Defecto cardíaco, defecto septal interventricular

Se desconocen las causas exactas de la hipertrofia fetal del feto, pero un factor importante es la herencia gravada (es decir, la presencia de un defecto similar en los familiares).

Además, los factores que están presentes durante el embarazo juegan un papel muy importante:

  • Rubéola. Es una enfermedad viral. Si durante un embarazo real (especialmente en el primer trimestre) una mujer sufrió rubéola, entonces el feto tiene un riesgo muy alto de diversas anomalías de los órganos internos (incluida la DI).
  • Alcohol y algunas medicinas. Tomar tales drogas y alcohol (especialmente en las primeras semanas de embarazo) aumenta significativamente el riesgo de desarrollar diversas anormalidades en el feto.
  • Tratamiento inadecuado para la diabetes. Un nivel de glucosa no ajustado en una mujer embarazada conduce a hiperglucemia fetal, que en última instancia puede conducir a una variedad de malformaciones congénitas.

1800199 - Defecto cardíaco Defecto del tabique interventricular

sintomatologia

  1. Taquicardia;
  2. La formación de hinchazón. El edema se extiende en los pies, el estómago, pero se considera que la afección más grave es la que afecta a grandes áreas del cuerpo;
  3. Cianosis (es decir, azul). Se fortalece durante las experiencias y el llanto;
  4. Disnea;
  5. Apetito deteriorado;
  6. Fatiga, dormir demasiado tiempo;
  7. Desarrollo deficiente, aumento de peso no demasiado rápido.

Por lo tanto, para detectar patología, es importante visitar al médico a tiempo para un control de rutina del estado del niño.

Con defectos menores del tabique interventricular, no se observan síntomas.

Con moderado, se observan los siguientes síntomas:

  • una tendencia a patologías pulmonares de naturaleza infecciosa y neumonía;
  • retraso en el desarrollo físico;
  • fatiga;
  • Debilidad en el cuerpo.

Para defectos grandes, los siguientes síntomas son característicos:

  • dificultad para respirar severa durante el esfuerzo físico;
  • la formación de neumonía temprana;
  • lagrimeo
  • fatiga;
  • ansiedad;
  • poco aumento de peso;
  • sueño ansioso superficial;
  • síndromes de dolor en el pecho;
  • hinchazón de las piernas;
  • el bebé no puede amamantar los senos de la madre correctamente;
  • hiperhidrosis
  • frialdad de las extremidades;
  • patrón de mármol en la piel;
  • vibración sistólica en el espacio intercostal 3-4 en el borde izquierdo del esternón;
  • los mismos ruidos gruesos en el mismo lugar;
  • estertores húmedos en el fondo de los pulmones;
  • palidez o cianosis de la piel.

Según el grado de desarrollo, la patología se clasifica en tres etapas. Al principio, se observa un proceso congestivo en los pulmones debido al hecho de que se acumula líquido en ellos. En este caso, se observan bronquitis y neumonía constantes, cuyos signos son los siguientes:

  • síndromes de dolor en el pecho;
  • disnea
  • sibilancias durante la respiración;
  • debilidad del cuerpo;
  • fatiga;
  • aumento de temperatura hasta 39-40 grados;
  • dolor de cabeza;
  • tos paroxística húmeda o seca.

En la segunda etapa, se observa un espasmo de los vasos y, en la tercera, su esclerosis.

Con un defecto muscular en el tabique interventricular, pueden ocurrir los siguientes síntomas:

  • soplo sistólico grosero desde la primera semana de vida, audible en la zona del corazón;
  • veteado de la piel del pecho y las extremidades, que permanece de por vida;
  • “Giba del corazón”, que se manifiesta en una protuberancia débil del pecho, que tiene la forma de una cúpula;
  • aumento de la fatiga del niño;
  • dificultad para respirar durante el esfuerzo físico.

Al escuchar y examinar físicamente a un niño con un defecto en el tabique interventricular, se observan los siguientes síntomas:

  • cianosis de la piel de los dedos y alrededor de la boca, que posteriormente se extiende por todo el cuerpo;
  • un aumento en el hígado, bazo, corazón como resultado del desarrollo de procesos estancados;
  • la presencia de dificultad para respirar y sibilancias en los pulmones;
  • ruido debido a insuficiencia valvular;
  • temblor del niño durante la contracción de los ventrículos, que se siente al palpar;
  • elevación del esternón en el área del músculo cardíaco.

