Síndrome de fatiga crónica SFC por qué se desarrollan las manifestaciones y el diagnóstico

Con el síndrome de fatiga crónica, el sistema nervioso y el tono muscular general del cuerpo se ven afectados principalmente. Esto se debe a la aparición de neurosis de los centros reguladores y una deficiencia de proteínas que contribuyen a la actividad de las fibras musculares. Debido al ácido láctico acumulado en los músculos, aparecen debilidad y dolor.

Existe una opinión en la sociedad de que el síndrome de fatiga crónica es una enfermedad descabellada, y sus síntomas son manifestaciones de fatiga habitual o sensaciones que el paciente exagera. Sin embargo, muchos programas clínicos confirman que el 30% de los sujetos en realidad mostraron trastornos graves en su condición psicoemocional y física. [8] Por lo tanto, el término "encefalomielitis mialgica" se ha convertido en sinónimo del síndrome, lo que significa un proceso inflamatorio en el cerebro, que también se manifiesta en el dolor muscular.

Las manifestaciones del síndrome son puramente individuales, pero se encuentran con mayor frecuencia: [2]

  • trastornos nerviosos y estados depresivos: esto puede ser un aumento de la excitabilidad, irritabilidad, acompañado de brotes de ira y agresión, o apatía e incapacidad de una persona para responder a los eventos;
  • rendimiento reducido: atención distraída, incapacidad para realizar tareas simples y, como resultado, pérdida de interés en las tareas domésticas y profesionales;
  • inmunidad disminuida: la vulnerabilidad del cuerpo a los virus, lo que resulta en infecciones frecuentes y resfriados;
  • pérdida insignificante de la memoria, debido a la falta de atención y la mala salud;
  • insomnio y sueño ansioso: la excitabilidad nerviosa no permite que el cuerpo se relaje y se duerma, aparecen alteraciones del sueño hasta el sonambulismo y el despertar se acompaña de un estado de fatiga severa;
  • dolores de cabeza sin causa: pueden ser puntiagudos, agudos, punzantes;
  • dolor en los músculos y las articulaciones: incluso un movimiento leve provoca dolor, y la incomodidad en las articulaciones puede pasar de una a otra.

triggernye zony sindroma hronicheskoy ustalosti s - Síndrome de fatiga crónica SFC por qué se desarrollan las manifestaciones y el diagnóstico

Al diagnosticar el síndrome de fatiga crónica, se detecta la presencia de síntomas físicos y psicoemocionales. En algunos casos, la aparición de pensamientos sombríos y el rechazo de las acciones habituales que traen alegría sirven como el primer eslabón en la cadena de perturbaciones de causa y efecto en el cuerpo en general.

Si se queja de trastornos del sueño, pérdida de memoria, disminución de la concentración de la atención, si siente un descanso inexplicable e impenetrable durante el descanso, si comenzó a absorber mal la información y hay violaciones en la esfera sexual, esto puede indicar la presencia de fatiga crónica . Está mal diagnosticado, convirtiéndose en global en la sociedad moderna.

La fatiga puede ser física y mental.

La fatiga física es una respuesta humana común al estrés. Surge por la acumulación de ácido láctico en el tejido muscular y, como consecuencia, una disminución de las reservas de energía. Durante el reposo, el ácido láctico se excreta y las reservas de energía aumentan porque la carga desaparece. Si la carga es constante, los sistemas circulatorio, respiratorio y cardiovascular del cuerpo no tienen tiempo para satisfacer la necesidad de oxígeno del cuerpo, como resultado de lo cual se acumula la fatiga.

Mental (fatiga mental) ocurre cuando uno de los centros del cerebro está sobrecargado, que es responsable de los recursos energéticos. Con tal fatiga, la memoria y la capacidad de concentración disminuyen, se produce irritación desmotivada, ansiedad, depresión o apatía.

La famosa inglesa, la enfermera Florence Nightingale, que se hizo famosa durante la Guerra de Crimea, es considerada la primera víctima del SFC. Su historial médico se registra por escrito. Ella se ocupó desinteresadamente de los enfermos, trabajando 22 horas al día. Todo esto condujo a un deterioro en la salud de las mujeres. Sufría de insomnio, taquicardia y depresión, pero continuó trabajando más que otras hermanas de la misericordia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aún no reconoce el síndrome de fatiga crónica como una enfermedad, ni lo incluye en el registro de enfermedades identificadas oficialmente debido a la información insuficiente sobre el mecanismo exacto de la enfermedad y su prevención, el agente causal de la enfermedad. enfermedad y cambios en los órganos y sistemas del cuerpo.

