Lesión cerebral traumática Los tipos de lesiones en la cabeza causan signos que ayudan al tratamiento

Todos los tipos de lesiones cerebrales generalmente se dividen en lesiones cerebrales cerradas (ZTM), abiertas y penetrantes. La lesión en la cabeza cerrada es un daño mecánico en el cráneo y el cerebro, que resulta en una serie de procesos patológicos que determinan la gravedad de las manifestaciones clínicas de la lesión. Una lesión cerebral traumática abierta debe incluir daños en el cráneo y el cerebro, en los que hay heridas del tegumento del cráneo (daño en todas las capas de la piel); Las lesiones penetrantes implican integridad de la duramadre.

Clasificación de la lesión cerebral traumática (Gaidar BV et al., 1996):

  • conmoción cerebral
  • contusión cerebral: leve, moderada, severidad severa;
  • compresión del cerebro en el contexto de contusión y sin contusión: hematoma - agudo, subagudo, crónico (ep>1chmt - Lesión cerebral traumática Traumatismo craneoencefálico Tipos de causas Causas Signos Ayuda Tratamiento

Es muy importante determinar:

  • condición de los espacios de la subcapa: hemorragia subaracnoidea; presión del líquido cefalorraquídeo: normotensión, hipotensión, hipertensión; cambios inflamatorios;
  • condición del cráneo: sin daño a los huesos; el tipo y la ubicación de la fractura;
  • condición del tegumento del cráneo: abrasiones; contusiones
  • lesiones y enfermedades concomitantes: intoxicación (alcohol, drogas, etc., grado).

1) estado de conciencia;

2) el estado de las funciones vitales;

3) el estado de las funciones neurológicas focales.

1) conciencia clara;

2) ausencia de violaciones de funciones vitales;

3) la ausencia de síntomas neurológicos secundarios (dislocación); ausencia o gravedad leve de los síntomas focales primarios.

La amenaza a la vida (con un tratamiento adecuado) está ausente; El pronóstico de recuperación suele ser bueno.

1) estado de conciencia: aturdimiento claro o moderado;

2) no se alteran las funciones vitales (solo es posible la bradicardia);

3) síntomas focales: se pueden expresar uno u otro síntomas hemisféricos y craneobasales, que son más a menudo selectivos.

La amenaza a la vida (con un tratamiento adecuado) es insignificante. El pronóstico de la rehabilitación suele ser favorable.

1) estado de conciencia: aturdimiento profundo o estupor;

2) las funciones vitales están deterioradas, principalmente moderadamente en 1-2 indicadores;

a) tallo - moderadamente expresado (anisocoria, disminución de las reacciones pupilares, restricción de la mirada hacia arriba, insuficiencia piramidal homolateral, disociación de los síntomas meníngeos a lo largo del eje del cuerpo, etc.);

b) hemisférico y craneobasal: se expresan claramente tanto en forma de síntomas de irritación (ataques epilépticos) como de prolapso (los trastornos motores pueden alcanzar el grado de plegia).

La amenaza a la vida es significativa, depende en gran medida de la duración de la afección grave. El pronóstico de la recuperación de la discapacidad es a veces pobre.

1) estado de conciencia - coma;

2) funciones vitales: graves violaciones de varias formas;

a) tallo: se expresan de manera aproximada (plegio hacia arriba, anisocoria macroscópica, divergencia de los ojos a lo largo del eje vertical u horizontal, un debilitamiento agudo de las reacciones de las pupilas a la luz, signos patológicos bilaterales, hormonas, etc.);

b) hemisférico y craneobasal: pronunciado bruscamente.

La amenaza a la vida es máxima, en muchos aspectos depende de la duración de una condición extremadamente grave. El pronóstico de la recuperación de la discapacidad es a menudo pobre.

1) estado de conciencia - coma terminal;

2) funciones vitales: violaciones críticas;

a) tallo: midriasis fija bilateral, ausencia de reflejos pupilares y corneales;

b) hemisférico y craneobasal: bloqueado por trastornos cerebrales y del tallo.

