Torsión idiopática distonía tortícolis ¿Cuáles son los síntomas?

El nombre completo de la enfermedad, tortícolis espasmódica, proviene de la palabra latina tortus, que significa “retorcido”, y de la palabra collum, es decir, “cuello”.

La tortícolis se manifiesta en tales cambios en la posición del cuello:

Hay calambres de nódulos, trapecio y otros músculos. Típicamente, la curvatura es más notable en un lado debido a la posición específica de la cabeza.

La inclinación característica de la cabeza a menudo ocurre debido al componente tónico. Un ejemplo es la tortícolis, en la cual la cabeza se mueve de la oreja al hombro con un aumento en el tono de los músculos del cuello ipsolaterales.

Otro ejemplo es la tortícolis rotacional, en la cual la cabeza está parcialmente torcida a lo largo del eje longitudinal. Con anterocollis, la cabeza y el cuello se mantienen inclinados hacia adelante con un aumento en el tono de los músculos cervicales anteriores; Con retrocollis, la cabeza y el cuello están sobreextendidos con un aumento en el tono de los músculos cervicales posteriores.

No importa qué tipo de enfermedad prevalezca, todas son variedades de la misma condición. El término "tortícolis espasmódica" rara vez se utiliza entre algunos médicos, en cambio prefieren el término "distonía cervical". Se usa porque en algunos pacientes no hay movimientos de rotación de la cabeza o espasmos convulsivos, y solo hay un espasmo. A menudo hay una tortícolis de tipo combinado, es decir, con la presencia de varios tipos de diversos movimientos.

La tortícolis en sí misma no es un diagnóstico final, sino una condición que debe corregirse.

Distinguir tales tipos de tortícolis:

La tortícolis secundaria se asocia con cambios estructurales, es decir, cambios traumáticos o destructivos en los huesos y tejidos, además, diversas infecciones, tanto adquiridas como transmitidas de madre a hijo en el útero (por ejemplo, tuberculosis, sífilis, tienen una gran influencia en la ocurrencia de esta condición). , artritis, artrosis).

Causes

La distonía ocurre debido al daño a las neuronas del núcleo dentado del cerebelo y a las formaciones subcorticales del cerebro anterior. Las partes correspondientes del cerebro pueden verse afectadas por el cáncer o las infecciones.

La distonía de torsión familiar es un grupo de enfermedades hereditarias. Se heredan de forma autosómica (independientemente del género) y pueden actuar como un rasgo dominante o recesivo.

Como se mencionó, la distonía muscular primaria ocurre debido a una predisposición genética. La distonía secundaria en adultos puede ocurrir por las siguientes razones:

  • encefalitis;
  • tomando ciertos medicamentos;
  • enfermedades oncológicas;
  • parálisis cerebral;
  • Enfermedad de Getington;
  • esclerosis múltiple;
  • Enfermedad de Wilson-Konovalov.

La causa principal de la tortícolis es una violación de la función de los ganglios basales. El mecanismo de alteración es el siguiente: dado que los ganglios basales son parte del cerebro que producen los químicos necesarios para la correcta relación de los impulsos del cerebro y los músculos, la violación de su función conduce a una violación del tono muscular normal. Dichos músculos se vuelven excesivamente relajados o excesivamente tensos.

Uno de esos químicos es la acetilcolina. Los mediadores o agentes químicos secretados en los ganglios basales pasan a través de las vías nerviosas a músculos específicos, como los músculos del cuello. Los impulsos nerviosos demasiado frecuentes hacen que los músculos se contraigan de manera anormalmente fuerte, como resultado de lo cual se desarrolla la tortícolis espástica.

Otras causas de tortícolis espástica son:

  • traumatismo
  • estrés severo;
  • trastornos neurológicos causados ​​por enfermedades o diversos factores externos.

Aproximadamente el 50% de los pacientes con tortícolis espástica sufren antecedentes familiares de lesiones graves en la cabeza o las extremidades.

Los factores de riesgo para desarrollar tortícolis espástica son:

  • edad la ocurrencia más común de esta enfermedad en personas de 40 a 70 años;
  • piso; las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar esta condición;
  • historia familiar; un pariente cercano con tortícolis espástica es una probabilidad adicional de que la tendencia a la enfermedad se pueda heredar a otro miembro de la familia.

Un examen físico puede confirmar la presencia de distonía y tortícolis, sin embargo, si es necesario, el médico puede prescribir una serie de pruebas que determinan si los trastornos cerebrales están realmente presentes.

Los principales tipos de pruebas son:

  • prueba de sangre;
  • Análisis de orina;
  • Resonancia magnética;
  • EMG (electromiografía).

EMG ayuda a evaluar y diagnosticar trastornos musculares y nerviosos, y también puede ayudar a confirmar si un paciente tiene distonía cervical (tortícolis espástica) u otras afecciones patológicas.

La etiología y el mecanismo patogénico que produce distonía de torsión no se han estudiado hasta la fecha. Se conocen casos idiopáticos y sintomáticos de esta patología. Con el desarrollo de los estudios de genética molecular, se hizo evidente que la distonía de torsión idiopática es hereditaria.

Se obtuvieron datos sobre varios tipos de herencia: autosómica recesiva y autosómica dominante. Además, en el segundo caso, la enfermedad se manifiesta a una edad posterior y tiene un curso más leve. Al mismo tiempo, se describen variantes esporádicas en la literatura. Se observa distonía de torsión sintomática con tumores intracerebrales, corea de Huntington, encefalitis epidémica, enfermedad de Wilson, lesión cerebral traumática, parálisis cerebral.