El gradiente de presión entre los ventrículos derecho e izquierdo es grande, por lo tanto, el defecto considerado está acompañado de ruido, el más fuerte se observa con defectos pequeños, y los grandes pueden producir ruidos insignificantes.

En niños con defectos mayores, con el desarrollo de estenosis pulmonar en 1-2 años, se produce una mejora temporal, pero enmascara el desarrollo de complicaciones. Principalmente la neumonía se desarrolla rápidamente. A los 3-4 años, los niños tienen latidos cardíacos rápidos, síndromes de dolor en el lado izquierdo del cofre. Se puede observar aplanamiento y expansión de las falanges de los dedos, cianosis de estos últimos, desmayos y hemorragias nasales.

En los adultos que pueden adquirir DMS después de un infarto de miocardio, hay signos de insuficiencia cardíaca: arritmia, tos, presión y pesadez en el pecho, dificultad para respirar, síndromes de dolor en reposo y durante el ejercicio. Pueden producirse ataques de angina que conducen a discinesia del tabique interventricular, en el que hay un desplazamiento del ventrículo derecho en dirección al esternón.

Tratamiento conservador

Se usa con un tamaño pequeño de un defecto en el tabique interventricular en un recién nacido o en preparación para la cirugía. Al paciente se le prescriben glucósidos cardíacos, cardiotróficos, diuréticos. Evitan la formación de complicaciones sin curar el defecto.

El tratamiento se prescribe en forma de una solución de "Strofantin" en una dosis de 0,01 mg / kg de peso corporal o "Digoxide" - 0,03 mg / kg en los primeros tres días, después de lo cual la dosis se reduce en 4 veces, diseñado para ayudar al paciente a bombear sangre.

Para los recién nacidos, se utilizan los siguientes agentes cardiometabólicos: cocarboxilasa, cardonato, fosfaden. Nutren el músculo cardíaco, evitan la falta de oxígeno, mejoran los procesos metabólicos. El curso del tratamiento es de 3 semanas a 3 meses. Para niños muy pequeños, el contenido de la cápsula se disuelve en agua azucarada y se administra una vez al día.

Los diuréticos son necesarios para eliminar el exceso de líquido del bazo, el corazón y los pulmones. Al administrar medicamentos, es necesario prevenir la deshidratación y administrar una dosis de 2-5 mg / kg del cuerpo una vez al día hasta el almuerzo.

1799113 - Defecto cardíaco Defecto del tabique interventricular

Cuando se prescribe broncoespasmo, se prescribe "Eufillin", que también se prescribe para el edema pulmonar. La solución se puede usar en forma de microclysters o por vía intravenosa a una dosis de 1 mg durante 1 año de vida.

El niño no debe empujar, llorar o experimentar otro esfuerzo físico en el cuerpo.

Complicaciones de DMZhP

Con un tamaño pequeño del defecto, las manifestaciones clínicas pueden no ocurrir en absoluto o los agujeros pueden cerrarse espontáneamente inmediatamente después del nacimiento.

Con defectos más grandes, pueden ocurrir las siguientes complicaciones graves:

  • Síndrome de Eisenmenger. Se caracteriza por el desarrollo de cambios irreversibles en los pulmones como resultado de la hipertensión pulmonar. Se puede desarrollar una complicación similar en niños pequeños y mayores. En esta condición, parte de la sangre se mueve desde el ventrículo derecho al izquierdo a través de una abertura en el tabique, porque debido a la hipertrofia del miocardio del ventrículo derecho, resulta ser "más fuerte" que el izquierdo. Por lo tanto, la sangre empobrecida en oxígeno ingresa a los órganos y tejidos y, como resultado, se desarrolla hipoxia crónica, que se manifiesta por un tono cianótico (cianosis) de las falanges de las uñas, los labios y la piel en su conjunto.
  • Insuficiencia cardiaca.
  • Endocarditis.
  • Carrera. Puede desarrollarse con grandes defectos del tabique debido al flujo sanguíneo turbulento. Los coágulos de sangre son posibles, lo que posteriormente puede obstruir los vasos cerebrales.
  • Otras patologías del corazón. Pueden ocurrir arritmias y patologías valvulares.