La supervivencia, como regla, es imposible.

Todos los tipos de lesión cerebral generalmente se dividen en cerrados y abiertos

Según las características del daño a los tejidos blandos de la cabeza y los huesos del cráneo, una lesión cerebral puede ser abierta o cerrada.

La lesión craneal cerrada se caracteriza por una falta de comunicación entre la cavidad intracraneal y el entorno externo. Además, incluso la presencia de grietas o fracturas de huesos no viola el espacio cerrado del cráneo. La presencia de daños en los tejidos blandos de la cabeza (heridas, abrasiones) mientras se mantiene la integridad del tejido óseo nos permite considerar cerrada tal lesión en la cabeza.

A su vez, una lesión en la cabeza abierta es una lesión en la cabeza en la que hay un mensaje entre la cavidad craneal y el entorno externo. Si al mismo tiempo hay una violación de la integridad de la duramadre, entonces tales lesiones en la cabeza son penetrantes, en otros casos, se diagnostica un daño no penetrante.

En la neurología moderna, una lesión en la cabeza se clasifica de la siguiente manera:

  • Conmoción cerebral.
  • Contusión en el cerebro (leve, moderada, severa).

Un tipo de lesión cerebral traumática es un hematoma.

  • Compresión de estructuras intracraneales.

La conmoción cerebral se considera un tipo relativamente leve de lesión en la cabeza. Los más graves incluyen hematomas y compresión del cerebro, que además pueden agravarse por fracturas de los huesos del cráneo, hemorragia subaracnoidea, edema cerebral, hematoma intracraneal. Esto último, según la ubicación, ocurre: intracerebral, epidural, subdural, intraventricular.

Los síntomas

TSirkulyarnyj zakreplyayushhij tur vokrug golovy 1 - Traumatismo craneoencefálico Traumatismo craneoencefálico Tipos de cabeza causas signos ayuda tratamiento

A pesar de que una lesión en la cabeza de cualquier gravedad y bajo cualquier circunstancia requiere una consulta urgente con un médico, el conocimiento de sus síntomas y tratamiento es obligatorio para todas las personas educadas.

Síntomas y síndromes cerebrales. Este complejo de síntomas se caracteriza por:

  • pérdida de conciencia en el momento de la lesión;
  • dolor de cabeza (costuras, cortes, apretones, fajas);
  • alteración de la conciencia algún tiempo después de la lesión;
  • náuseas y / o vómitos (es posible que tenga un regusto desagradable en la boca);
  • amnesia: pérdida de recuerdos de incidentes que precedieron o siguieron a un incidente, o de ambos (se distinguen respectivamente la amnesia retrógrada, anterógrada y retrógrada);

Síntomas focales: característicos de las lesiones locales (focales) de las estructuras cerebrales. Como resultado de un trauma, los lóbulos frontales del cerebro, los lóbulos temporal, parietal y occipital, así como estructuras como el tálamo, el cerebelo, el tronco, etc., pueden sufrir.

La localización específica del foco siempre causa una cierta sintomatología, aunque debe tenerse en cuenta que no se pueden observar violaciones externas (notables) de la integridad de la caja craneal.

Por lo tanto, una fractura de la pirámide ósea temporal no siempre puede ir acompañada de sangrado de la aurícula, pero esto no excluye la posibilidad de daño a nivel tópico (local). Una de las opciones para estas manifestaciones puede ser la paresia o la parálisis del nervio facial en el lado lesionado.

Los signos focales de clasificación se combinan en los siguientes grupos:

  • visual (con daño en la región occipital);
  • auditivo (con daño en el área temporal y parietal-temporal);
  • motor (con daño a los departamentos centrales, hasta deterioro motor grave);
  • habla (centro de Wernicke y Brock, corteza del lóbulo frontal, corteza parietal);
  • coordinador (con daño cerebeloso);
  • sensible (con daño al giro poscentral, son posibles trastornos de sensibilidad).