Presumiblemente, la distonía de torsión se asocia con una violación del metabolismo de la dopamina. Al examinar a los pacientes, a menudo se detecta un nivel elevado de dopamina hidroxilasa en sangre. La teoría patogénica dominante es la idea de que los trastornos tónicos en esta enfermedad son causados ​​por un trastorno de la regulación subcortical.

¿Qué es la tortícolis? Signos y tipos de tortícolis

Por origen, la distonía muscular se divide en varios tipos:

  1. Distonía primaria. Combina formas hereditarias esporádicas (aleatorias) de la enfermedad. En la gran mayoría de los casos, no se detectan otros trastornos en los pacientes. La neuroimagen no detecta cambios patológicos en el cerebro. El desarrollo de la distonía primaria está determinado genéticamente, los factores externos solo pueden servir como provocadores del desarrollo de la enfermedad.
  2. Distonía secundaria. Su causa es un efecto patológico en el cerebro, por ejemplo, un tumor o trauma, que toma ciertas clases de drogas. Un ejemplo clásico son los antipsicóticos. Es característico de ella:
    • combinación con otros trastornos neurológicos;
    • la aparición de síntomas en reposo, y no solo cuando se mueve;
    • progresión rápida;
    • desarrollo temprano de una postura distónica fija;
    • La presencia de cambios estructurales en el cerebro durante la neuroimagen.
  3. La seudodistonia es cualquier enfermedad con manifestaciones patológicas que se asemeja a la distonía, por ejemplo, el síndrome de Sandifer (incluye tortícolis), el síndrome de Isaacs (incluye contracciones musculares involuntarias) y varios otros.

Según la localización del trastorno, se distinguen los siguientes tipos de distonía muscular:

  • focal: una forma local de distonía muscular, cuando un músculo o músculos vecinos están involucrados que realizan la misma función;
  • segmentario: al menos dos regiones vecinas del cuerpo están involucradas, por ejemplo:
    • hemidistonia: afectación de los músculos del brazo y la pierna en un lado;
    • multifocal: participación de varias áreas del cuerpo que están distantes entre sí;
  • generalizado: afecta a la mayoría de las áreas del cuerpo, por regla general, los músculos de las piernas y la espalda están involucrados.

La distonía generalizada, también conocida como torsión o distonía de torsión idiopática, es una enfermedad caracterizada por contracciones musculares dolorosas que afectan a la mayoría del cuerpo, lo que lleva a una distorsión incontrolada de la postura. Este tipo de distonía a menudo se encuentra en niños con inicio entre los 11 y los 12 años.

  • historia de nacimiento normal y las principales etapas de desarrollo;
  • herencia autosómica dominante;
  • la aparición de la enfermedad en la infancia;
  • El comienzo del desarrollo de la patología de las extremidades inferiores con la propagación.

La distonía también puede clasificarse como complejos de síntomas según sus características:

    El blefaroespasmo es un tipo de distonía que afecta el músculo circular del ojo. Por lo general, comienza con un parpadeo incontrolado, que se vuelve cada vez más intenso. Al principio, el blefaroespasmo afecta solo un ojo, y después de un tiempo, ambos. Un espasmo hace que los párpados se cierren involuntariamente. A veces una persona simplemente no puede abrir los ojos. Y aunque la visión en tal paciente puede ser normal, pero los párpados constantemente cerrados conducen a la ceguera funcional.

Blefaroespasmo: una forma de distonía muscular local.

Espasmo de escritura: un calambre en los músculos del brazo involucrado en la escritura.

La medicina moderna distingue muchas formas de distonía muscular, que difieren en características etiológicas, síntomas y manifestaciones.

Dependiendo de la edad del paciente, hay:

  • infante - desde el nacimiento hasta los 2 años;
  • guardería: en niños de 2 a 12 años;
  • adolescente: de 12 a 20 años;
  • edad joven - 20-40 años;
  • edad adulta: en personas mayores de 40 años.

Dependiendo de la manifestación, distinguen:

  • hipotensión, en la cual se observa debilidad muscular o su inmovilidad absoluta;
  • hipertonicidad, en la cual los músculos, por el contrario, están tensos, hasta una parálisis completa de los movimientos.

Dependiendo de la participación de partes del cuerpo en el proceso patológico, hay:

  1. 528 2 - Torsión idiopática distonía tortícolis ¿cuáles son los síntomas?Distonía focal. En este tipo de enfermedad, una violación del tono muscular se localiza en cierta parte del cuerpo. Dependiendo de la localización, se distinguen los subtipos de este tipo de distonía. Entonces, por ejemplo, con tortícolis, se observa una desviación de la cabeza o el cuello en cualquier dirección. Con blefaroespasmo, hay un movimiento continuo de la mandíbula inferior, parpadeo constante y muecas.
  2. Distonía multifocal. En este tipo de enfermedad, 2 o más partes del cuerpo están involucradas en el proceso patológico.
  3. La distonía generalizada se caracteriza por una alteración del tono muscular de todo el cuerpo o la mayor parte. Puede manifestarse en las posturas patológicas más inusuales, hasta arquear la columna vertebral.
  4. Hemidistonia Se caracteriza por la localización en un lado del cuerpo.
  5. La distonía segmentaria cubre 2 o más partes vecinas del cuerpo. Esta especie es más común en la edad adulta. Además, casi siempre su síntoma es el temblor de la cabeza.

