a la categoría de medicamentos modernos y se utilizan exclusivamente para eliminar la crisis hipertensiva.

Los medicamentos modernos de la presión en tabletas ayudarán a eliminar no solo las caídas de la presión arterial, sino que también mejorarán el funcionamiento del sistema cardiovascular, el sistema nervioso central y los riñones. Otros beneficios que tienen los nuevos medicamentos:

  • A diferencia de los medicamentos sistémicos, las píldoras modernas para la hipertensión pueden reducir la hipertrofia ventricular izquierda.
  • Tienen un efecto selectivo en el cuerpo, por lo que son bien tolerados por las personas mayores.
  • No reduzca el rendimiento y la actividad sexual de los pacientes.
  • Suave para el sistema nervioso. Muchas drogas contienen benzodiacepinas, que ayudan a combatir la depresión, el estrés y los trastornos nerviosos.

Calcigard retard: un nuevo medicamento para la hipertensión con una liberación lenta del principio activo. El medicamento tiene una alta lipofilia, por lo que tiene un efecto duradero. El componente activo de los comprimidos es nifedipina. Componentes auxiliares: almidón, estearato de magnesio, lauril sulfato de sodio, polietilenglicol, ácido esteárico.

Calcigard retard actúa con mucha suavidad, por lo que se puede utilizar para el tratamiento permanente de la hipertensión, con angina de pecho estable, enfermedad de Raynaud. Las propiedades farmacológicas de los comprimidos son una vasodilatación lenta, por lo que Calcigard tiene menos efectos secundarios que la nifedipina pura. Entre las reacciones negativas, la aparición de:

  • taquicardia;
  • edema periférico;
  • dolor de cabeza;
  • mareo;
  • somnolencia;
  • náusea;
  • estreñimiento;
  • una reacción alérgica
  • mialgia;
  • hiperglucemia

Calcigard retard se toma por vía oral durante o después de una comida, la dosis promedio es de 1 tableta 2 veces al día. Con precaución, este medicamento se prescribe durante el embarazo. Está estrictamente prohibido tratar tabletas con:

  • hipersensibilidad a la nifedipina;
  • hipotensión
  • colapsar
  • angina inestable;
  • insuficiencia cardíaca severa;
  • etapa aguda de infarto de miocardio;
  • estenosis aórtica severa.

Un representante sorprendente de este grupo es la droga Diroton. La medicina de hipertensión de nueva generación es incluso adecuada para el tratamiento de pacientes en los que la presión arterial alta se combina con enfermedades hepáticas, el medicamento tiene un mínimo de contraindicaciones y efectos secundarios. El principio activo de Diroton es lisinopril. Los componentes auxiliares son estearato de magnesio, talco, almidón de maíz, dihidrato de fosfato de hidrógeno y calcio, manitol.

La herramienta tiene un efecto prolongado, por lo que debe tomarla una vez al día por la mañana antes o después de una comida. Las principales indicaciones de uso son:

  • hipertensión arterial (para monoterapia o tratamiento combinado);
  • insuficiencia cardíaca crónica;
  • infarto agudo de miocardio;
  • nefropatía contra la diabetes.

Con precaución, Diroton se combina con diuréticos que contienen potasio y sustitutos de la sal. Contraindicaciones categóricas: antecedentes de angioedema, edad hasta 18 años, hipersensibilidad a los componentes de las tabletas, edema de Quincke hereditario. Los efectos secundarios pueden incluir:

  • mareo;
  • dolor de cabeza;
  • debilidad;
  • Diarrea;
  • náuseas con vómitos;
  • hipotensión
  • dolor de pecho
  • erupción cutánea

Svetlana Borszavich

Médico general cardiologista, con trabajo activo en terapia, gastroenterología, cardiolgología, reumatología, inmunología con alergología.
Domina los métodos clínicos generales para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades del corazón, así como electrocardiografía, ecocardiografía, monitoreo del cólera en un ECG y monitoreo diario de la presión arterial.
El complejo de tratamiento desarrollado por el autor ayuda significativamente con las lesiones cerebrovasculares y los trastornos metabólicos en el cerebro y las enfermedades vasculares: hipertensión y complicaciones causadas por la diabetes.
El autor es miembro de la Sociedad Europea de Terapeutas, participante habitual en conferencias y congresos científicos en el ámbito de la cardiolgía y medicina general. Ha participado repetidamente en un programa de investigación en una universidad privada de Japón en el campo de la medicina reconstructiva.

Detonic