El síndrome de disfunción autonómica. Este complejo de síntomas ocurre debido al daño a los centros autónomos (automáticos). Las manifestaciones son extremadamente variables y dependen únicamente del centro específico que fue dañado.

En este caso, a menudo se observa una combinación de síntomas de daño a varios sistemas. Entonces, al mismo tiempo, es posible un cambio en el ritmo de la respiración y la frecuencia cardíaca.

Distinguir clásicamente las siguientes opciones para trastornos autonómicos:

  • desregulación metabólica;
  • cambios en el trabajo del sistema cardiovascular (es posible la bradicardia);
  • funcionamiento deteriorado de la uretra;
  • cambios en el trabajo del sistema respiratorio;
  • trastornos del tracto gastrointestinal.
  • comunicación a tu estado alterado de la psique.

Trastornos mentales, que se caracterizan por cambios en la psique humana.

  • trastornos emocionales (depresión, excitación maníaca);
  • Estupefacción crepuscular;
  • violación de las funciones cognitivas (disminución de la inteligencia, memoria);
  • cambios de personalidad;
  • la aparición de síntomas productivos (alucinaciones, delirios de una naturaleza diferente);
  • falta de crítica

Tenga en cuenta que los síntomas de una lesión cerebral traumática pueden ser tanto pronunciados como invisibles para un lego.

Los síntomas de una lesión cerebral traumática dependen en gran medida del grado de daño cerebral, la presencia de cambios focales y edema, la encefalopatía concomitante. Un criterio importante para la gravedad de la LCT es el estado de conciencia del paciente, la presencia de síntomas focales y cerebrales.

2chmt - Lesión cerebral traumática Traumatismo craneoencefálico Tipos de causas Causas Signos Ayuda Tratamiento

Este tipo de lesión en la cabeza se conoce como daño menor al cerebro. Sus rasgos característicos son:

  • Pérdida de conciencia por un corto tiempo (segundos, varios minutos).
  • Un estado de aturdimiento leve después de una lesión.
  • La presencia de dolor de cabeza difuso.
  • Náuseas, con menos frecuencia vómitos individuales.
  • A veces, amnesia retrógrada, con menos frecuencia anterógrada.

Con una conmoción cerebral, el hecho de la alteración de la conciencia ocurre en casi todos los casos y puede variar desde su pérdida completa hasta el estado de “turbidez” en la cabeza, leve aturdimiento. Al examinar a un paciente, se revelan síntomas difusos: nistagmo, letargo de la reacción de las pupilas a la luz, asimetría de reflejos, reflejos patológicos (Marinescu, Rossolimo, Babinsky).

Nuevamente, en el contexto de una encefalopatía existente, estos signos son persistentes y, con una conmoción cerebral, desaparecen en 3-5 días. Las violaciones de la inervación autonómica son consecuencias frecuentes de una conmoción cerebral, por lo general hay inestabilidad de la presión arterial, sudoración, sensación de "calor" en el cuerpo, enfriamiento de las extremidades.

Síntomas de conmoción cerebral dependiendo de la gravedad.

Este tipo de lesión en la cabeza se caracteriza por daño focal a las estructuras cerebrales. A menudo, una contusión cerebral se acompaña de fracturas de los huesos del cráneo, hemorragias debajo del revestimiento del cerebro y un edema que crece rápidamente. Posteriormente, esto a menudo conduce a la encefalopatía postraumática.

La gravedad de los síntomas puede variar según el grado de daño (leve, moderado o grave). Para una lesión cerebral leve, los siguientes síntomas son característicos:

  • Pérdida de conciencia (decenas de minutos).
  • Náuseas, a veces vómitos repetidos.
  • Amnesia retrógrada o anterógrada.
  • Dolor de cabeza difuso, mareos.

1chmt - Lesión cerebral traumática Traumatismo craneoencefálico Tipos de causas Causas Signos Ayuda Tratamiento

En estado neurológico, se determinan síntomas difusos o focales. En la mayoría de los pacientes, se detectan fracturas de los huesos del cráneo, hemorragia subaracnoidea.

