Monocitos macrófagos papel y función de la norma en el análisis de las causas de los cambios en

La situación cuando los monocitos están elevados en la sangre es bastante común. Son un escalón importante para proteger el cuerpo de agentes extraños. Su aumento puede indicar la aparición de un proceso patológico de una naturaleza muy diferente.

Para tratar un aumento de monocitos en la sangre debe realizarse a través del tratamiento de la enfermedad subyacente, que causó el desarrollo de dicha desviación.

dbab9faaf21d9c06197b4648c1a51e4a - Papel de los macrófagos de los monocitos y función de la norma en el análisis de las causas de los cambios en

Estas células son los elementos con forma más grandes en los vasos; pertenecen a la fracción leucocitaria, un subgrupo de agranulocitos. La actividad principal de los monocitos se lleva a cabo no en el lecho vascular, sino en los tejidos. Donde migran unos días después de abandonar su lugar de formación de médula ósea.

En los tejidos, los monocitos degeneran en macrófagos. Pero hasta este punto, pueden realizar parte de sus funciones. El principal es la fagocitosis. Se caracteriza por la capacidad de capturar antígenos, células moribundas, así como sus productos de descomposición. El conocimiento de la importancia de los monocitos es la clave para comprender cuál es su aumento de sangre en adultos.

Las funciones adicionales de monocitos y macrófagos incluyen:

  • la presentación de un agente extraño a los linfocitos, que en el futuro podrá reconocer y destruir más eficazmente al "intruso";
  • participación en la vida y reproducción de estructuras celulares circundantes, procesos de curación;
  • lucha contra las células tumorales;
  • actividad en reacciones alérgicas e inflamatorias;
  • Efecto pirógeno: actuando en el centro de termorregulación, participan en el mecanismo de aumento de la temperatura corporal.

Este tipo de glóbulo blanco está involucrado en respuestas inmunes complejas. Exceder el nivel normal de monocitos en la sangre de un adulto se llama monocitosis en la literatura médica.

En valores absolutos, en condiciones normales, el nivel de monocitos en la sangre permanece en el rango de 240 a 700 células por microlitro (células / μl). Cuando se usa un análisis de sangre general estándar, se calcula un indicador diferente: su porcentaje en la fórmula de leucocitos.

Si la concentración de monocitos por 100 leucocitos no se ajusta al rango de 3-11 células, se observa su nivel disminuido o aumentado en la sangre.

A menudo se observa una desviación similar debido a una disminución en la concentración de otros elementos formados en la sangre. Al mismo tiempo, el porcentaje de monocitos en la fórmula de leucocitos aumenta, pero al calcular los números absolutos, permanece dentro del rango normal.

Un aumento en el nivel de agranulocitos en un adulto es una ocurrencia bastante común; para comprender de qué está hablando, debe saber en qué enfermedades se observa un análisis de sangre de este tipo.

La monocitosis es un indicador de una de las siguientes condiciones:

  • proceso inflamatorio en el cuerpo;
  • penetración de infección (virus, bacterias, hongos) o parásitos;
  • desarrollo de patología del sistema sanguíneo.
  • enfermedades reumáticas: periarteritis nodosa, reumatismo, artritis reumatoide;
  • patologías con un curso específico: sífilis, sarcoidosis, tuberculosis;
  • función aumentada de la corteza suprarrenal - síndrome de Cushing;
  • enfermedades del sistema digestivo: colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn;
  • anemia de células falciformes, leucemia aguda, policitemia, mieloma.

Se encuentra un nivel elevado de monocitos en la sangre tanto en mujeres como en hombres; el médico le dirá exactamente lo que esto significa en un caso particular después de realizar la cantidad necesaria de exámenes.

Se puede observar una desviación similar en los análisis durante el período de recuperación después de la cirugía o una enfermedad grave.

El envenenamiento con fósforo o tetracloroetano también hace que los niveles de monocitos se eleven por encima de lo normal.

Detonic - un medicamento único que ayuda a combatir la hipertensión en todas las etapas de su desarrollo.

Detonic para normalización de presión

El complejo efecto de los componentes vegetales de la droga. Detonic en las paredes de los vasos sanguíneos y el sistema nervioso autónomo contribuyen a una disminución rápida de la presión arterial. Además, este medicamento previene el desarrollo de la aterosclerosis, gracias a los componentes únicos que intervienen en la síntesis de lecitina, un aminoácido que regula el metabolismo del colesterol y evita la formación de placas ateroscleróticas.