Existen varios tipos de tortícolis, que incluyen:

Una condición rara que se diagnostica en menos del 2% de los pacientes. Causada por un trauma local en los tejidos blandos del cuello inmediatamente durante el parto o antes del parto. La vía de daño más común se debe a una lesión en el nacimiento del músculo esternocleidomastoideo, que produce fibrosis y espasticidad intrauterina. El hematoma también puede ocurrir con la consiguiente contractura muscular resultante.

Las principales causas de tortícolis congénita son:

  • fibrosis muscular;
  • síndrome intrauterino o perinatal;
  • cuello pterigoideo (anomalía del desarrollo muscular);
  • quistes
  • hiperplasia odontoidea;
  • anomalías vertebrales;
  • espina bífida;
  • hipertrofia muscular;
  • falta de músculos cervicales;
  • fracturas de clavícula;
  • Síndrome de Arnold-Chiari.

Alrededor del 20% de los niños con displasia congénita de cadera padecen tortícolis espástica.

La patogenia de la tortícolis adquirida depende del proceso subyacente de la enfermedad. Los calambres musculares que conducen a la torsión muscular pueden ser el resultado de un traumatismo o inflamación de los músculos cervicales, así como el resultado del daño a los nervios craneales debido a diversos procesos.

La tortícolis aguda es el resultado de una lesión cerrada en la cabeza y el cuello. Otras causas posibles: dormir en una posición incómoda, inflamación aguda de los músculos debido a estiramientos o hipotermia y ejercicio intenso. Esta condición puede desaparecer espontáneamente en unos pocos días o semanas. El desarrollo de tortícolis no está excluido debido al uso de ciertos medicamentos (por ejemplo, bloqueadores de los receptores tradicionales de dopamina, metoclopramida, fenitoína o carbamazepina).

Después de suspender el medicamento, la condición del paciente vuelve a la normalidad sin intervenciones o manipulaciones de terceros. La tortícolis aguda a veces ocurre antes que una crónica, o se vuelve crónica en caso de influencias externas adversas. La subluxación de Atlantis (subluxación de la cuarta vértebra cervical) es otra causa de tortícolis.

La tortícolis espasmódica idiopática es una forma progresiva crónica de tortícolis, clasificada como el punto focal de la distonía. Su etiología no está clara, aunque el daño cerebral talámico se considera la causa probable. Tiene un carácter adquirido, no traumático y se manifiesta en contracciones involuntarias tónicas o clónicas episódicas de los músculos del cuello. Los síntomas de este tipo de tortícolis duran más de 6 meses y conducen a una discapacidad somática y psicológica grave.

Síntomas comunes de tortícolis espástica

Los principales síntomas son:

  • postura corporal no natural;
  • cabeza sesgada de un lado;
  • giro explícito de la cabeza hacia la izquierda o hacia la derecha;
  • la inclinación de la barbilla al hombro;
  • inclina la oreja hacia el hombro;
  • dolor de cuello
  • dolor de hombro;
  • dolor de cabeza;
  • sobreesfuerzo de los músculos de la cara (máscara facial);
  • el insomnio.

El inicio de los síntomas de tortícolis generalmente ocurre a la edad de 30 a 50 años, pero no se excluye una manifestación anterior o posterior de la enfermedad. El desarrollo de tortícolis puede ser repentino o gradual. Las contracciones musculares involuntarias son dolorosas, porque la cabeza del paciente está constantemente en una posición antinatural. Con el enfoque terapéutico correcto, los músculos espásticos deben corregirse y la cabeza se endereza a una posición normal.

Etapas de la enfermedad.

La distonía muscular generalmente se desarrolla gradualmente y pasa por varias etapas:

  • Primera etapa: los síntomas aparecen solo después de un sobreesfuerzo nervioso y desaparecen por sí solos durante un período de calma;
  • 2da etapa: los síntomas comienzan a manifestarse durante cualquier actividad física, incluso durante el descanso;
  • 3ra etapa: los cambios físicos se vuelven muy notables;
  • Cuarta etapa: hay violaciones significativas de las habilidades motoras del cuerpo.
!  Agranulocitosis, ¿cuáles son estos síntomas, diagnóstico y tratamiento?

El concepto de distonía muscular en adultos y niños.

La distonía muscular es un trastorno motor en el que los músculos de una persona se contraen de manera incontrolable. Dichas contracciones hacen que la parte afectada del cuerpo haga movimientos repetidos o gire involuntariamente, lo que conduce a posturas fijas anormales. Por parte del movimiento, pueden parecerse a temblores. La distonía a menudo se ve exacerbada o exacerbada por la actividad física, y los síntomas pueden progresar a los músculos adyacentes.

La patología puede extenderse a una parte del cuerpo (distonía focal), dos o más partes adyacentes (distonía segmentaria), o todo el cuerpo (distonía general). Los calambres musculares, o calambres, son leves o severos. En este último caso, reducen significativamente la calidad de vida del paciente, evitando la implementación de tareas cotidianas.

El trastorno es hereditario o está causado por factores externos relacionados con el nacimiento, trauma físico, infección, intoxicación química o una reacción a los productos farmacéuticos, especialmente a los antipsicóticos. El tratamiento debe adaptarse estrictamente a las necesidades del individuo y puede incluir medicamentos orales, inyecciones de neurotoxina botulínica, fisioterapia u otras terapias de apoyo, así como procedimientos quirúrgicos como la estimulación cerebral profunda.

La distonía del recién nacido generalmente se divide en dos categorías, dependiendo de su causa: puede ser causada genéticamente (debido a una mutación en el gen DYT1) o debido a un traumatismo en el nacimiento, que conduce a la hipoxia (falta de oxígeno, que daña el cerebro) . La causa también puede ser una hemorragia en el cerebro de un recién nacido.