Con una lesión cerebral moderada y grave, la gravedad de los síntomas es mucho mayor. En este caso, la duración de la pérdida de conciencia puede ser de varias horas y, en casos graves, de varias semanas. Para tales lesiones, los signos característicos son cambios focales: violación de la función oculomotora, daño a los nervios craneales, trastornos sensibles y motores (paresia, parálisis).

Síntomas de una lesión cerebral traumática.

En las lesiones cerebrales traumáticas graves, los trastornos del tallo se producen debido al edema cerebral: fluctuaciones en la presión arterial, ritmos respiratorios anormales, alteraciones en la termorregulación y tono muscular. Se determinan los signos meníngeos (rigidez en el cuello, síntomas de Kernig, Brudzinsky). Las lesiones graves en la cabeza pueden ir acompañadas de un síndrome convulsivo.

Las lesiones cerebrales graves casi siempre se combinan con fracturas de los huesos del cráneo, a menudo la base del cráneo, hemorragias traumáticas e hinchazón del tejido cerebral. Exteriormente, a veces se define un "síntoma de anteojos": un signo de fractura de la parte frontal del cráneo, licorrea de la nariz o las orejas.

Tal lesión cerebral traumática es especialmente grave, en ausencia de atención médica a menudo conduce a la muerte del paciente. La compresión del cerebro por un hematoma intracraneal (epi-, subdural o intracerebral) conduce a un cambio en las estructuras del tallo y, como resultado, a una violación de las funciones vitales. Este tipo de lesión puede ser una patología independiente o combinarse con otros tipos de daño cerebral (por ejemplo, contusión cerebral).

La compresión cerebral puede deberse a un hematoma intracraneal

5chmt - Lesión cerebral traumática Traumatismo craneoencefálico Tipos de causas Causas Signos Ayuda Tratamiento

Es característico un aumento gradual de la gravedad de los síntomas cerebrales, focales, signos de edema cerebral con una dislocación (desplazamiento) de las estructuras cerebrales. La aparición de síntomas de compresión suele estar precedida por la llamada "brecha brillante" después de una lesión, cuando el paciente se siente bien durante algún tiempo. Es especialmente común en niños.

Lesión craneal

Cualquier lesión cerebral traumática tiene tres períodos en su desarrollo: consecuencias agudas, intermedias y a largo plazo.

El primer período se caracteriza por el desarrollo de cambios patológicos en el tejido cerebral inmediatamente después de la exposición a un factor dañino. Los síntomas dependen del grado de cambios en el cerebro, el edema de las estructuras cerebrales, la presencia o ausencia de otras lesiones (trauma combinado), el estado somático inicial del paciente. Su duración es de al menos dos semanas o más.

En el período intermedio, se produce la restauración del daño al tejido nervioso y, en consecuencia, las funciones perdidas. También se incluyen mecanismos compensatorios y adaptativos en el cuerpo, lo que ayuda al paciente a adaptarse en presencia de daño severo en el sistema nervioso central. La duración de este período con una conmoción cerebral y un leve hematoma en el cerebro es de hasta seis meses, con lesiones más graves, aproximadamente un año.

El período final de una lesión en la cabeza es la recuperación. Dependiendo de la gravedad del daño, puede durar un año o dos o más de dos años. Por lo general, en los primeros dos años después de una lesión, la mayoría de los pacientes experimentan encefalopatía postraumática, que requiere tratamiento en neurología. Con el enfoque médico adecuado, se produce la restauración o adaptación del sistema nervioso central.

Diagnóstico

Métodos de diagnóstico para lesiones cerebrales traumáticas.

El diagnóstico de "lesión cerebral traumática" se establece en neurología sobre la base de un examen inicial realizado por un médico, anamnesis y quejas de los pacientes. Asegúrese de realizar métodos de examen adicionales.