CFS conduce a una caída significativa en los niveles previamente alcanzados de actividad personal, social, educativa y laboral.

El síntoma principal del síndrome de fatiga crónica es una disminución de la energía necesaria para mantener una vida normal, fatiga constante y aumento de la fatiga.

Manifestaciones clínicas en las etapas de desarrollo de astenia:

  • dolores de cabeza frecuentes y sin causa;
  • trastornos del sueño y la vigilia: aumento de la somnolencia durante el día e insomnio durante la noche, dificultad para conciliar el sueño;
  • disminución del rendimiento (incluido el tiroides>recortada kinga cichewicz kqDEH7M2tGk unsplash - Síndrome de fatiga crónica SFC por qué se desarrollan las manifestaciones y el diagnóstico

En este contexto, las personas pueden comenzar a tomar irracionalmente pastillas para dormir y psicoestimulantes. Fuma intensamente, toma alcohol para reducir la excitación neuropsíquica. Descubre cómo el alcohol afecta el cerebro.

La mayoría de las personas pierden peso corporal, pero, por ejemplo, en personas financieramente seguras con un estilo de vida inactivo, se detectan obesidad, apatía y depresión emocional. Los más susceptibles al SFC son aquellas personas cuyo trabajo está asociado con el estrés constante. CFS puede hacerlos deshabilitados en un 50-80%.

Diagnosticar el SFC es muy difícil, incluso un análisis de sangre bioquímico no difiere en la norma. Con un estudio tomográfico del cerebro, se puede detectar una disminución en la actividad de uno de sus lóbulos temporales. Esto explica la disminución de la memoria y la capacidad de concentración.

Es difícil para los médicos determinar si un paciente está enfermo o finge estar enfermo. Se cree que es deseable un síntoma grande y varios pequeños para determinar el diagnóstico de SFC. En primer lugar, es la fatiga a largo plazo y una disminución significativa del modo motor (más del 50%). Y los pequeños: depresión, fiebre, molestias musculares, pérdida de memoria, dolor en las articulaciones, dolor en los ganglios linfáticos.

El síndrome de fatiga crónica está determinado por una serie de síntomas específicos.

El primer signo de SFC es la fatiga, que aparece incluso después de un esfuerzo menor. La sensación de debilidad y fatiga que acompaña al SFC no desaparece durante el día e incluso después de un sueño adecuado.

Además de lo anterior, el síndrome de fatiga crónica tiene los siguientes síntomas:

  • inestabilidad emocional;
  • trastorno del sueño
  • apatía;
  • una disminución completa de la actividad física;
  • sensación de dolores en las extremidades y el cuerpo;
  • aumento sin causa y agudo de la temperatura;
  • dolor muscular;
  • impedimento del habla;
  • ganglios linfáticos agrandados, dolor de garganta, tos leve (con el virus de Epstein-Barr);
  • el desarrollo de enfermedades de la piel en el contexto de una crisis nerviosa;
  • procesos inflamatorios;
  • anemia;
  • estreñimiento o diarrea.

chonicheskaya ystalost - Síndrome de fatiga crónica SFC por qué se desarrollan las manifestaciones y el diagnóstico

Los síntomas del SFC se caracterizan por un curso progresivo. La apatía con un trastorno similar indica agotamiento emocional.

¿Cómo se desarrolla el síndrome de fatiga crónica?

Hay 3 etapas del desarrollo del síndrome de fatiga crónica.

1. Su condición es similar a los síntomas de un resfriado.

2. Dolores inexplicables en músculos y articulaciones.
(artralgia), el sueño empeora.

3. El estado mental está alterado: ansiedad, apatía, cambios de humor.

Durante la enfermedad, el deseo de hacer algo desaparece, la actividad mental y la concentración se reducen.

Resfriados, dolores de cabeza, insomnio, mareos,
náuseas, somnolencia durante el día, baja temperatura prolongada, elevada
sudores nocturnos, síndrome del intestino irritable (diarrea), inflamación
tracto respiratorio superior (faringitis), se manifiesta una tendencia al desmayo.

Después de 6 meses, sensibilidad a
luz brillante, la fatiga progresa, los ganglios linfáticos del cuello se inflaman y
En la región axilar, el deseo sexual se reduce.

Las enfermedades crónicas pueden agravarse;
malestar estomacal, pérdida de cabello.

La inmunidad empeora, el fondo hormonal cambia, lo que conduce al envejecimiento prematuro del cuerpo.

Factores que desencadenan el desarrollo del síndrome.