La distonía causada por una lesión de nacimiento se considera adquirida. Otras causas de distonía adquirida (secundaria) en los niños pueden ser infecciones, una reacción adversa a ciertos medicamentos, envenenamiento con menos frecuencia con plomo o monóxido de carbono. La distonía secundaria, como regla, afecta solo el área localizada del cuerpo. Idiopático (primario) puede afectar todas las partes del cuerpo del niño.

Además de los movimientos musculares incontrolados, otros síntomas de distonía en niños incluyen:

  1. Doblar una pierna. Exteriormente, puede parecer un movimiento desigual de las piernas mientras gatea el bebé. Tal condición a menudo conduce a una falta de equilibrio o una capacidad deteriorada para avanzar, complica el desarrollo de las habilidades de coordinación muscular.
  2. Calambres en las piernas. El niño será extremadamente sensible a cualquier tangente u otra forma de presión sobre el pie.
  3. Tensión en el cuello. Este síntoma persistente en el tiempo no permite que el niño gire la cabeza sin dolor. Tales sentimientos se desarrollan con mayor probabilidad si el niño sufre de estrés físico severo.
  4. Parpadeo incontrolado. Los ojos parpadean involuntariamente, afectando la claridad de visión del niño. Cierre intenso frecuente del párpado>

La intensidad de estos síntomas puede variar a lo largo del día y, con un crecimiento excesivo, puede provocar daños físicos graves. Los síntomas generalmente afectan solo un lado del cuerpo y se estabilizan durante cinco años. Sin embargo, los accidentes y las lesiones contribuyen a una mayor progresión de las manifestaciones distónicas.

Las razones para el desarrollo de la distonía muscular en los recién nacidos también pueden ser una predisposición genética. Sin embargo, a menudo esta patología tiene una naturaleza secundaria, debido a las siguientes razones:

  • riesgo de aborto espontáneo durante el embarazo;
  • fumar y beber durante el embarazo;
  • polihidramnios durante el embarazo;
  • parto rápido o prolongado;
  • hipoxia fetal crónica;
  • sangrado durante el parto;
  • parto por cesárea;
  • patología del embarazo;
  • nacimiento y otras lesiones;
  • intoxicación del cuerpo;
  • enfermedades del cerebro, corazón y vasos sanguíneos de naturaleza infecciosa.

La distonía en los niños puede manifestarse de la misma manera que en los adultos. Los siguientes síntomas deben alertar a los padres y servir como la razón para contactar al pediatra y luego al neurólogo:

  • sacudidas periódicas involuntarias de las extremidades;
  • preservación a largo plazo de la postura del embrión después del nacimiento;
  • posición patológica incorrecta de los pies;
  • reversión patológica del cuerpo;
  • caminar sobre los dedos de los pies;
  • giro de las manos;
  • La incapacidad de sostener cualquier objeto.

En casos avanzados, es posible una violación completa de la actividad motora, hasta la imposibilidad de incluso los movimientos más simples.

Causas de la enfermedad en adultos.

Además, según el tipo de distonía, se pueden unir los siguientes síntomas:

  • dolor muscular;
  • temblor de cabeza y / o manos;
  • movimiento constante de la mandíbula inferior;
  • entrecerrar los ojos;
  • inclina tu cabeza hacia un lado;
  • espasmos asfixiantes;
  • una voz hueca y tensa;
  • impedimento del habla;
  • posturas patológicas, como torcer los pies o curvar la columna vertebral.

Tipos y síntomas de tortícolis espástica

Los síntomas de la distonía muscular difieren según el tipo y la gravedad. En la mayoría de los casos, la distonía hace que el paciente permanezca en una posición anormal, especialmente durante el movimiento. Muchos pacientes se quejan de dolor constante, calambres y calambres persistentes debido a contracciones musculares involuntarias.

  • pérdida de coordinación muscular clara (a veces esto se manifiesta en una disminución en la calidad de la escritura, lesiones menores frecuentes en las manos y pérdida de objetos);
  • dolores convulsivos;
  • temblor (temblor)

El dolor muscular y los calambres son característicos en respuesta a cargas muy leves, como sostener un libro y pasar las páginas. La tensión o la fatiga pueden desencadenar síntomas o empeorarlos. Algunos tipos de distonía ocurren solo durante acciones repetidas, por ejemplo, al escribir o tocar un determinado instrumento musical (espasmo de escritura del pincel).

Los síntomas de distonía que ocurrieron en la infancia con respecto a la pierna o el brazo cubren rápidamente otras partes del cuerpo. Sin embargo, después de la adolescencia, la tasa de progresión tiende a disminuir. Cuando la distonía aparece por primera vez después de los 21 años, generalmente comienza en la parte superior del cuerpo (el cuello, el brazo o la cara) y se caracteriza por un desarrollo lento de los síntomas. La distonía, que ocurre por primera vez en la vejez, sigue siendo local o segmentaria.

La manifestación de ciertos síntomas depende de la ubicación del daño, por ejemplo:

  • La distonía cervical provoca contracciones de los músculos del cuello, lo que hace que la cabeza gire hacia un lado, se incline hacia adelante o hacia atrás, lo que a menudo causa dolor;
  • el blefaroespasmo suele ser indoloro, pero se acompaña de ojos secos y puede intensificarse con luz brillante, durante situaciones estresantes o al interactuar con personas;
  • La distonía oromandibular se caracteriza por dificultad para hablar, la presencia de salivación y dificultad para masticar o tragar. Los síntomas de la forma oromandibular son dolorosos ya menudo combinados con tortícolis o blefaroespasmo;
  • La distonía laríngea modifica el sonido de la voz de un paciente, puede volverse grosero o susurrar.