En un hospital, los análisis de sangre clínicos y bioquímicos generales, los ECG también son recetados por un neurólogo o neurocirujano. Si hay una sospecha de lesión traumática combinada, R-gráfica de los órganos del tórax, extremidades, ultrasonido de los órganos abdominales. Según las indicaciones en neurología, se realiza una punción lumbar, que ayuda a identificar la hemorragia subaracnoidea, la meningitis purulenta secundaria.

El diagnóstico de lesiones craneocerebrales incluye:

  • Cuestionando al paciente, testigos del incidente. Se determina bajo qué condiciones se recibió la lesión, si es el resultado de una caída, colisión, impacto. Es importante averiguar si el paciente sufre de enfermedades crónicas, si hubo lesiones en la cabeza, operaciones anteriores.
  • Examen neurológico para detectar la presencia de síntomas específicos característicos de la derrota de un área particular del cerebro.
  • Métodos de diagnóstico instrumental. Después de una lesión en la cabeza, a todos, sin excepción, se les asigna un examen de rayos X, si es necesario: CT y MRI.

Principios de la terapia de TBI

Se recomienda a todas las víctimas tratamiento hospitalario con reposo estricto en cama. La mayoría de los pacientes se someten a terapia en el departamento de neurología.

Existen dos enfoques principales para tratar a los pacientes con las consecuencias de una lesión en la cabeza: quirúrgica y terapéutica. El período de tratamiento y el enfoque se determinan según el estado general del paciente, la gravedad de la lesión, su tipo (lesión en la cabeza abierta o cerrada), localización, características individuales del cuerpo, reacción a los medicamentos. Después del alta del hospital, el paciente con mayor frecuencia necesita un curso de rehabilitación.

Complicaciones TBI

En la dinámica del desarrollo de las consecuencias de las lesiones en la cabeza, hay 4 etapas:

  • Agudo, o inicial, que dura las primeras 24 horas desde el momento de la lesión.
  • Agudo o secundario, de 24 horas a 2 semanas.
  • Reconvalecencia, o una etapa tardía, su marco de tiempo es de 3 meses a un año después de una lesión.
  • Consecuencias a largo plazo de una lesión en la cabeza, o un período residual, desde un año hasta el final de la vida del paciente.

Las complicaciones después de una lesión en la cabeza varían según la etapa, la gravedad y la ubicación de la lesión. Entre los trastornos, se pueden distinguir dos grupos principales: trastornos neurológicos y mentales.

En primer lugar, los trastornos neurológicos incluyen una consecuencia tan común del trauma en la cabeza como la distonía vegetovascular. VVD incluye cambios en la presión arterial, sensación de debilidad, fatiga, falta de sueño, molestias en el corazón y mucho más. En total, se describen más de ciento cincuenta signos de este trastorno.

Se sabe que con las lesiones cerebrales traumáticas que no van acompañadas de daños en los huesos del cráneo, las complicaciones ocurren con mayor frecuencia que con una fractura.

Esto se debe principalmente al síndrome de la llamada hipertensión del líquido cefalorraquídeo, en otras palabras, un aumento de la presión intracraneal. Si los huesos del cráneo permanecen intactos al recibir una lesión cerebral traumática, la presión intracraneal aumenta debido al aumento del edema cerebral. Con las fracturas de cráneo, esto no ocurre, ya que el daño a los huesos permite obtener un volumen adicional para el edema en crecimiento.

El síndrome de hipertensión de licor generalmente ocurre dos o tres años después de una lesión cerebral. Los principales síntomas de esta enfermedad son fuertes dolores de cabeza estallantes.

Los dolores son permanentes y se intensifican por la noche y por la mañana, porque en posición horizontal se deteriora la salida del líquido cefalorraquídeo. La sensación de náuseas, vómitos periódicos, debilidad severa, calambres, palpitaciones, presión arterial alta, hipo prolongado también son característicos.

Los síntomas neurológicos característicos de las lesiones cerebrales traumáticas son parálisis, problemas del habla, visión, audición y olfato. La epilepsia es una complicación frecuente de una lesión cerebral traumática, que es un problema grave, ya que es poco susceptible de tratamiento médico y se considera una enfermedad incapacitante.