A continuación se presentan los hechos reales sobre el SFC:

  • Este trastorno afecta a personas en edad laboral (20-45 años), y las mujeres, por ser más emocionales, lo padecen el doble de veces que los hombres;
  • desde 1988, el SFC se considera una enfermedad independiente;
  • La Organización Mundial de la Salud predice que para 2020, el síndrome de fatiga crónica y la depresión ocuparán el segundo lugar en términos de ocurrencia, solo superados por las enfermedades cardiovasculares;
  • Los liquidadores típicos de fatiga crónica se observaron en los liquidadores de las consecuencias del desastre de Chernobyl que recibieron una dosis de radiación ionizante 6-12 meses después de regresar de la zona del accidente.

También hay conceptos erróneos bastante comunes con respecto a esta desviación:

  1. El síndrome de fatiga es causado solo por estrés físico y mental. De hecho, un estado similar puede surgir por razones completamente opuestas: la falta de objetivos y motivación, un pasatiempo inútil.
  2. SFC: autosugestión, no una enfermedad real. De hecho, el síndrome de fatiga crónica se clasifica correctamente como una enfermedad del sistema nervioso. Los expertos han demostrado que la patología inhibe todos los procesos del cuerpo.

El diagnóstico de “síndrome de fatiga crónica” apareció hace relativamente poco tiempo: ya en la década de 1980, no se sabía nada sobre tal patología.

Pero luego, con el crecimiento del sector industrial, el deterioro de la situación ambiental en todo el mundo y el desarrollo social, aparecieron factores que ejercieron una presión significativa sobre el sistema nervioso humano.

Hoy en día, los expertos identifican tales razones principales por las cuales el SFC puede impulsar el desarrollo, y en la vida de una persona solo hay somnolencia, fatiga, debilidad y apatía:

  1. Factor de estrés La depresión, el estrés emocional y mental provocan cambios estructurales que ocurren en el sistema nervioso.
  2. El factor inmune. La patología puede ocurrir debido al daño al sistema inmune.
  3. Factor genético La presencia de desviaciones en genes individuales también es un provocador del SFC.
  4. Factor viral El virus del herpes, los citomegalovirus, los enterovirus y el virus de Epstein-Barra presentan un alto riesgo de desarrollar esta patología.

En riesgo están aquellos que:

  • enfermedades graves recientemente envejecidas, lesionadas, que recibieron radiación o quimioterapia;
  • padecen enfermedades alérgicas, infecciosas, endocrinas de naturaleza crónica progresiva;
  • ocupar puestos de responsabilidad;
  • vivir en un área caracterizada por condiciones ambientales adversas;
  • mal alimentado, duerme poco y descansa;
  • llevar un estilo de vida sedentario;
  • Beber alcohol, fumar.

Definición de la enfermedad. Causas de la enfermedad

Las causas exactas que conducen al SFC aún no se han establecido. Una mala situación ambiental, un aumento en el ritmo de vida, el estrés mental, físico y el estrés emocional y psicológico en una persona conducen a la progresión de la enfermedad.

El SFC a menudo se "adapta" a muchas otras enfermedades. El síndrome de fatiga crónica a menudo ocurre después de una infección, con trastornos inmunes característicos y se acompaña de depresión. Existe la hipótesis de que el SFC es principalmente una enfermedad mental y los trastornos endocrinos e inmunitarios son secundarios.

Los criterios principales por los que diagnostican el SFC: la manifestación de debilidad progresiva y la ausencia de un efecto después del descanso, la capacidad de trabajo reducida durante seis meses en ausencia de enfermedades y las razones por las cuales es posible determinar dicho estado de debilidad y fatiga. .

Criterios adicionales son enfermedades prolongadas y recaídas frecuentes, condiciones ambientales adversas, infecciones y virus, trastornos psicológicos: estrés y depresión, estilo de vida poco saludable: violación del régimen diario y sobreesfuerzo, desnutrición: alimentos de baja calidad y falta de vitaminas.

¿Tiene los requisitos previos para el desarrollo del síndrome de fatiga crónica si:

  • La duración de su jornada laboral supera las 8 horas, o si tiene que trabajar en un turno nocturno, tiene cargas de trabajo intensivas;
  • Su sueño dura menos de 8 horas, su actividad es inactiva, se asocia con un estilo de vida nocturno;
  • En casa, continúa pensando en el trabajo, rara vez descansa (vacaciones menos de 1 vez al año);
  • Frecuentes viajes de negocios, vuelos;
  • Período de recuperación después de lesiones y operaciones;
  • Trastornos hormonales, falta de vitaminas y minerales en el cuerpo;
  • Los alimentos refinados ricos en carbohidratos, la escoria del cuerpo, la ecología son tensiones para el sistema endocrino y nervioso;
  • La presencia de una gran cantidad de información negativa y dificultades para obtener placer.