Los síntomas mejoran enormemente cuando se usa la extremidad afectada, especialmente en el caso de la distonía local. En otras partes del cuerpo, se puede observar un "efecto espejo" cuando la acción de la mano derecha causa dolor y calambres no solo en sí mismo, sino también en la mano izquierda y las piernas que no estuvieron involucradas en el movimiento. El estrés, la ansiedad, la falta de sueño, la actividad prolongada y las bajas temperaturas pueden agravar los síntomas.

Los síntomas directos pueden estar acompañados de efectos secundarios de la actividad muscular y cerebral continua, que incluyen:

  • trastornos del sueño;
  • agotamiento;
  • cambios de humor;
  • estrés neuropsíquico;
  • atención distraída
  • visión borrosa;
  • problemas digestivos
  • temperamento

Las personas con distonía son propensas a la depresión. Esto se ve facilitado por el estrés causado por dificultades significativas con la adaptación debido a una discapacidad progresiva. Los efectos secundarios del tratamiento y los medicamentos también pueden causar problemas en las actividades diarias.

En algunos casos, después de la progresión de los síntomas, se produce el llamado efecto de meseta (estabilización), que dura muchos años. A veces, los signos de la enfermedad desaparecen por completo. El desarrollo de la enfermedad puede ser inhibido por el tratamiento y los cambios adaptativos en el estilo de vida, mientras que ignorar los síntomas se agrava peligrosamente.

La distonía de torsión se caracteriza por contracciones tónicas prolongadas de los músculos de la cabeza, tronco, cuello, hombros y cintura pélvica, atetosis (movimientos involuntarios) de los dedos.

La amplitud y el número de contracciones musculares involuntarias sigue siendo inestable.

Varía mucho según el estado físico y emocional del paciente, así como su postura.

La ciencia médica moderna distingue formas individuales de distonía de torsión:

  • Forma rígida Sus síntomas: un cambio desigual en el tono muscular, como resultado de lo cual el cuerpo gira bruscamente alrededor de su eje longitudinal o se dobla bruscamente hacia un lado. Las posturas patológicas son fijas. La cabeza también gira hacia los lados.
  • Forma diaponico-hipercinética. Esta forma se caracteriza por el hecho de que la hipercinesis comienza con las extremidades. Esto es seguido por contracciones involuntarias de los músculos del cuello, lo que conduce al cigüeñal, y finalmente causa hipertrofia muscular en esta parte del cuerpo.

La distonía de torsión debe distinguirse de las enfermedades cuyos síntomas pueden ser muy similares.

Estos incluyen distrofia hepatocerebral, en la que se observan cambios psíquicos y alteración del metabolismo del cobre, corea de Hertington, que también se caracteriza por una violación de la actividad mental, e histeria, en la que hay hipercinesia, pero la hipercinesia histérica no afecta a los músculos del tronco. También es posible confundir la distonía de torsión familiar con secundaria.

Los criterios para hacer dicho diagnóstico son la aparición de hipercinesia, que persiste durante mucho tiempo y se intensifica durante las experiencias emocionales, pero desaparece durante el sueño.

Es importante que no haya síntomas característicos de las desviaciones mentales y psicológicas, que también pueden causar convulsiones e hipercinesia.

Para hacer un diagnóstico final, se realizan electromiografía, electroencefalografía (estudio de la actividad eléctrica en los músculos y el cerebro, respectivamente), y la resonancia magnética del sistema nervioso central.

  1. Congénito
  1. Adquirido
  1. Shar torticollis
  1. Idiopático

Como regla general, la distonía de torsión debuta de espasmos focales tónicos que ocurren periódicamente, que se observan principalmente cuando el grupo muscular es propenso a la distonía. Por ejemplo, al comienzo de su desarrollo, el espasmo de escritura aparece solo durante la escritura. Las contracciones espásticas involuntarias corresponden a actos motores no controlados (hipercinesia).

El patognomónico es un cambio en la intensidad de las posturas espásticas y los actos motores involuntarios de acuerdo con la actividad funcional y la posición del cuerpo, así como el estado emocional del paciente. Los movimientos del cuerpo en sacacorchos se notan principalmente al caminar, hipercinesia de las extremidades, cuando se intenta realizar una acción específica.

Durante el sueño, se observa la desaparición de todas las manifestaciones patológicas tónicas y la hipercinesia. Se observa la capacidad de los pacientes para adaptarse a los trastornos motores que han surgido, reducir temporalmente la gravedad de la hipercinesis, mantener el autocuidado y producir actos motores complejos (por ejemplo, la danza).

Las contracciones musculares frecuentes pueden causar el desarrollo de su hipertrofia, espasmo prolongado: reemplazo del tejido conectivo del tejido muscular con la formación de acortamiento muscular y una disminución persistente de su capacidad para estirarse. Una posición forzada prolongada de una extremidad con espasmo muscular conduce a procesos distróficos en los tejidos articulares y la formación de contracturas articulares.

En algunos casos, la distonía de torsión comienza con formas locales, que gradualmente se transforman en una versión generalizada. Este último se caracteriza por una marcha pretenciosa con balanceo, adopción periódica de una postura anormal y congelación. En algunos pacientes, la enfermedad tiene un curso estable con la preservación de manifestaciones locales aisladas y sin generalización del proceso distónico. Un curso similar se observa principalmente en casos de debut tardío (en el período de 20 a 40 años).