Un defecto no tratado en el tabique interventricular del corazón puede conducir al desarrollo de las siguientes patologías:

  • desmayos y lesiones asociadas a él;
  • angina de pecho;
  • hipertensión pulmonar alta;
  • accidente cerebrovascular
  • insuficiencia cardíaca
  • enfermedades pulmonares;
  • endocarditis bacteriana;
  • Síndrome de Eisenmenger, que es irreversible y aparece como resultado de esclerosis vascular e hipertensión pulmonar.

Intervención quirúrgica

Las operaciones para un defecto en el tabique interventricular son el método principal de tratamiento de la patología. Pueden ser programados y urgentes. Estos últimos se utilizan si los defectos son grandes y existe peligro de muerte.

Al prescribir una operación planificada, el paciente se prepara preliminarmente para ello con la ayuda de un tratamiento conservador. La intervención quirúrgica se puede realizar de dos maneras:

  • Paliativo, en el que no se elimina el defecto del tabique interventricular como defecto congénito, pero se realiza el estrechamiento de la arteria pulmonar, lo que facilita la vida del paciente, evitando posibles complicaciones. Se usa para aquellos pacientes que no pueden tolerar el segundo método.
  • Radical: se coloca un parche de material artificial o una membrana cardíaca en el orificio, que conecta al paciente a una bomba de sangre artificial.

La operación no se realiza si el defecto se ha desarrollado hasta la tercera etapa, en presencia de sepsis o infección en la sangre.

Existen varios tipos de procedimientos quirúrgicos:

  • Estrechamiento de la arteria pulmonar: se lleva a cabo con la debilidad del niño, como resultado de lo cual no puede tolerar otros tipos de operaciones, con aumento de la presión en los vasos y arrojando sangre al ventrículo derecho desde la izquierda ligando el arteria que lleva sangre a los pulmones desde el corazón. Su implementación ayuda a evitar edema pulmonar, ataques de asma. Es preliminar, luego el niño debe fortalecerse y someterse a otra operación. El punto negativo es el estiramiento y agrandamiento del ventrículo derecho.
  • La cirugía a corazón abierto es la más efectiva, se realizan en presencia de aberturas medianas y grandes. La incisión se realiza a lo largo del tórax, se sutura el defecto o se hace un parche sobre él, mientras el corazón se desconecta de los vasos principales y se realiza la circulación sanguínea artificialmente. Con esta operación, se eliminan dolencias adicionales del corazón y las válvulas y se eliminan los coágulos de sangre, si los hay. Su implementación le permite librar al niño de estos defectos para siempre, pero dicha intervención es traumática y requiere un largo período de rehabilitación.
  • Cerrar el tabique interventricular con un oclusor es un procedimiento quirúrgico menos traumático. Durante su implementación, el orificio se cierra con un dispositivo especial colocado en el corazón a través de la luz de los vasos grandes. Se lleva a cabo con estasis sanguínea en los vasos de los pulmones y el flujo sanguíneo a través del ventrículo izquierdo hacia la derecha. Este tipo de operación se realiza cuando el defecto se encuentra a una distancia de 3 mm o más del borde del tabique interventricular. Cuando se realiza una intervención quirúrgica de este tipo, la mejora de la salud y la recuperación ocurren rápidamente, la circulación sanguínea en los pulmones se normaliza. Pero tal operación no se puede realizar con grandes aberturas ubicadas en el centro del tabique, así como vasos estrechos, problemas con las válvulas y la presencia de coágulos de sangre, así como arritmias persistentes. Dicha intervención quirúrgica no se realiza en niños menores de 1 año y con un peso de menos de 10 kg.

Recomendaciones para futuras madres

Como no existen medidas preventivas para prevenir una comunicación interventricular congénita en los niños, los médicos dan recomendaciones solo para futuras mujeres en trabajo de parto:

  • tome solo los medicamentos recetados por un médico;
  • negarse de los malos hábitos;
  • visitar regularmente a un ginecólogo;
  • Comida sana;
  • observar la rutina diaria;
  • registrarse oportunamente en la clínica prenatal.