Detonic Síndrome de abstinencia y no adictivo, ya que todos los componentes del producto son naturales.

Información detallada sobre Detonic se encuentra en la página del fabricante www.detonicnd.com.

Mujer

c9b0d9250c055de5325b91566ef557b8 - Papel de los macrófagos monocitos y función de la norma en el análisis de las causas de cambios en

En las mujeres, un análisis de sangre tiene sus propias características, debido a las fluctuaciones periódicas en el fondo hormonal; esto significa que un nivel elevado de monocitos puede depender del sistema endocrino. Se han realizado estudios en los que existe una conexión entre el ciclo menstrual y la concentración de estas células. Pero tales fluctuaciones no van más allá de los valores normales.

Bajo ciertas condiciones, cuando los monocitos están por encima de lo normal, se puede observar una disminución en la función reproductiva; esto significa que la actividad excesiva de los agranulocitos está asociada con la capacidad de concebir.

Este hecho continúa siendo estudiado activamente. La monocitosis se observa después de una interrupción artificial del embarazo.

Las razones del aumento de los monocitos sanguíneos en las mujeres aún están sujetas a un estudio exhaustivo.

En el embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo de una mujer es particularmente sensible. La penetración de incluso la infección más inofensiva puede provocar un mayor contenido de monocitos en la sangre.

En las primeras etapas, la monocitosis en una mujer embarazada es una opción normal. Surge de la adaptación de la inmunidad a un nuevo estado fisiológico.

Si los monocitos están ligeramente elevados, pero la mujer no siente signos de malestar, no se preocupe. En caso de quejas, es necesario informar al médico.

Las razones por las cuales los monocitos pueden elevarse en un niño deben decirse por separado. En los niños, las causas de esta desviación son las mismas que en los adultos, pero hay una serie de patologías que son inherentes principalmente a la infancia. Entre ellos, la monocitosis está más presente en las siguientes enfermedades:

Un mayor número de monocitos en la sangre está asociado con la edad. Por ejemplo, durante los períodos en que se observan la dentición y el cambio de dientes. Los monocitos a menudo se sobreestiman después de la extracción de las adenoides o las amígdalas palatinas. ¿Cuál es el conteo normal de glóbulos blancos para los niños?

Con la varicela en un niño, se pueden aumentar los monocitos

Habiendo descubierto lo que esto significa, debe averiguar qué hacer con la monocitosis en un adulto. Las tácticas dependen de las circunstancias de la patología.

Si se detecta un aumento en los monocitos sanguíneos en un hombre o una mujer por casualidad, con la detección profiláctica, es aconsejable repetir el análisis. A modo de comparación, es mejor elegir un laboratorio diferente.

Si hay muchos monocitos en la sangre, esto significa que es necesario seguir el proceso en dinámica.

Si se confirma el resultado, se hace necesario realizar un examen más profundo para establecer la causa exacta de la desviación.

Los siguientes especialistas están involucrados en el tratamiento de enfermedades que causan monocitosis:

  • especialista en enfermedades infecciosas;
  • reumatólogo
  • Especialista en tuberculosis;
  • gastroenterólogo
  • dermatólogo

En su práctica, un neumólogo enfrenta este problema en el tratamiento de la neumonía grave y un alergólogo. Los más directamente relacionados con el problema de un alto nivel de monocitos en un adulto son especialistas como un inmunólogo y un hematólogo.

Se ve como una célula monocítica (en el centro) bajo un microscopio.

Las células monocíticas no son más que grandes glóbulos blancos. En primer lugar, debe comprender de qué son responsables las células de este tipo. Sus funciones principales son proteger el cuerpo humano de las células extrañas, purificando la sangre de los agentes físicos. Los monocitos tienen la capacidad de absorber no solo partes de microorganismos extraños, sino también su totalidad.

Estas células también se encuentran en los ganglios linfáticos y los tejidos, no solo en la sangre.

Importante! Los monocitos limpian el cuerpo. La función principal de estas células es crear ciertas condiciones bajo las cuales los procesos de regeneración comienzan en los tejidos. Dicha función se activa si los tejidos fueron dañados por organismos extraños, como resultado de procesos inflamatorios transferidos y lesiones, debido al desarrollo de tumores.