Causas de tortícolis espástica, factores de riesgo, diagnóstico.

El diagnóstico y tratamiento de la distonía muscular es realizado por un neurólogo. El médico se familiariza con el historial médico, entrevista al paciente sobre sus síntomas y lo examina. Para determinar la causa raíz de la enfermedad, se pueden requerir tales estudios:

  • análisis de sangre y orina para detectar toxinas;
  • estudios de imágenes - MRI o CT - que revelen patologías cerebrales como tumores, lesiones o signos de un accidente cerebrovascular;
  • La electromiografía (EMG) es un método para medir la actividad eléctrica en los músculos. Se colocan sensores eléctricos en el área de los músculos afectados, que demuestran señales nerviosas pulsantes transmitidas a los músculos, incluso cuando están en reposo;

Electromiografía: medición de la actividad eléctrica en músculos en reposo

Electroencefalografía: un control de la actividad bioeléctrica del cerebro.

Un diagnóstico preciso puede resultar difícil debido a la variedad de manifestaciones del trastorno. A menudo se diagnostica erróneamente al paciente con un trastorno similar o relacionado, que incluye enfermedad de Parkinson, temblor esencial, síndrome del túnel carpiano, disfunción de la articulación de la mandíbula, síndrome de Tourette, trastorno de conversión u otros trastornos del movimiento neuromuscular.

En el estado neurológico, la rigidez de los grupos musculares individuales es notable con la preservación de los reflejos tendinosos, la ausencia de una disminución en la fuerza muscular y trastornos sensibles; Seguridad intelectual y mnástica de los pacientes.

La principal tarea de diagnóstico para un neurólogo es la diferenciación de la distonía de torsión idiopática de los síndromes distorsionales de torsión secundarios. Estos últimos suelen ir acompañados de distonía concomitante con síntomas de daño al sistema nervioso, trastornos autonómicos, trastornos del sueño, etc. En términos de diagnóstico diferencial, se realizan REG o USDG de los vasos de la cabeza, EEG, Echo-EG, CT o MRI del cerebro.

La distonía de torsión se diferencia de la distrofia hepatocerebral en la ausencia de depósitos de pigmento en la córnea (anillo de Kaiser-Fleischer), daño hepático y disminución de la ceruloplasmina en sangre. De encefalitis epidémica: la ausencia de un período agudo y manifestaciones de encefalitis como una violación de la convergencia y la diplopía, alteraciones del sueño, disfunción autonómica, etc.

Tratamiento de la distonía de torsión

Debido al hecho de que la etiología y la patogénesis de la distonía no se comprenden bien, el tratamiento sigue siendo exclusivamente sintomático. Los principales métodos de tratamiento son médicos y quirúrgicos. El médico selecciona la opción deseada según el tipo de distonía y su gravedad.

El método de elección suele ser la relajación de los músculos patológicamente tensos mediante la introducción de toxina botulínica tipo A en ellos (Botox o Xeomin). La toxina se inyecta en el músculo afectado. Allí, bloquea la acción de la acetilcolina, un neurotransmisor que causa contracciones musculares. La inyección debe repetirse cada tres o cuatro meses.

Posibles opciones de medicamentos que ayudan a reducir las señales de sobreexcitación que provienen del cerebro y hacen que los músculos se contraigan en exceso:

  1. Carbidopa / Levodopa. Esta combinación de fármacos antiparkinsonianos aumenta el nivel del neurotransmisor dopamina (dopamina). La dopamina se sintetiza en ciertas células cerebrales que controlan la actividad muscular. Los trastornos del movimiento también se consideran una consecuencia de la deficiencia de dopamina.
  2. Trihexifenidilo (Ciclodol), Benzatropina (Cohentin), Biperiden (Akineton). Estos medicamentos son anticolinérgicos de acción central y afectan a otros neurotransmisores. Se usan para prevenir los efectos secundarios extrapiramidales de los antipsicóticos. Los efectos secundarios de los anticolinérgicos en sí mismos pueden incluir pérdida de memoria, visión borrosa, somnolencia, boca seca y estreñimiento.
  3. Tetrabenazina (Xenazina, Normokinestin). Este medicamento pertenece al grupo de medicamentos neurotrópicos, su acción está dirigida a bloquear la dopamina y reducir la gravedad de los síntomas de movimientos excesivos. Los efectos secundarios pueden incluir sedación, nerviosismo, depresión o insomnio.
  4. Diazepam (Valium), Clonazepam (Klonopin), Baclofen (Lyorezal). Estas drogas antiepilépticas psicoactivas relajan los músculos y alivian los calambres. Los efectos secundarios están representados por somnolencia, mareos, disminución de la concentración de la atención.
  5. Pantogam, Hopantam (ácido hopanténico). Los fármacos nootrópicos y hamkergic mejoran los procesos metabólicos en el cerebro, su resistencia a la hipoxia, tienen un efecto anticonvulsivo y reducen la excitabilidad motora.

Se usan varios métodos para tratar la distonía de torsión, desde ejercicios terapéuticos hasta intervenciones quirúrgicas en las estructuras del cerebro.