El desarrollo intensivo de la información y el entorno social afecta negativamente el estado psicofísico de una persona, provocando enfermedades previamente desconocidas para la ciencia. Uno de estos trastornos es el síndrome de fatiga crónica, una sensación de exceso de trabajo constante.

chuvstvo ustalosti pri probuzhdenii s - Síndrome de fatiga crónica SFC por qué se desarrollan las manifestaciones y el diagnóstico

La Organización Mundial de la Salud no reconoce esta afección como una enfermedad, sin embargo, la Clasificación Internacional de Enfermedades actual (ICD-10) contiene un "Síndrome de fatiga después de una enfermedad viral transmitida" similar a un síntoma (código de enfermedad - G93.3). [1]

Muy a menudo, el síndrome de fatiga crónica ocurre en residentes de megaciudades, ya que su ritmo de vida y su campo de actividad sugieren estrés psicoemocional constante y multitarea. El grupo de riesgo incluye personas de 25 a 45 años que participan en el crecimiento profesional, crean y apoyan a una familia, resuelven muchos problemas domésticos, relaciones activas en la sociedad y también tienen un mayor nivel de responsabilidad profesional. Todos estos factores conducen a un estrés psicoemocional excesivo y, como resultado, a trastornos nerviosos y dolencias físicas.

Una característica distintiva del síndrome de fatiga crónica es la preservación de sus síntomas principales incluso después de un largo descanso: ni un cambio de actividad a corto plazo, ni una desviación de las tareas habituales pueden eliminar la raíz del problema.

Las causas del síndrome pueden incluir:

  • calidad de vida insatisfactoria: ritmo diario intenso, planificación del tiempo irracional, actividad mental o física prolongada sin pausas y descanso (incluida la falta de sueño adecuado, caminar al aire libre y cambiar el entorno);
  • desnutrición: falta de una dieta equilibrada, que incluya vitaminas y minerales, que son esenciales para mantener la capacidad mental, la actividad física y la estabilidad emocional;
  • enfermedades y malestar: las enfermedades crónicas, incluidos los trastornos psicológicos, agotan los recursos del cuerpo, reduciendo su capacidad para recuperarse y resistir el estrés;
  • malas condiciones ambientales: una situación ambiental perjudicial crea un entorno desfavorable para una vida humana normal, por lo tanto, los altos niveles de contaminación y ruido en las ciudades conducen a un aumento en el número del síndrome.

Si encuentra síntomas similares, consulte a su médico. No se automedique, ¡es peligroso para su salud!

Clasificación y etapas de desarrollo del síndrome de fatiga crónica.

El síndrome de fatiga crónica se refiere a enfermedades neurológicas. [5] La investigación en esta industria está en curso.

Según las manifestaciones clínicas, la definición de la enfermedad estaba cambiando constantemente, por lo que se caracterizó como:

  • fatiga y debilidad (criterio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades);
  • debilidad y agotamiento posteriores a la carga (criterios del consenso canadiense); [6]
  • enfermedad sistémica de intolerancia al esfuerzo físico (Academia Nacional de Medicina, EE. UU.).

La última formulación apareció como una alternativa basada en análisis a gran escala. Ella enfatiza que el síndrome de fatiga crónica afecta a todo el cuerpo y aumenta con el estrés físico o cognitivo, así como bajo la influencia de otros factores estresantes. [7]

También es problemático identificar claramente las etapas de desarrollo del síndrome de fatiga crónica, cómo diagnosticarlo. Algunos especialistas, basados ​​en una encuesta de pacientes, concluyen que el síndrome puede clasificarse según sus causas fundamentales:

  • fatiga crónica de naturaleza nerviosa: al principio hay trastornos nerviosos leves que suprimen la actividad física, la función del sueño y gradualmente conducen a dolor muscular y de cabeza;
  • fatiga crónica asociada con la actividad física prolongada: al principio, el paciente siente debilidad general y una disminución del tono corporal;
  • un tipo mixto de síndrome: los síntomas ocurren y se desarrollan en paralelo.

Teoría viral del síndrome de fatiga crónica

Lo más convincente sigue siendo la hipótesis infecciosa o viral del SFC. Se cree que los virus pueden pasar de un estado latente a un estado activo, y después de la recuperación, la recaída puede ocurrir en cualquier momento.