Entre los trastornos mentales después de una lesión en la cabeza, la amnesia es la más importante. Surgen, por regla general, en las etapas iniciales, en el período de varias horas a varios días después de la lesión. Los eventos que preceden a la lesión (amnesia retrógrada) que siguen a la lesión (amnesia anterógrada) o ambos (amnesia anterógrada) pueden olvidarse.

En la etapa tardía de los trastornos traumáticos agudos, los pacientes experimentan psicosis, trastornos mentales, en los que la percepción objetiva del mundo cambia y las reacciones mentales de la persona contradicen aproximadamente la situación real. Las psicosis traumáticas se dividen en agudas y prolongadas.

Las psicosis traumáticas agudas se manifiestan por una amplia variedad de tipos de cambios en la conciencia: estupor, agitación motora y mental aguda, alucinaciones, trastornos paranoides. Las psicosis se desarrollan después de que el paciente recupera la conciencia después de recibir una lesión en la cabeza.

Un ejemplo típico: el paciente se despertó, salió de un estado inconsciente, comienza a responder preguntas, luego aparece la emoción, se escapa, quiere huir a algún lado, para esconderse. La víctima puede ver algunos monstruos, animales, personas armadas, etc.

Unos meses después del incidente, a menudo ocurren trastornos mentales como la depresión, los pacientes se quejan de un estado emocional deprimido, falta de deseo de realizar esas funciones que antes realizaban sin problemas. Por ejemplo, una persona experimenta hambre, pero no puede obligarse a cocinar algo.

También son posibles varios cambios en la personalidad de la víctima, con mayor frecuencia en el tipo hipocondríaco. El paciente comienza a preocuparse demasiado por su salud, inventa enfermedades que no tiene, recurre constantemente a los médicos con la demanda de realizar otro examen.

La lista de complicaciones de una lesión cerebral traumática es extremadamente diversa y está determinada por las características de la lesión.

La enfermedad cerebral traumática puede tener consecuencias tanto tempranas como a largo plazo. Las complicaciones tempranas de la lesión cerebral traumática incluyen:

  • Edema cerebral
  • Desplazamiento de las estructuras medianas del tallo.
  • Hemorragias intracraneales secundarias (hematomas, hemorragia subaracnoidea).
  • Proceso inflamatorio secundario (meningitis, encefalitis).
  • Fenómenos inflamatorios extracraneales (neumonía, úlceras de decúbito, sepsis).
  • Insuficiencia respiratoria

Las consecuencias a largo plazo se deben en gran medida a la gravedad de la lesión cerebral traumática. Los más comunes incluyen:

  • Encefalopatía postraumática (astenia, dolores de cabeza, trastornos autonómicos).
  • Trastornos focales persistentes (paresia, parálisis, discapacidad visual, audición, habla).
  • Síndrome epiléptico
  • Desordenes mentales.

Pronóstico de lesión cerebral

Estadísticamente, aproximadamente la mitad de todas las personas que han sufrido una lesión cerebral traumática recuperan por completo su salud, regresan al trabajo y realizan tareas domésticas normales. Alrededor de un tercio de las víctimas quedan parcialmente discapacitadas y otro tercio pierde su capacidad de trabajar por completo y permanece profundamente discapacitado por el resto de sus vidas.

La recuperación del tejido cerebral y las funciones corporales perdidas después de una situación traumática se produce durante varios años, generalmente de tres a cuatro, mientras que en los primeros 6 meses, la regeneración es más intensa, disminuyendo gradualmente. En los niños, debido a las capacidades compensatorias más altas del cuerpo, la recuperación es mejor y más rápida que en los adultos.

Las medidas de rehabilitación deben iniciarse inmediatamente, inmediatamente después de que el paciente abandona la etapa aguda de la enfermedad. Esto incluye: trabajar con un especialista para restaurar las funciones cognitivas, estimular la actividad motora, fisioterapia. Junto con una terapia farmacológica bien elegida, el curso de rehabilitación puede mejorar significativamente el nivel de vida del paciente.

