Hipoplasia de la arteria vertebral: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Dado que la hipoplasia suele ser una enfermedad congénita, las principales causas que la causan están asociadas con un embarazo inadecuado. Provocar el desarrollo de la patología puede:

  • heridas y caídas de la futura madre;
  • el uso de varias drogas que afectan el desarrollo del embrión;
  • beber y fumar por una mujer embarazada;
  • enfermedades infecciosas;
  • envenenamiento
  • factor hereditario

kurenie pri beremennosti - hipoplasia de la arteria vertebral - síntomas, diagnóstico y tratamiento

Fumar durante el embarazo

Síntomas y tratamiento de la hipoplasia de la arteria vertebral izquierda.

Desafortunadamente, es imposible deshacerse de la hipoplasia arterial al 100%. En algunos casos, se realiza una operación, pero también le permite lograr solo una compensación temporal del flujo sanguíneo. Como regla general, la terapia conservadora se usa primero. Los médicos recomiendan pacientes con hipoplasia:

  • tomar una cantidad de drogas;
  • tomar cursos de procedimientos fisioterapéuticos (terapia de corriente eléctrica, magnetoterapia, etc.);
  • asistir a fisioterapia>magnitoterapiya 1 - Hipoplasia de la arteria vertebral - síntomas, diagnóstico y tratamiento

Como agentes médicos, al paciente se le pueden recomendar medicamentos que pueden dilatar los vasos sanguíneos (Actovegin, Cavinton), medicamentos nootrópicos y neuroprotectores (Glicina, Mexidol); pueden mejorar significativamente todos los procesos metabólicos que ocurren en el tejido cerebral. Si el paciente se queja de mareos, se le recetará un medicamento como Betagistin o similares.

glitsina - hipoplasia de la arteria vertebral - síntomas, diagnóstico y tratamiento

El tratamiento quirúrgico de la hipoplasia se lleva a cabo solo si la luz de la arteria es extremadamente pequeña y el cerebro carece de sangre. La operación se realiza endovascular o abierta. Para restablecer el flujo sanguíneo, se utilizan endoprótesis, angioplastia, y una sección deformada de la arteria también se puede extraer y reemplazar con una prótesis.

hirurgicheskoe lechenie gipoplazii - Hipoplasia de la arteria vertebral - síntomas, diagnóstico y tratamiento

Tratamiento quirúrgico de la hipoplasia.

Con esta enfermedad, los pacientes exhiben diferentes síntomas para determinar el lugar del dolor, su intensidad y el grado general de subdesarrollo de la arteria vertebral izquierda. Y lo más frecuente es que el paciente reciba este diagnóstico durante los exámenes de rutina.

Como no hay síntomas claros de hipoplasia de la arteria vertebral izquierda, los signos que se tienen en cuenta al establecer un diagnóstico son los siguientes:

  • mareos, dolor de cabeza, crisis nerviosas;
  • percepción espacial borrosa;
  • presión arterial alta sin causa frecuente;
  • violación de las habilidades motoras finas de las manos;
  • muy baja sensibilidad de las extremidades superiores e inferiores;
  • parálisis de extremidades, paresia;
  • alucinaciones
  • marcha lenta con pérdida de coordinación y orientación en el espacio.

El paciente constantemente tropieza con algo, con ganas de montar un carrusel rápido, que también es un signo de hipoplasia de la arteria vertebral izquierda. Y con la edad, todo empeora.

Alrededor del 12% de la población estudiada sufre de hipoplasia. Al mismo tiempo, una parte importante de ellos, incluso en la infancia, se adapta rápidamente a los problemas de flujo sanguíneo insuficiente, lo que ayuda durante mucho tiempo. Muy a menudo, la enfermedad se manifiesta solo en la vejez, y algunos no se molestan hasta el final de la vida.

La terapia conservadora y el tratamiento quirúrgico se usan para tratar la hipoplasia de la arteria vertebral.

La terapia conservadora para la hipoplasia arterial se basa en el uso de medicamentos que dilatan los vasos sanguíneos, mejoran la nutrición del cerebro y alteran las propiedades de la sangre.

Pero la patología orgánica con hipoplasia arterial no se puede eliminar solo con métodos conservadores. La terapia tiene como objetivo mejorar la calidad de vida del paciente, eliminar muchos síntomas, eliminar los mareos y el dolor de cabeza.

Medicamentos utilizados en el tratamiento de la hipoplasia arterial: trental, cerebrolisina, vinpocetina, ceraxon, tiocetam, actovegin, cinnarizina, anticoagulantes.

Si las manifestaciones patológicas de la hipoplasia arterial no se compensan con los efectos de los agentes terapéuticos y los síntomas patológicos aumentan, está indicado el tratamiento quirúrgico.

La cirugía es la única salida en el tratamiento de la hipoplasia de la arteria vertebral si las causas y consecuencias de la enfermedad entran en una etapa grave.

Hay dos formas de tratamiento quirúrgico de la hipoplasia de la arteria vertebral.

Cirugía endovascular, durante la cual se inserta un expansor o un stent en el lumen de un vaso patológicamente estrechado. A menudo, esta operación se realiza junto con un procedimiento de diagnóstico: angiografía.

La operación consiste en introducir un catéter con una bola al final en un vaso patológicamente estrecho. Al inflar este aerosol puede aumentar la luz de la arteria, mejorando el flujo sanguíneo en ella.

Muy a menudo, la angioplastia se realiza junto con la estenosis arterial.

Detonic - un medicamento único que ayuda a combatir la hipertensión en todas las etapas de su desarrollo.

Detonic para normalización de presión

El complejo efecto de los componentes vegetales de la droga. Detonic en las paredes de los vasos sanguíneos y el sistema nervioso autónomo contribuyen a una disminución rápida de la presión arterial. Además, este medicamento previene el desarrollo de la aterosclerosis, gracias a los componentes únicos que intervienen en la síntesis de lecitina, un aminoácido que regula el metabolismo del colesterol y evita la formación de placas ateroscleróticas.

Detonic Síndrome de abstinencia y no adictivo, ya que todos los componentes del producto son naturales.

Información detallada sobre Detonic se encuentra en la página del fabricante www.detonicnd.com.

Svetlana Borszavich

Médico general cardiologista, con trabajo activo en terapia, gastroenterología, cardiolgología, reumatología, inmunología con alergología.
Domina los métodos clínicos generales para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades del corazón, así como electrocardiografía, ecocardiografía, monitoreo del cólera en un ECG y monitoreo diario de la presión arterial.
El complejo de tratamiento desarrollado por el autor ayuda significativamente con las lesiones cerebrovasculares y los trastornos metabólicos en el cerebro y las enfermedades vasculares: hipertensión y complicaciones causadas por la diabetes.
El autor es miembro de la Sociedad Europea de Terapeutas, participante habitual en conferencias y congresos científicos en el ámbito de la cardiolgía y medicina general. Ha participado repetidamente en un programa de investigación en una universidad privada de Japón en el campo de la medicina reconstructiva.

Detonic