A menudo, la enfermedad comienza en una persona que ha tenido gripe, un resfriado o un shock emocional severo. Comienza de repente, los síntomas se asemejan a la gripe, la temperatura aumenta, la debilidad, la garganta puede doler, los ganglios linfáticos aumentan.

Cuando el estado provocador pasa, se establece.
agotamiento Esta sensación se acompaña de dolores de cabeza sin causa,
mareos, irritabilidad, fatiga, distracción,
discapacidad, malestar general.

La memoria y la concentración a corto plazo están empeorando. Además, pueden ocurrir palpitaciones, erupciones cutáneas, hipersensibilidad, pérdida de peso, sudoración, pérdida de cabello.

El dolor de cabeza, la garganta, las articulaciones siguen doliendo, la fiebre, la fiebre baja, el dolor en los músculos y las articulaciones, en los ganglios linfáticos cervicales son posibles. Parece que la enfermedad se ha prolongado. Todos los síntomas, como se mencionó anteriormente, pueden repetirse o continuarse durante 6 meses o más, pero tales pacientes, por regla general, no consultan a los médicos.

Con el tiempo, llega el insomnio, con fatiga, el dolor se intensifica, aparece la dispersión. Algunos pacientes se adaptan a esta condición y llevan un estilo de vida familiar, mientras que alguien no puede trabajar y necesita atención, aparece un estado de ánimo deprimido. Las personas que padecen este síndrome tienen inmunidad deteriorada, incluidas las alergias.

Síndrome de fatiga crónica y depresión.

Algunos investigadores consideran que el SFC es una consecuencia de una patología psicológica oculta: la depresión atípica.

El SFC es similar a un estado de depresión, pero no lo es. Los médicos a menudo toman esta enfermedad para la depresión y la tratan con psicoterapia y depresores. Las personas alrededor pueden considerar a las personas con SFC perezoso, quejándose pidiendo lástima.

El estrés conduce a una disminución de la inmunidad, respectivamente, el cuerpo es más accesible para las infecciones, aumenta la sensibilidad a los alérgenos, empeoran los mecanismos de adaptación, todo esto conduce al SFC Muchos estudios científicos han demostrado que esta es una enfermedad somática que conduce a la aparición de enfermedades mala adaptación individual de los pacientes.

Diagnóstico del SFC como trastorno del sistema nervioso.

El diagnóstico se basa en un análisis de las anomalías del paciente. Un cierto número de criterios que calcula un neurólogo indica un trastorno o lo refuta.

Dado que el SFC puede indicar el desarrollo de enfermedades endocrinas, oncológicas, somáticas, infecciosas o psiquiátricas, el paciente también es examinado por un especialista en enfermedades infecciosas, endocrinólogo, terapeuta y reumatólogo.

Además, se realizan análisis de sangre para detectar infecciones, incluido el VIH.

Tratamiento de fatiga crónica.

El estado de fatiga, el estado fisiológico del cuerpo, ocurre cuando las células del cuerpo agotan sus recursos energéticos. El cuerpo da una señal de cambio de actividad y de la necesidad de recuperar la fuerza mediante el descanso. Si una persona no puede recuperarse con regularidad, siente una sensación de exceso de trabajo. El síndrome de fatiga crónica se presenta con una sobrefatiga constante, que no desaparece incluso después de las vacaciones y los fines de semana.

En el tratamiento del síndrome de fatiga crónica, se recomienda un método integral, que incluye enfoques socio-higiénicos, psicológicos, diagnósticos clínicos y terapéuticos.

Para la terapia con medicamentos, se prescribe CFS
inmunomoduladores, antiinflamatorios, antivirales, sedantes
preparaciones, vitaminas.

Si nota síntomas de fatiga crónica, asegúrese de revisar su estilo de vida.

Se recomienda un control estricto sobre el régimen de descanso y actividad, un desayuno completo y una dieta. La mejor comida es frecuente y en pequeñas porciones.

Los alimentos integrales ayudan a mantener la energía durante todo el día debido a su complejo contenido de carbohidratos. Las nueces son excelentes fuentes de energía. El azúcar es una de las razones para bajar los niveles de energía. Los alimentos alcalinos (frutas y verduras) son buenas fuentes de energía, ya que son más fáciles de digerir y cargar más rápido. Alimentos útiles para tu mesa.

Los suplementos naturales (ginseng, polen de abeja) también ayudan a recargar las pilas durante todo el día. La ingesta de vitaminas B y C, complejos multivitamínicos, ayuda a mejorar la condición. La aromaterapia con cítricos, jengibre y menta tonificará.

¿Cómo cargarse de energía durante todo el día?