Los médicos dicen que la rapidez con que se proporcionaron los primeros auxilios desempeña un papel crucial en la predicción de los resultados del tratamiento con LCT. En algunos casos, una lesión en la cabeza no se reconoce, porque el paciente no consulta a un médico, ya que el daño no es grave.

1395051548 - Lesión cerebral traumática Lesión en la cabeza Tipos de causas de la cabeza signos que ayudan al tratamiento

En tales circunstancias, los efectos de la lesión cerebral traumática se manifiestan en un grado mucho más pronunciado. Las personas que se encuentran en una condición más grave después de una lesión en la cabeza e inmediatamente pidieron ayuda tienen muchas más posibilidades de recuperarse por completo que aquellas que recibieron daños leves, pero decidieron acostarse en casa. Por lo tanto, ante la menor sospecha de una lesión en la cabeza en el hogar, sus familiares y amigos, debe buscar ayuda médica de inmediato.

Tratamiento

Cualquier lesión cerebral traumática requiere observación y tratamiento en condiciones estacionarias (neurocirugía, neurología, traumatología). En casos excepcionales, se permite el tratamiento ambulatorio para la conmoción cerebral leve, pero solo después del diagnóstico preliminar y el examen por un neurocirujano o neurólogo. La terapia del grado leve de daño cerebral implica el nombramiento de reposo en cama durante al menos una semana, la eliminación de la disfunción autonómica, el nombramiento de nootrópicos, sedantes y la normalización de la presión arterial.

El tratamiento de pacientes con lesiones en la cabeza debe realizarse en un hospital.

Para lesiones más graves, se incluyen las siguientes medidas en la terapia:

  1. Mantener las funciones vitales del cuerpo: respiración óptima (ventilación mecánica si es necesario), corrección de la presión arterial para garantizar una perfusión cerebral suficiente. Para aumentar la presión arterial, se administran soluciones coloidales, simpaticomiméticos por vía intravenosa. Números altos La presión arterial se corrige mediante el nombramiento de medicamentos antihipertensivos.
  2. La lucha contra el edema cerebral. Para esto, se usan diuréticos osmóticos (manitol). La eliminación de la hipertensión del líquido cefalorraquídeo se logra mediante el drenaje del líquido cefalorraquídeo.
  3. En presencia de complicaciones hemorrágicas, se utilizan agentes hemostáticos (ácido aminocaproico).
  4. Para mejorar la microcirculación en los tejidos afectados y prevenir la isquemia secundaria, se prescriben agentes antiplaquetarios, fármacos vasoactivos (trental, cavinton), bloqueadores de los canales de calcio.
  5. La eliminación de la hipertermia se logra mediante la introducción de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, antipsicóticos, hipotermia artificial, la introducción de antipsicóticos.
  6. Terapia antibacteriana para la prevención de complicaciones purulentas secundarias. Especialmente indicado para lesiones abiertas del cráneo y el cerebro.

El tratamiento quirúrgico es obligatorio en el caso de un edema que aumenta rápidamente y la compresión del cerebro por hematoma intracraneal. Se muestra con un volumen de este último de más de 30 cm³, así como signos de dislocación de estructuras medianas. Los métodos modernos para eliminar los hematomas consisten en una intervención mínimamente invasiva utilizando equipo endoscópico.

Rehabilitación

El plan de rehabilitación para pacientes con lesiones en la cabeza se realiza individualmente.

Las consecuencias de una lesión en la cabeza pueden variar mucho dependiendo de la gravedad del daño a las estructuras cerebrales. Esto puede ser un síndrome asténico leve después de una conmoción cerebral o una encefalopatía postraumática con trastornos neurológicos focales, discirculación del líquido cefalorraquídeo.