  • Fisioterapia Con la distonía de torsión, es importante enseñar al paciente a relajar los músculos y detener la hipercinesia (movimientos patológicos involuntarios), así como a normalizar la respiración y mejorar la capacidad de apoyo para evitar accidentes asociados con la caída del paciente. Para esto, se utilizan diversas formas de masaje, destinadas a relajar el entrenamiento autógeno y el entrenamiento con pesas.
  • Tratamiento farmacológico. Se utilizan sustancias medicinales que afectan el funcionamiento del sistema nervioso: antipsicóticos, anticolinérgicos, glucocorticoides, anticonvulsivos y vitaminas B.
  • Estimulación eléctrica de formaciones subcorticales. Esta técnica es la más moderna y progresiva. Los electrodos se implantan en las áreas afectadas del cerebro, que actúan con impulsos débiles de corriente eléctrica en los centros responsables de los impulsos patológicos. La actividad del área afectada se suprime gracias a estos impulsos. La desventaja de tales operaciones es su complejidad, así como la inaccesibilidad y el alto costo resultante de ello. Lo más difícil es detectar las áreas afectadas que se verán afectadas.
  • Intervención quirúrgica. Las operaciones se llevan a cabo con el objetivo de destruir las estructuras responsables de los impulsos patológicos. Como en el caso de la estimulación eléctrica, el médico debe determinar con precisión la ubicación de la zona patológica. Para hacer esto, debes usar una guía estereotáctica.

La distonía muscular, aunque es una enfermedad grave, no es inútil.

El tratamiento farmacológico implica el uso de medicamentos que pueden afectar a los neurotransmisores. Para este propósito, aplique:

  1. Drogas dopaminérgicas (tetrabenazina, levodopa). Estas drogas afectan los sistemas de dopamina y neurotransmisteteradopamina involucrados en la función muscular.
  2. Anticolinérgicos (trihexifenidilo, benztropina). Estas drogas bloquean la acción de la acetilcolina, que es un neurotransmisor.
  3. GAB Medicamentos alérgicos (diazepam, baclofeno, clonazepam, lorazepam). Este grupo de medicamentos regula el neurotransmisor GABA.

Detonic - un medicamento único que ayuda a combatir la hipertensión en todas las etapas de su desarrollo.

Detonic para normalización de presión

El complejo efecto de los componentes vegetales de la droga. Detonic en las paredes de los vasos sanguíneos y el sistema nervioso autónomo contribuyen a una disminución rápida de la presión arterial. Además, este medicamento previene el desarrollo de la aterosclerosis, gracias a los componentes únicos que intervienen en la síntesis de lecitina, un aminoácido que regula el metabolismo del colesterol y evita la formación de placas ateroscleróticas.

Detonic Síndrome de abstinencia y no adictivo, ya que todos los componentes del producto son naturales.

Información detallada sobre Detonic se encuentra en la página del fabricante www.detonicnd.com.

Terapia botulínica

Esta técnica implica la inyección de toxina botulínica, que en pequeñas dosis puede prevenir las contracciones musculares. Esto provoca una mejora temporal en la condición, con la desaparición de posturas patológicas anormales y movimientos involuntarios. El efecto después de la administración del medicamento se desarrolla en unos pocos días y puede durar varios meses.

Este tipo de tratamiento se prescribe si los medicamentos no son lo suficientemente efectivos o si no es posible tomarlos debido a los efectos secundarios pronunciados. El procedimiento implica la implantación de pequeños electrodos en ciertas partes del cerebro que controlan las funciones motoras.

El ejercicio terapéutico

Este tipo de terapia es un tratamiento integral obligatorio. Los tipos de ejercicios y el curso del tratamiento se seleccionan en cada caso individualmente, según el tipo y la gravedad de la distonía muscular.

Masaje

El masaje es un componente muy importante del complejo tratamiento de la enfermedad, especialmente en la infancia. Es importante que solo un especialista lo realice, para no dañar la salud y no agravar la enfermedad.

Fisioterapia

Los métodos fisioterapéuticos casi siempre se utilizan en el tratamiento complejo de la distonía. Especialmente en la práctica de los niños. Puede asignarse:

  • terapia de ultrasonido;
  • electroforesis;
  • magnetoterapia;
  • hidroterapia;
  • tratamiento de lodo;
  • terapia de calor

Además del tratamiento principal, que tiene un efecto positivo en el proceso de curación y la normalización del tono muscular, se pueden recetar los siguientes:

  • acupuntura
  • osteopatía
  • terapia de piedra;
  • hirudoterapia, etc.

De manera operativa, la distonía muscular se trata solo si los métodos de terapia restantes son ineficaces.

¿Curar la artrosis sin medicación? Es posible!

¡Obtenga un libro gratis, un plan paso a paso para restaurar la movilidad de las articulaciones de la rodilla y la cadera para la artrosis, y comience a recuperarse sin costosos tratamientos y cirugía!

¿Qué medicamentos se recomiendan para el cigüeñal espástico?

Mejor conocido como Botox en rejuvenecimiento cosmético. El medicamento puede inyectarse en los músculos más apretados para causar parálisis temporal. La duración del medicamento es de aproximadamente 4 meses.

  • Medicamentos para la enfermedad de Parkinson

Estos medicamentos ayudan a reducir los temblores y se pueden combinar con inyecciones de botulina.

Cuando el estrés es un factor que aumenta la frecuencia y la fuerza de los calambres, se usan medicamentos como valium, ativan y clonazepam.

Cirugía Si los medicamentos enumerados anteriormente no pueden aliviar los síntomas, se puede recomendar la cirugía.

Se pasa un pequeño electrodo al cerebro, este electrodo está conectado a una fuente de energía subcutánea de baja potencia en el área del pecho. Tal manipulación puede ayudar a cambiar las señales que los músculos del cuello reciben del cerebro, este efecto puede reducir las contracciones involuntarias.