Una noche de sueño de 7-8 horas es necesaria para que te relajes y
concentración a lo largo del día. Y acostado prolongado en la cama reduce el nivel de
energía No olvides tomar una siesta de 15 minutos por la tarde, este es el mejor momento para
recuperación de la salud

La meditación y la relajación son una buena manera de energizarse durante todo el día. Caminar y hacer ejercicio ayudan a calmarse y mejorar su estado de ánimo. Es especialmente útil caminar antes de acostarse. Recuerde que cuando bebe alcohol, la calidad del sueño disminuye.

Debes trabajar en una habitación luminosa. Los asuntos de rutina reducen el nivel de energía, durante el trabajo es útil cambiar la atención, tomando descansos cortos. En este momento, por supuesto, no hay necesidad de participar en las redes sociales o fumar. Es recomendable hablar con colegas, beber agua, caminar, estirarse, hacer algunos ejercicios físicos ligeros. Tómese al menos 30 minutos de ejercicio al día.

Nuestro cuerpo consta de más del 80% de agua, por lo tanto
necesita reponer regularmente sus reservas. Suficiente agua es capaz de
Mantenga el cuerpo en forma y garantice el funcionamiento normal del cerebro.

Para mejorar, tome una ducha, vaya a
piscina, tomar un curso de acupuntura o masaje.

Asista a las sesiones de terapia de la risa, aprenda a manejar sus emociones, busque lo positivo en lo que está sucediendo, lo ayudará a restaurar su nivel de energía.

Gracias por leer este artículo. Como de costumbre, agradecemos sus preguntas y comentarios.

El psicólogo practicante. Se graduó de la Universidad Técnica del Estado de Don con un título en Psicología Organizacional, cursos de psicoterapia grupal PNL e Hipnosis Erickson, y también recibió capacitación adicional bajo el programa de Asesoramiento Psicológico IUBiP.

Actualmente, imparte clases de terapia grupal e individual, asesoramiento, formación y seminarios educativos, programas de desarrollo para niños y adultos (coaching).

El médico decide la designación de la terapia y los regímenes de tratamiento basados ​​en la gravedad de la fatiga crónica. A veces, solo el tratamiento psicoterapéutico es suficiente, pero se pueden recomendar medicamentos. El tratamiento es integral, se recomiendan los siguientes métodos, cómo deshacerse de la fatiga crónica:

  • obligatorio, buen descanso;
  • en el régimen del día es necesario incluir actividad física (terapia de ejercicio, caminar al aire libre);
  • una dieta equilibrada, no se recomienda comer muchos dulces;
  • masaje segmentario o general;
  • tratamiento oportuno de aquellas patologías que pueden causar la aparición de síntomas del síndrome de fatiga: rinitis vasomotora, sinusitis crónica, bronquiectasias;
  • ducha de contraste diaria;
  • encuentre una fuente de emociones positivas (cada persona es individual).

Las drogas son parte de una terapia compleja, prescrita según la fuente de la afección crónica. El médico puede recetar estas píldoras para la fatiga:

  1. Antidepresivos Necesario para eliminar los síntomas de la depresión crónica, aumentar la inmunidad. Prescriba, por regla general, Prozac, Zoloft, Fluoxetina, Azafen.
  2. Tranquilizantes diurnos. Reduzca la sensación de ansiedad, ansiedad, pero no provoque un aumento de la somnolencia.
  3. L-carnitina. Este elemento es responsable de la producción de ATP en las mitocondrias de las células durante la oxidación de los ácidos grasos. Durante el SFC, se observa una disminución significativa en la cantidad de este aminoácido en el cuerpo humano.
  4. Preparaciones de magnesio. Una deficiencia de esta sustancia conduce a la fatiga, un colapso. El magnesio, cuando se combina con ATP, ayuda a transferir y acumular energía en las células.
  5. Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Las drogas en este grupo ayudan a eliminar el dolor articular y muscular.
  6. Vitaminas del grupo B. Mejoran la interacción entre el sistema muscular y nervioso.
  7. Inmunomoduladores Los resfriados frecuentes, el asma bronquial y la bronquitis crónica necesitan tratamiento. Para hacer esto, prescriba medicamentos para mejorar la inmunidad: levamisol, polioxidonio, nucleinato de sodio, timalina o interferones.
  8. Inmunoglobulinas, medicamentos antivirales. El médico los prescribe para el tratamiento del síndrome con títulos elevados de anticuerpos, la determinación del ADN de estos virus en la sangre.
  9. Los medicamentos nootrópicos ayudan a aliviar los síntomas. Con el síndrome XI, es necesario aumentar las capacidades de adaptación del cerebro para estimular su trabajo. Prescribir medicamentos Aminalon, Semax, Glycine.