Si una mujer está a punto de tener un pecho, debe visitar un cardiologist para determinar el tamaño del defecto, para determinar la presencia de hipertensión pulmonar y arritmia. En presencia del síndrome de Eisenmenger, el embarazo se interrumpe, ya que es posible una muerte materna.

Las mujeres con enfermedades cardíacas deben comprender que pueden dar a luz a un niño con la misma enfermedad. Si deciden sobre el embarazo, entonces antes de la concepción, debe tomar medicamentos para mantener la actividad cardíaca. Con pequeños defectos, el parto se realiza de forma independiente y en presencia de complicaciones, solo con la ayuda de una cesárea.

Si se detecta malignidad fetal en el feto, debe saber que desde la formación hasta el nacimiento del bebé, este defecto no interfiere con su formación, ya que el círculo pequeño en el estado fetal no funciona.

Profilaxis de comunicación interventricular

El feto no tiene medidas profilácticas específicas para el cáncer de mama, sin embargo, para prevenir la enfermedad coronaria, es necesario:

  • Consulte a una clínica prenatal antes de las doce semanas de embarazo.
  • Visite regularmente la pantalla LCD: una vez al mes durante los primeros tres meses, una vez cada tres semanas en el segundo trimestre, y luego una vez cada diez días en el tercero.
  • Siga el régimen y adhiérase a una nutrición adecuada.

1800203 - Defecto cardíaco Defecto del tabique interventricular

Pronóstico

En el momento de la operación para eliminar un defecto congénito del tabique interventricular, es relativamente favorable. Buen pronóstico para el cierre automático de un defecto.

La vida de una persona con una hipertrofia maligna suele ser corta, la enfermedad progresa y conduce a otras dolencias.

Si los defectos pequeños no se cierran por sí solos, es mejor llevar a cabo la operación incluso en la edad adulta, ya que de lo contrario la esperanza de vida promedio es inferior a sesenta años.

Con insuficiencia cardíaca fetal pequeña (2 mm o menos), el pronóstico es favorable, ya que tales agujeros a menudo se cierran espontáneamente. En presencia de defectos grandes, el pronóstico depende de su ubicación y la presencia de una combinación con otros defectos.

En conclusión

Un defecto septal ventricular suele ser congénito, aunque también puede ocurrir en adultos, especialmente en aquellos que han tenido un infarto de miocardio. Si hay pequeños agujeros en este tabique entre los ventrículos derecho e izquierdo, se pueden eliminar de forma independiente. Los defectos particularmente grandes son fatales.

Detonic - un medicamento único que ayuda a combatir la hipertensión en todas las etapas de su desarrollo.

Detonic para normalización de presión

El complejo efecto de los componentes vegetales de la droga. Detonic en las paredes de los vasos sanguíneos y el sistema nervioso autónomo contribuyen a una disminución rápida de la presión arterial. Además, este medicamento previene el desarrollo de la aterosclerosis, gracias a los componentes únicos que intervienen en la síntesis de lecitina, un aminoácido que regula el metabolismo del colesterol y evita la formación de placas ateroscleróticas.

Detonic Síndrome de abstinencia y no adictivo, ya que todos los componentes del producto son naturales.

Información detallada sobre Detonic se encuentra en la página del fabricante www.detonicnd.com.

Svetlana Borszavich

Médico general cardiologista, con trabajo activo en terapia, gastroenterología, cardiolgología, reumatología, inmunología con alergología.
Domina los métodos clínicos generales para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades del corazón, así como electrocardiografía, ecocardiografía, monitoreo del cólera en un ECG y monitoreo diario de la presión arterial.
El complejo de tratamiento desarrollado por el autor ayuda significativamente con las lesiones cerebrovasculares y los trastornos metabólicos en el cerebro y las enfermedades vasculares: hipertensión y complicaciones causadas por la diabetes.
El autor es miembro de la Sociedad Europea de Terapeutas, participante habitual en conferencias y congresos científicos en el ámbito de la cardiolgía y medicina general. Ha participado repetidamente en un programa de investigación en una universidad privada de Japón en el campo de la medicina reconstructiva.

Detonic