Influencia en los nervios y las fibras musculares para interrumpir las señales y eliminar la respuesta muscular al impulso. Los calambres intensos se alivian de esta manera.

Tratamientos auxiliares para tortícolis espástica

Los ejercicios y varios complejos para la relajación muscular tienen un efecto positivo sobre el estado del sistema nervioso y los músculos, además, la fisioterapia mejora el efecto de las drogas.

El estrés y la ansiedad pueden exacerbar los síntomas, por lo que los pacientes deben aprender a lidiar con el estrés por su cuenta.

  • descanso activo y pasivo;
  • buen sueño
  • buena nutrición
  • métodos organolépticos de tratamiento;
  • acupuntura
  • masaje
  • meditación
  • uso de muebles especiales;
  • uso de ropa especial (collares, grapas).

En la terapia conservadora, los medicamentos se usan para tratar el parkinsonismo: un inhibidor combinado de la descarboxilasa levodopa carbidopa, trihexifenidilo anticolinérgico y dietazina, triperideno, selegilina, bromocriptina; antiespasmódicos de acción central (difeniltropina); a-DOPA en pequeñas dosis; tranquilizantes (diazepam);

El tratamiento quirúrgico lo lleva a cabo un neurocirujano y está indicado para la progresión de la distonía y la discapacidad. Se realiza la destrucción estereotáctica combinada de las estructuras subcorticales basales, la zona subtalámica y el núcleo talámico ventrolateral. En las variantes locales de distonía, la destrucción se lleva a cabo contramuscularmente.

En la versión generalizada, por regla general, el tratamiento quirúrgico se lleva a cabo en 2 etapas: primero, lo opuesto a los síntomas más pronunciados y después de 6-8 meses. - en el segundo lado. Si la rigidez se expresa simétricamente, primero se opera el hemisferio dominante. En el 80% después de la cirugía se observa una mejora significativa en el estado de los pacientes, que en el 66% de los casos persiste durante muchos años.

Pronóstico y posibles complicaciones

Dependiendo del tipo de distonía, las complicaciones pueden incluir:

  • discapacidad física;
  • ceguera funcional;
  • dificultad con el movimiento de la mandíbula, la deglución o el habla;
  • dolor y fatiga debido a la constante contracción muscular;
  • depresión, nerviosismo y exclusión social.

El pronóstico para los pacientes con distonía depende de la forma y la gravedad del trastorno, pero muchos pacientes pueden llevar una vida normal ajustando sus actividades. La distonía es impredecible y los síntomas pueden cambiar con el tiempo. La remisión es posible, pero rara.

Prevención

La distonía primaria no se puede prevenir, aunque los científicos están buscando activamente posibles formas de prevenirla. Por ejemplo, se está realizando investigación genética para obtener nueva información sobre formas hereditarias de distonía.

Seguir los hábitos de un estilo de vida saludable y tomar medidas para prevenir un derrame cerebral, evitar drogas y toxinas dañinas puede ayudar a prevenir formas secundarias de distonía.

Muchos tipos de distonía afectan la movilidad, la postura, el equilibrio, la resistencia y la capacidad de realizar tareas cotidianas. Actualmente, no existen métodos efectivos para la prevención de enfermedades o agentes que retrasen la progresión de la patología. Las inyecciones de toxina botulínica son a menudo el tratamiento sintomático más efectivo para la distonía focal.

El pronóstico para la distonía de torsión hereditaria es desfavorable. La enfermedad progresará lentamente durante muchos años.

En ausencia de tratamiento, alrededor de los cuarenta años de edad, se desarrollan enfermedades intercurrentes que conducen a la muerte.

Si la distonía de torsión es consecuencia de otra enfermedad (por ejemplo, cáncer de cerebro), entonces el pronóstico depende del curso de la enfermedad.

Si la familia del niño desarrolla síntomas de distonía de torsión, se debe abandonar la procreación adicional. También para la prevención debe usar vitaminas del grupo B.

Hay alimentos que contienen grandes cantidades de vitaminas B, especialmente B1 y B6, que son necesarias para el funcionamiento normal del sistema nervioso. Estas son legumbres, nueces, trigo sarraceno, maíz, carne de res, repollo, huevos.

Por lo tanto, la distonía de torsión es una enfermedad en la cual los músculos del tronco, el cuello y las extremidades se contraen involuntariamente, girando el cuerpo alrededor de su eje. La causa de la enfermedad es un mal funcionamiento en ciertas partes del cerebro. El pronóstico en ausencia de tratamiento es desfavorable. Para el tratamiento de la enfermedad, se usa un complejo de medidas, que incluyen ejercicios, tomar medicamentos e intervención quirúrgica.

Médico general cardiologista, con trabajo activo en terapia, gastroenterología, cardiolgología, reumatología, inmunología con alergología.
Domina los métodos clínicos generales para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades del corazón, así como electrocardiografía, ecocardiografía, monitoreo del cólera en un ECG y monitoreo diario de la presión arterial.
El complejo de tratamiento desarrollado por el autor ayuda significativamente con las lesiones cerebrovasculares y los trastornos metabólicos en el cerebro y las enfermedades vasculares: hipertensión y complicaciones causadas por la diabetes.
El autor es miembro de la Sociedad Europea de Terapeutas, participante habitual en conferencias y congresos científicos en el ámbito de la cardiolgía y medicina general. Ha participado repetidamente en un programa de investigación en una universidad privada de Japón en el campo de la medicina reconstructiva.

Detonic