Examinamos qué monocitos hay en un análisis de sangre, ahora es el momento de determinar cuál es su tasa normal. Dado que estas células son uno de los tipos de glóbulos blancos, su medición implica determinar el porcentaje de monocitos en la cantidad de glóbulos blancos.

Importante! Este indicador es absolutamente independiente de las diferencias de género o edad y, por lo tanto, la norma de monocitos en mujeres y hombres está al mismo nivel. Solo hay pequeñas diferencias de edad y en ciertos períodos en mujeres embarazadas.

El contenido normal de estas células es el siguiente:

  • Menores de 10 años es del 2 al 12%.
  • Al cumplir los 12 años - 3-10%.

Tabla del contenido de todas las formas de glóbulos blancos en la sangre.

En el caso de la medición de monocitos, su contenido absoluto en la sangre juega un papel muy importante, y no solo el porcentaje. El hecho es que un análisis de sangre general determina su número solo relativamente. Por lo tanto, se desarrolló una técnica especial para determinar el contenido absoluto de monocitos en las células de un litro de sangre.

92c72025dbfa121cb8965a62a1e675ae - Papel de los macrófagos de los monocitos y función de la norma en el análisis de las causas de los cambios en

Este indicador se registra como "monocitos abs." O lun #. "Abdominales." En este caso significa "absoluto".

La norma absoluta de monocitos en adultos es 0-0,08 × 109 / L. En niños menores de 12 años, este indicador oscila entre 0,05-1,1 × 109 / l.

Si los monocitos están elevados, entonces esta enfermedad se llama monocitosis. Cuando los monocitos sanguíneos están elevados, esto indica la presencia de agentes extraños en la sangre, lo que puede indicar el desarrollo de neoplasias e infecciones.

Consideremos con más detalle lo que esto significa: aumento de monocitos en la sangre. Este fenómeno puede desarrollarse en el contexto de una serie de enfermedades, porque tales signos no pueden ignorarse de ninguna manera:

  • Esto puede indicar el desarrollo de tuberculosis.

Muy a menudo, un aumento de monocitos indica el desarrollo de tuberculosis.

  • El linfoma o la leucemia es posible.
  • Un mayor nivel de monocitos en un adulto puede indicar la presencia de enfermedades de naturaleza infecciosa en forma aguda en la fase de recuperación. Puede ser sarampión, rubéola, mononucleosis, difteria, etc.
  • Lupus eritematoso, reumatismo, etc.

Importante! Se observa un nivel anormal de monocitos en la sangre con la mononucleosis. Esta enfermedad sanguínea infecciosa con frecuencia afecta a los niños.

Si se reducen los monocitos, la enfermedad se diagnostica con monocitopenia, en cuyo contexto se puede desarrollar anemia y el nivel de otros elementos sanguíneos disminuye drásticamente.

La anemia por deficiencia de ácido fólico y la anemia aplásica son dos de las causas más comunes de disminución de los niveles de monocitos. Además, la monocitopenia es uno de los síntomas más comunes del tratamiento con medicamentos de tipo glucocorticoide.

Reconvalecencia

Los monocitos se forman en la médula ósea roja y entran al torrente sanguíneo. Allí comienzan a funcionar activamente, pero esto no dura mucho, solo de 2 a 3 días. Luego, usando su habilidad para moverse, van más allá de los vasos a través de pequeños poros especiales entre las células y se mueven hacia el tejido.

Diagnóstico

Los recuentos de monocitos se miden durante un recuento de glóbulos blancos en un análisis de sangre clínico. La detección de monocitosis requiere la consulta de un médico especialista, preferiblemente un terapeuta. El médico debe realizar una encuesta de las quejas de los pacientes, recopilar datos anamnésicos, realizar un examen general para detectar signos de una enfermedad. Los datos obtenidos ayudan a designar un examen adicional para descubrir las causas de la monocitosis:

  • Exámenes de sangre En un análisis de sangre general, se calcula la cantidad total, el porcentaje de todas las formas de leucocitos (fórmula de leucocitos), se determina la VSG. La presencia de células mononucleares atípicas se verifica en un frotis de sangre. Se investiga el nivel de autoanticuerpos (para ADN, células musculares, topoisomerasa), anticuerpos antigranulocitos, PCR. Se realiza un análisis inmunohistoquímico e inmunofenotipado de células para detectar marcadores de CD específicos de superficie o tumorales.
  • Estudios microbiológicos. Para identificar el agente infeccioso, se realizan cultivos bacteriológicos y microscopía de esputo. Los anticuerpos contra virus, bacterias, su ADN se determinan mediante un ensayo inmunosorbente ligado a enzimas y una reacción en cadena de la polimerasa. Se realizan pruebas serológicas (reacciones indirectas de hemaglutinación, microprecipitación).
  • Radiografía. Con tuberculosis y sarcoidosis, se detecta un aumento de los ganglios linfáticos mediastínicos radicales en la radiografía de pulmón, y con histiocitosis, oscurecimiento focal pequeño bilateral. Además, la histiocitosis se caracteriza por áreas de osteólisis y destrucción en radiografías de huesos planos del cráneo, huesos tubulares largos.
  • Sonografía Durante la ecografía abdominal en pacientes con mononucleosis infecciosa, brucelosis y enfermedades hematológicas, se observa esplenomegalia, con menos frecuencia hepatomegalia. En la ecocardiografía en pacientes con colagenosis, a veces es posible detectar el engrosamiento de las hojas del pericardio, derrame en la bolsa pericárdica.
  • Estudios histológicos En las enfermedades sanguíneas malignas, se encuentra una gran cantidad de células blásticas en un frotis de médula ósea obtenida por punción esternal o trepanobiopsia. El examen microscópico del líquido broncoalveolar en pacientes con histiocitosis muestra células gigantes de Langerhans con citoplasma eosinofílico. En la biopsia de ganglios linfáticos con linfomas, se detecta la proliferación de células linfoides, células de Berezovsky-Sternberg.

El "comportamiento" de estas células en la sangre es bastante predecible, porque los monocitos son leucocitos capaces de fagocitosis. Después de descubrir la presencia en el cuerpo de una bacteria, virus u otra partícula extraña, comienzan a moverse activamente hacia ellos. Esto ocurre a través de la quimiotaxis.

Un objeto nocivo secreta ciertos químicos, cuya presencia es "detectada" por los monocitos. Al capturar estas sustancias, las células se mueven a aquellas áreas donde su concentración es más alta, es decir, a donde está su fuente. En esto, son ayudados por otras células del sistema inmune, que también sienten la presencia del "enemigo", también se mueven hacia él e "indican la dirección" a sus aliados.

Monocito en un frotis de sangre (centro)

A diferencia de los linfocitos, los monocitos destruyen al agresor no tocando o secretando anticuerpos. Tienen un efecto destructivo directo sobre partículas extrañas. Al cambiar su forma, los monocitos envuelven el objeto, lo absorben por completo y luego destruyen las enzimas de sus lisosomas.

Muchos otros fagocitos de nuestro cuerpo, como los neutrófilos o los macrófagos, mueren tras encontrarse con el agresor. Por el contrario, los monocitos tienen un efecto "reutilizable", son capaces de neutralizar una gran cantidad de partículas nocivas y mantener la viabilidad después de eso. Por eso, a pesar de su pequeña cantidad, los monocitos protegen eficazmente nuestra sangre de agentes extraños.

Una vez que los monocitos neutralizan la amenaza, continúan su misión. Se trasladan a otras células del sistema inmunitario, los linfocitos, y les dan información sobre qué tipo de objeto acaban de destruir. Además, los linfocitos reciben de ellos "instrucciones" sobre cómo deben comportarse en el futuro cuando se reúnan con un agresor similar. Esto le permite crear un recuerdo de inmunidad y aumentar la eficiencia de su trabajo.

Corrección

Es imposible llevar directamente el nivel de monocitos a valores normales. Para hacer esto, debe lidiar con la causa, es decir, tratar la patología principal, en el contexto de la cual se desarrolló la monocitosis. Si se encuentra monocitosis en la sangre de una persona que recientemente ha tenido una enfermedad infecciosa aguda, entonces no se requiere tratamiento. Este es un fenómeno absolutamente normal, la concentración de monocitos se normaliza independientemente después de unos días. En el caso de monocitosis prolongada y, especialmente, alta, es necesaria una intervención médica:

  • Tratamiento antiinfeccioso. Para el tratamiento de la mayoría de las infecciones virales, solo reposo en cama, abundante bebida caliente, el uso de antiinflamatorios no esteroideos (paracetamol, ibuprofeno), así como terapia sintomática (enjuague o irrigación de la garganta con soluciones antisépticas, analgésicas, aerosoles, gotas vasoconstrictoras en la nariz) son suficientes para tratar la mayoría de las infecciones virales. Con infecciones bacterianas, se prescriben antibióticos, con tuberculosis, una combinación de medicamentos contra la tuberculosis.
  • Tratamiento antiinflamatorio. Como tratamiento patogénico de enfermedades granulomatosas crónicas, se utilizan colagenosis, medicamentos que suprimen la inflamación: glucocorticosteroides (prednisona, metilprednisolona). Para un efecto antiinflamatorio más poderoso, los inmunosupresores son efectivos: metotrexato, ciclofosfamida.
  • Quimioterapia Para el tratamiento de enfermedades sanguíneas malignas, histiocitosis, es necesario realizar cursos de tratamiento quimioterapéutico. En ocasiones, debe recurrir a la administración intratecal de medicamentos (introducción al líquido cefalorraquídeo).

Existe un método quirúrgico para el tratamiento de enfermedades hematológicas y algunos tipos de neutropenia congénita, que permite lograr la curación completa de la enfermedad: un trasplante de células madre hematopoyéticas del donante. Para realizar esta operación, es necesario realizar la tipificación HLA (una prueba genética que determina los antígenos de histocompatibilidad) con el fin de seleccionar un donante adecuado.

Los monocitos son un componente indispensable del sistema inmunológico, que en su importancia incluso supera a sus otros elementos en algo. Por tanto, se sabe que los monocitos pueden absorber partículas dañinas de muy gran tamaño, aquellas que los eosinófilos y neutrófilos no pueden "comer". Además, los monocitos destruyen los patógenos en condiciones en las que más neutrófilos no pueden hacer frente a esta tarea (por ejemplo, en un entorno ácido).

Finalmente, estas células no son sin razón llamadas "conserjes". En el foco de la inflamación, donde se produce la lucha contra un objeto dañino, no solo devoran microbios y otras partículas dañinas, sino que también se deshacen de los restos de otras células inmunes que murieron como resultado de la fagocitosis. Así, hay una “limpieza del territorio” de todo lo superfluo, para que luego los tejidos puedan cicatrizar mejor.

El contenido óptimo y la calidad del trabajo de los monocitos es lo que determina en gran medida el estado de nuestra salud. Es muy importante que estas células funcionen bien. Desafortunadamente, muchas enfermedades conducen a un cambio en el sistema monocito-macrófago, que se refleja en el bienestar de una persona y en el número de diagnósticos.

Para mantener el estado ideal del sistema inmunitario, así como para tratar enfermedades que ya han surgido, puede usar el medicamento Transfer Factor. Contiene moléculas informativas que "enseñan" a los linfocitos a funcionar correctamente y transmiten información sobre posibles agresores que el cuerpo humano puede encontrar durante toda la vida. Todo esto "descarga" los monocitos y los ayuda a trabajar mejor por el bien de su salud.

Pronóstico

La monocitosis en sí misma no es un indicador de pronóstico. El resultado está directamente determinado por la causa de la monocitosis. Por ejemplo, la monocitosis fisiológica en niños no afecta la esperanza de vida. Algunas enfermedades granulomatosas crónicas, en particular, la sarcoidosis, a veces incluso sin ningún tratamiento, terminan en remisión independiente. Las patologías oncohematológicas y la neutropenia hereditaria en niños, por el contrario, se caracterizan por un pronóstico desfavorable y una alta probabilidad de muerte.

Svetlana Borszavich

Médico general cardiologista, con trabajo activo en terapia, gastroenterología, cardiolgología, reumatología, inmunología con alergología.
Domina los métodos clínicos generales para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades del corazón, así como electrocardiografía, ecocardiografía, monitoreo del cólera en un ECG y monitoreo diario de la presión arterial.
El complejo de tratamiento desarrollado por el autor ayuda significativamente con las lesiones cerebrovasculares y los trastornos metabólicos en el cerebro y las enfermedades vasculares: hipertensión y complicaciones causadas por la diabetes.
El autor es miembro de la Sociedad Europea de Terapeutas, participante habitual en conferencias y congresos científicos en el ámbito de la cardiolgía y medicina general. Ha participado repetidamente en un programa de investigación en una universidad privada de Japón en el campo de la medicina reconstructiva.

Detonic