Si el tratamiento se lleva a cabo en un centro de neurología o rehabilitación, incluye varios puntos clave:

  • Terapia farmacológica. Nootrópicos (Fenotropilo, Encephabol, Ceraxon, Cerebrolisina), adaptógenos (tintura de ginseng, eleuterococo, leuzea y otros), complejos multivitamínicos, vitaminas B (neurorrubina, milgamma). Después de una lesión grave en la cabeza, se prescriben anticonvulsivos (depakina, carbamazepina).
  • Tratamiento fisioterapéutico. Darsonval, magnetoterapia, IRT; masaje reparador, así como dirigido a restaurar movimientos en extremidades paréticas.
  • Psicoterapia Aquí se necesita la ayuda de un psicólogo, se realizan sesiones psicoterapéuticas individuales y ejercicios grupales. La ayuda de un psicólogo es especialmente necesaria para los niños que han sufrido lesiones cerebrales traumáticas graves.

Paciente en consulta con psicoterapeuta

  • Kinesiterapia Incluye varios tipos de actividad física, terapia de ejercicios, ejercicios en la piscina, elementos del deporte.

Después de completar el curso principal de rehabilitación en neurología, se recomienda el tratamiento de spa. Es mejor ir a un sanatorio especializado para personas con enfermedades del sistema nervioso central. Si es necesario, se realiza una cirugía estética para restaurar los defectos postraumáticos de la cara y la cabeza.

En este caso, el tratamiento de la encefalopatía traumática se lleva a cabo en centros especializados o neurología bajo la supervisión de un psiquiatra.

Incluso después de una lesión cerebral traumática leve, la encefalopatía postraumática se puede sentir por depresión, disomnio, disminución del rendimiento y fatiga crónica. En tales casos, se requiere el nombramiento de antidepresivos, con mayor ansiedad: tranquilizantes diurnos.

Después de una lesión cerebral traumática, se puede desarrollar encefalopatía postraumática.

Una gama completa de medidas de rehabilitación ayuda no solo a restaurar la salud del paciente, sino que también lo devuelve a una vida social completa, restaura las habilidades profesionales. Después de lesiones graves con disfunciones persistentes del sistema nervioso, la decisión del MSEC establece un grupo de discapacidad. Para su registro, es necesario solicitar en la clínica del distrito un extracto de neurocirugía o neurología.

Detonic - un medicamento único que ayuda a combatir la hipertensión en todas las etapas de su desarrollo.

Detonic para normalización de presión

El complejo efecto de los componentes vegetales de la droga. Detonic en las paredes de los vasos sanguíneos y el sistema nervioso autónomo contribuyen a una disminución rápida de la presión arterial. Además, este medicamento previene el desarrollo de la aterosclerosis, gracias a los componentes únicos que intervienen en la síntesis de lecitina, un aminoácido que regula el metabolismo del colesterol y evita la formación de placas ateroscleróticas.

Detonic Síndrome de abstinencia y no adictivo, ya que todos los componentes del producto son naturales.

Información detallada sobre Detonic se encuentra en la página del fabricante www.detonicnd.com.

Tatyana Jakowenko

Editor en jefe de la Detonic revista online, cardiologist Yakovenko-Plahotnaya Tatyana. Autor de más de 950 artículos científicos, incluso en revistas médicas extranjeras. Ha estado trabajando como cardiologist en un hospital clínico durante más de 12 años. Posee métodos modernos de diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardiovasculares y los implementa en sus actividades profesionales. Por ejemplo, utiliza métodos de reanimación del corazón, decodificación de ECG, pruebas funcionales, ergometría cíclica y conoce muy bien la ecocardiografía.

Durante 10 años, ha sido una participante activa en numerosos simposios y talleres médicos para médicos: familias, terapeutas y cardiologistas. Tiene muchas publicaciones sobre estilo de vida saludable, diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardíacas y vasculares.

Realiza un seguimiento regular de nuevas publicaciones de Europa y América. cardiolrevistas científicas, redacta artículos científicos, prepara informes en congresos científicos y participa en cardiolcongresos de ogy.

Detonic