Esta es otra área de tratamiento para el síndrome de fatiga crónica. A continuación se muestra una lista de qué hacer en caso de fatiga crónica:

  1. Magnetoterapia.
  2. Procedimientos de agua.
  3. Acupuntura.
  4. Masajes.

Esta es una técnica psicoterapéutica que tiene como objetivo restaurar los mecanismos homeostáticos en el cuerpo humano después del estrés. El autoentrenamiento es una herramienta poderosa para restaurar el equilibrio emocional. El paciente con la máxima relajación muscular utiliza la técnica de sugestión automática. Esto ayuda a influir en los procesos psíquicos y autónomos en el síndrome XI.

Detonic - un medicamento único que ayuda a combatir la hipertensión en todas las etapas de su desarrollo.

Detonic para normalización de presión

El complejo efecto de los componentes vegetales de la droga. Detonic en las paredes de los vasos sanguíneos y el sistema nervioso autónomo contribuyen a una disminución rápida de la presión arterial. Además, este medicamento previene el desarrollo de la aterosclerosis, gracias a los componentes únicos que intervienen en la síntesis de lecitina, un aminoácido que regula el metabolismo del colesterol y evita la formación de placas ateroscleróticas.

Detonic Síndrome de abstinencia y no adictivo, ya que todos los componentes del producto son naturales.

Información detallada sobre Detonic se encuentra en la página del fabricante www.detonicnd.com.

Remedios caseros

Para el tratamiento del síndrome XI, puede usar el conocimiento de la medicina tradicional. Hay recetas que ayudan a hacer frente a situaciones estresantes, apatía, insomnio, disminución del rendimiento, letargo. Este es un tratamiento para los síntomas, pero no la causa raíz, por lo que la medicina tradicional es parte del complejo tratamiento del síndrome. Puedes usar las siguientes recetas:

  1. Bebida tónica. Tome 100 g de miel (líquido), agregue tres cucharadas de vinagre de manzana. Tres veces al día, tome 1 cucharadita.
  2. Bebida energética por la mañana. Para combatir los síntomas de fatiga, puede mezclar una cucharadita de miel, una gota de yodo, 1 cucharada de vinagre de manzana en agua tibia. Puede beber la bebida solo por la mañana 1 vez al día.
  3. Tintura De Jengibre. Bueno para usar después de un día de trabajo. Tome 200 g de raíz picada, vierta 1 litro de vodka y mantenga la semana en un lugar oscuro. Beber 1 vaso en la cena 1 vez por día.

Un factor importante para prevenir el desarrollo del síndrome XI es la identificación oportuna de los síntomas. Si te persigue el insomnio, el estrés muscular y emocional, otros signos de fatiga crónica, debes evitar agravar la afección. Es necesario tratar de formar una autoestima objetiva, darse un estrés mental, físico adecuado y elaborar una rutina diaria. Trate de evitar situaciones estresantes y evite el exceso de trabajo. Si no pudo hacer esto, intente relajarse por completo, relájese.

¿Cómo lidiar con la fatiga constante por tu cuenta?

Si una persona sufre de SFC, entonces es imposible curar tal condición por sí sola, ya que se requiere un enfoque integrado. Pero sin las acciones que el paciente es capaz de realizar por sí mismo, es poco probable que la fatiga crónica retroceda.

Puede deshacerse independientemente de la fatiga crónica y la somnolencia si:

  • reducir el nivel de estrés mental;
  • construir y observar el régimen correcto del día, alternando trabajo moderado con buen descanso;
  • actividad física moderada;
  • pasar mucho tiempo al aire libre;
  • hacer caminatas largas (algunos expertos recomiendan extenderlas a cinco horas);
  • participar en natación, gimnasia, ejercicios de respiración (para determinar el nivel óptimo de carga, siempre debe consultar a su médico);
  • hacer cosas que traen emociones positivas;
  • comer bien, consumir alimentos ricos en vitaminas y minerales;
  • negarse a usar azúcar en grandes cantidades;
  • no tomes alcohol;
  • abandonar actividades que provocan condiciones estresantes en el paciente.

Terapia Ocupacional

El tratamiento del síndrome de fatiga crónica es imposible sin ayuda profesional, la necesidad de contactar a un especialista se debe al hecho de que las causas del SFC pueden tener diferentes razones.

Entonces, en presencia de anomalías mentales como factor determinante en el SFC, prestan atención al autotraining y a la realización de sesiones de terapia grupal.

En presencia de enfermedades de los órganos internos y sistemas del cuerpo como factor de riesgo, un método efectivo de tratamiento es realizar procedimientos de fisioterapia.

Para aliviar la fatiga crónica, tales técnicas son adecuadas:

  1. Magnetoterapia, que tiene un efecto relajante y analgésico. Este procedimiento se prescribe para las patologías del sistema endocrino que provocaron el SFC.
  2. Hidroterapia El efecto beneficioso del agua alivia la tensión muscular, relaja el sistema nervioso y mejora el sueño. El procedimiento es efectivo en presencia de patologías mentales.
  3. Masaje, que se realiza en un ritmo tranquilo. La manipulación alivia el dolor muscular y la tensión general, estimula la circulación sanguínea.
  4. La terapia con láser afecta a todos los órganos y sistemas, mejorando su trabajo. Estimula el funcionamiento del sistema nervioso.
  5. Fisioterapia Los ejercicios físicos simples aumentan la inmunidad, llevan a un estado de equilibrio un estado psicoemocional, alivian la apatía.

El médico prescribe el cronograma de cada procedimiento, según las características individuales del paciente y su estado actual.

Dependiendo de la causa del desarrollo del síndrome de fatiga crónica y sus síntomas dominantes, se pueden recetar los siguientes tipos de medicamentos:

  1. Inmunomoduladores Este tipo de medicamento es tópico para enfermedades virales e infecciosas frecuentes que provocan un trastorno del sistema nervioso. Además, fortalecen el sistema inmune y apoyan un organismo agotado.
  2. Antidepresivos Son obligatorios para la depresión prolongada y progresiva, fobias, ansiedad constante.
  3. Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Con CFS, se prescriben solo en caso de manifestaciones de dolor muscular.
  4. Sedantes de origen vegetal.
  5. Medicamentos para suprimir el aumento de la irritabilidad.

De gran importancia en el tratamiento de esta patología es la terapia vitamínica. La acción de las vitaminas, por supuesto, no tiene como objetivo suprimir el estrés, pero estos elementos útiles ayudarán a apoyar el sistema inmunológico.

Debe tomar medicamentos que contengan selenio, zinc, hierro y magnesio. Por fatiga crónica y debilidad, debe tomar vitaminas A, B, E.

Peligros: ocultos y abiertos

Como regla general, el pronóstico para el síndrome de fatiga es favorable, la enfermedad puede tratarse, por supuesto, si es adecuado y oportuno. Pero, si no le da importancia a tal estado durante mucho tiempo y no lo combate, entonces está plagado de enfermedades secundarias después. Eso:

  • enfermedades infecciosas y virales;
  • patologías del sistema reproductor masculino y femenino;
  • Enfermedad de Parkinson en la vejez;
  • esquizofrenia y epilepsia (especialmente para niños).

medidas preventivas

Para prevenir el desarrollo de CFS es bastante real. Para este propósito es necesario:

  • trate de llevar un estilo de vida activo y saludable;
  • pasar más tiempo al aire libre, si tiene que pasar la mayor parte del tiempo en interiores, debe ventilarlo al menos con más frecuencia y mantener un nivel óptimo de humedad;
  • evitar situaciones estresantes siempre que sea posible;
  • cambiar la situación de vez en cuando para obtener nuevas sensaciones;
  • negarse de los malos hábitos;
  • aprenda a planificar y seguir adecuadamente un horario de trabajo y descanso.

CFS: no es mortal. Pero, dado que la patología afecta el sistema nervioso, es necesario combatirla sin retrasarla para más adelante, de lo contrario, más adelante puede encontrar consecuencias aún más graves.

Editor en jefe de la Detonic revista online, cardiologist Yakovenko-Plahotnaya Tatyana. Autor de más de 950 artículos científicos, incluso en revistas médicas extranjeras. Ha estado trabajando como cardiologist en un hospital clínico durante más de 12 años. Posee métodos modernos de diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardiovasculares y los implementa en sus actividades profesionales. Por ejemplo, utiliza métodos de reanimación del corazón, decodificación de ECG, pruebas funcionales, ergometría cíclica y conoce muy bien la ecocardiografía.

Durante 10 años, ha sido una participante activa en numerosos simposios y talleres médicos para médicos: familias, terapeutas y cardiologistas. Tiene muchas publicaciones sobre estilo de vida saludable, diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardíacas y vasculares.

Realiza un seguimiento regular de nuevas publicaciones de Europa y América. cardiolrevistas científicas, redacta artículos científicos, prepara informes en congresos científicos y participa en cardiolcongresos de ogy.

Detonic